Galatas 5:22 - Conoce el verdadero fruto del Espíritu

el verdadero fruto del espiritu santo

La biblia concede información valiosa para el crecimiento personal, pudiéndose leer entre líneas cuál es el secreto mejor guardado para superarse como ser humano, y así proyectar cosas buenas al entorno y a las personas con las que se convive, en otras palabras conocerás el verdadero fruto del espíritu.

En primera instancia, Galatas es un libro del nuevo testamento, el cual contiene 6 capítulos, y 149 versículos. Se conoce como la vindicación del evangelio de Jesucristo, por lo que la fortaleza y la convicción de cada palabra de este libro hacen que su enseñanza sea muy poderosa.

El espíritu de Dios concede miles de virtudes a los que viven bajo su poder y adoración. Inspira a seguir un estilo de vida más altruista y puro. Ahora bien, ¿Cuál es ese fruto del espíritu que Dios quiere que sea descubierto para mejorar así la vida humana?, En Galatas 5:22 está la respuesta.

Índice()
  1. El fruto del espíritu que Dios quiere que la humanidad conozca
  2. El camino a una mejor vida

El fruto del espíritu que Dios quiere que la humanidad conozca

El espíritu santo es el aliento de la vida, representa a la acción y la voluntad de Dios en todas las circunstancias que se requiera de su intersección. La finalidad del espíritu siempre es buena, por lo que los frutos que provengan de este son el secreto para llevar una vida plena, afable y en armonía con el ambiente.

En cuanto a la influencia que tiene el espíritu santo en la humanidad, este invita a no llevar una vida egoísta, sino a amar al prójimo como a sí mismo, ya que esa es la voluntad de Dios. Cuando se dejan atrás las miradas recelosas y la envidia, los frutos del espíritu santo hacen presencia para sanar toda mala herida.

El verdadero fruto del espíritu infunde en el ser humano otro nivel de nobleza, impulsando a que las intenciones del corazón sean buenas, reales y que carezcan de la hipocresía y perversidad del maligno. Al conocer el verdadero fruto del espíritu, la filosofía de vida de la persona es incitada a seguir un camino virtuoso y lleno de gozo.

Dice en Galatas 5:22, “Más el fruto del espíritu es amor, alegría, paz, paciencia, amabilidad, bondad, fe, fidelidad, mansedumbre, templanza, humildad y dominio propio.” Este es el camino a seguir, son las ventajas que hacen mejor al ser humano, el secreto para una convivencia sana con el prójimo según la voluntad de Dios.

somos pecadores al estar lejos de la presencia de dios

El amor viene siendo primordial en todas las relaciones afectivas de las personas. El amor es la base, lo que mantiene una unión sincera y amena con otros. De igual modo, la alegría permite tener una perspectiva de la vida positiva, lo cual es necesario para superar cualquier adversidad.

La paz es fundamental para mantener la calma en las situaciones que parecen no tener salida, y así evaluar objetivamente cuál es la mejor decisión. La paciencia, de manera similar, ayuda a esperar con buena actitud a que de esas decisiones se obtengan buenos resultados.

La amabilidad y la bondad son de las cualidades que más deben practicarse. Puesto que todos los mandamientos se pueden resumir en el amor y la ayuda al prójimo. La fe, la humildad, la mansedumbre y las demás virtudes son necesarias para conservar los pies sobre la tierra. Cuidando el trato que se les da a las personas y evitando así los inconvenientes.

El camino a una mejor vida

Aplicando estas poderosas características que el espíritu santo nos otorga, la vida es más sencilla, más armoniosa y feliz. Este fruto, cargado de dotes que solo buscan mejorar la convivencia con el entorno y con sí mismo. Un método de vida adecuado para prosperar como ser humano.

De nada vale que el paso efímero de cada persona por este mundo sea cruel, egoísta y lleno de maldad. Cuando las personas que dejan una huella imborrable son aquellas que saben llegar al corazón de los seres humanos. Mediante la amabilidad, el amor, y el fruto del espíritu.

Para mejorar como persona solo se necesita entender a profundidad el fruto del espíritu, que busca reconciliar a todos los hombres y que se alienten unos a otros. Se ayuden a seguir adelante y que ofrezcan una mano amiga incondicionalmente.

Subir