5 poderosas oraciones de buenos días y agradecimiento

5 poderosas oraciones de buenos dias y agradecimiento

No hay una mejor forma de comenzar el día que agradeciendo al Padre Creador por despertarnos, pues así nos conectamos con Él y logramos tener durante todo el día sus bendiciones. Si te interesa saber cómo puedes hacer una hermosa plegaria, no desesperes, pues aquí te decimos.

Índice()
  1. 5 oraciones de buenos días a Dios
  2. ¿Por qué debemos dar los Buenos días a Dios?

5 oraciones de buenos días a Dios

Muchas personas piensan que hacer una oración de buenos días a Dios Padre es algo difícil, pero la verdad no es así. Porque al Creador lo que le importa es que nuestras palabras salgan del corazón. En esta ocasión, te mostraremos 5 plegarias de buenos días y agradecimiento, presta atención:

Oh, Padre supremo, creador del cielo y la tierra,

primeramente en este día vengo a agradecerte que

no se te olvido despertarme,

no se te olvido bendecirme con salud.

 

Pues al despertar pude ver el brillo del sol,

pude escuchar el sonido de los animales,

pude sentir el frío de la mañana.

Así que por todo esto te agradezco, mi Dios.

 

Gracias por brindarme diariamente un techo

para cobijarme, gracias por poner los alimentos

que tanto necesito en mi mesa, gracias por

darme el agua que sacia mi sed.

Por ello y mucho más, gracias.

 

Amén.

 

Buenos días, Padre, buenos días,

al despertarme lo primero que puedo

hacer es agradecerte,

pues debido a ti tengo vida y salud.

 

Además, en tu inmensa misericordia

me bendices a mí y a mi familia,

ya que tenemos alimentos para comer,

ropa para vestir y agua para beber.

 

Tú eres el proveedor de mi casa,

por ello nunca me falta nada.

Cuidas a mi familia en los deberes que afrontamos

diariamente, y los guías por las sendas del bien.

 

Permites que salgan y vengan con tu protección,

ya que todo aquel que está contigo no tiene

nada que temer. Los mantienes alejados del maligno,

pues eres luz que ilumina en las penumbras.

Así que por todo esto, no puedo hacer otra cosa

más que agradecerte, Padre.

 

Pues eres tan misericordioso,

me curaste cuando estaba enfermo,

me sostuviste cuando creí que caería en el vacío.

Por esto, hoy día no tengo que temer,

ya que sé que Tú siempre estarás a mi lado.

 

Gracias de nuevo, Padre,

la verdad no me cansaré de agradecerte,

pues confío que tu amor nunca me abandonará.

 

Amén.

Permites que salgan y vengan con tu proteccion

Oh, mi Señor y Salvador,

este día tu bendición me acompaña,

pues me levante sano y fuerte gracias

a tu misericordia.

 

Por ello, puedo decirte buenos días, buenos días,

mi corazón se siente dichoso y lleno de alegría,

pues todo lo que me angustiaba desapareció,

ya que Tú me iluminaste y mostraste el camino,

por el que debo seguir.

 

Gracias, Padre, gracias,

porque nunca me abandonas,

y en el momento en que más te necesito

puedo sentir tu mano apoyándome.

 

Por ello, trato que mi fe no decaiga,

pues no pienso ni quiero fallarte,

y es que eres un Padre tan bondadoso,

que solo puedo vivir como nos enseñaste.

 

Amén.

 

Padre, Tú que eres un Dios de amor y compasión,

y me lo demuestras diariamente al darme

la oportunidad de despertar en las mañanas.

Hoy quiero agradecerte,

por las bendiciones que me ofreces,

tanto a mí como a mi familia.

 

Gracias porque hoy respiro,

gracias porque hoy camino.

Pues sin ti todo esto no sería posible,

mi Dios Padre.

 

Amén.

 

Padre amado, Padre bondadoso,

hoy al levantarme te doy los buenos días,

pues Tú gracia y gloria me acompaña.

 

Padre, en tus manos pongo este día,

en tus manos dejo las preocupaciones

que hoy me aquejan, pues solo Tú conoces

que camino debo seguir.

 

Y de corazón sé que Tú me alumbrarás en

el sendero, ya que nunca me has fallado,

por eso confío ciegamente en tus designios,

pues entiendo que siempre es por mi bien.

 

Así que hoy más que nunca quiero agradecerte,

porque me permites sentirte y acompañarme.

Por ello hoy más que nunca te digo,

Gracias Padre, gracias.

 

Amén.

¿Por qué debemos dar los Buenos días a Dios?

No existe nada mejor que empezar el día con Dios. Pues Él es quien nos permite despertar y disfrutar de un nuevo día. Por ello siempre debemos emplear una oración de agradecimiento al Padre por cada bendición.

Subir