8 Versículos bíblicos sobre el nacimiento de un hijo ¡La bendición de Dios!

ocho versiculos nacimiento hijo

Mientras más leemos la palabra de Dios, más nos damos cuenta la importancia que Él da a los niños, a los hijos. En estos 8 versículos bíblicos sobre el nacimiento de un hijo ¡La bendición de Dios! Se muestra el amor que Dios tiene para con los hijos; ya que su propio Hijo fue concebido y dado a luz.

Incluso antes de nacer ya Dios nos conocía y tiene para nosotros un propósito; que le amemos y obtengamos todas las bendiciones que Él quiere para nosotros, rescatarnos de las artimañas del enemigo.

Índice

    8 Versículos sobre el nacimiento de un hijo

    Salmos 139:13 “Porque tú formaste mis entrañas; tú me hiciste en el vientre de mi madre”; mientras nuestros hijos estaban siendo formados, en todo ese proceso Dios estuvo presente no solamente como espectador; sino como el Creador, lo estaba formando para ser un miembro más en de la familia que nos obsequió.

    Dios permite que un bebé nazca por un propósito en particular, tiene para cada vida una tarea y, sin falta espera que podamos cumplirlas para así bendecirnos aún más. Salmos 139:15-16 “No fue encubierto de ti mi cuerpo, bien que en oculto fui formado, y entretejido en lo más profundo de la tierra. Mi embrión vieron tus ojos, y en tu libro estaban escritas todas aquellas cosas que fueron luego formadas, sin faltar una de ellas”.

    Los hijos que tenemos son un regalo de Dios. Salmos 127:3 “He aquí, herencia de Jehová son los hijos; cosa de estima el fruto del vientre”; Los hijos que nos nacen son una recompensa para nosotros; nos insta a ser mejores personas, a ser un ejemplo para ellos.

    Mateo 18:2-3 “Y llamando Jesús a un niño, lo puso en medio de ellos, y dijo: De cierto os digo, que si no os volvéis y os hacéis como niños, no entraréis en el reino de los cielos”; los niños cuando nacen, nacen sin malicia, prestos a perdonar cualquier cosa, inocentes y puros. Cuando le hacemos daño o les exhortamos, al pasar el rato nos tratan como si nada pasara; nos enseñan a perdonar pese la falta, pese a lo fuerte del regaño y a veces ni lo merecen, pero aun así no dejan de amar y perdonar; comparten lo que tienen con otros niños.

    tiempo nacer tiempo morir tiempo plantar

    A pesar del dolor de parto, verlo es la mayor bendición que existe

    Proverbios 22:6 "Instruye al niño en su camino y aun cuando fuese viejo no se apartará de él";cuando los vemos nacer a veces desearíamos que nuestros hijos permanecieran bajo nuestro cuidado por siempre, pero es bien sabido que algún día crecerán; es por ello que debemos enseñarles bien desde pequeños, para que, aunque crezcan y formen su propia familia, nuestras enseñanzas permanezcan en ellos.

    Marcos 10:14-15 “Viéndolo Jesús, se indignó, y les dijo: Dejad a los niños venir a mí, y no se lo impidáis; porque de los tales es el reino de Dios”; el reino de Dios es como los niños, puro y sin malicia; incluso ellos son un ejemplo de cómo nosotros debemos andar para poder entrar en el reino y morar con Nuestro Padre Celestial.

    Marcos 9:37 “Y tomó a un niño, y lo puso en medio de ellos; y tomándole en sus brazos, les dijo: El que reciba en mi nombre a un niño como este, me recibe a mí; y el que a mí me recibe, no me recibe a mí sino al que me envió”; una vez más prueba de la importancia que Jesús le da a los niños; cuando nacen, tan inocentes, carentes de maldad y codicia.

    Lucas 2:40 “Y el niño crecía y se fortalecía, y se llenaba de sabiduría; y la gracia de Dios era sobre él”; cuando nuestros hijos nacen, anhelamos que cuando crezcan sean hombres y mujeres de bien, capaces de seguir adelante bajo la voluntad de Dios, sean sabios en sus caminos y que en cada paso que den, Dios siempre esté con ellos.

    Los hijos son el tesoro más valioso que tenemos

    En estos 8 versículos bíblicos sobre el nacimiento, queda más que demostrado lo imperativo que son los niños para Dios; es por ello que nosotros como padres siempre debemos ver a nuestros hijos como una bendición de parte del Altísimo. Para Dios no hay nada más importante que el amor hacia sus hijos.

    A pesar del dolor que se sufre durante el parto, no hay nada más hermoso y valioso que ver esos ojos ya ese ser tan delicado y perfecto a la vez.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    ¿Qué te pareció este artículo?

    Subir

    Este sitio web utiliza cookies para garantizar que obtenga la mejor experiencia en nuestro sitio web. Leer Más