Isaías 64:8 - "Jehová, tu eres nuestro padre, y nosotros el barro"

somos barro y obra que formaste jehova

En ocasiones las personas están desanimadas y tristes porque su vida está envuelva de dificultades, es ahí en donde debemos hacer como el versículo: Jehová, Tú eres nuestro Padre, y nosotros el barro. Cuando la vida parece que no tiene el rumbo que deseas es por un motivo, solo nuestro Padre Celestial conoce los motivos y nosotros debemos poner todas las cosas en su mano.

El único que sabemos que hará lo mejor por nosotros es Dios, Él nos ama y seguro que quiere lo mejor para nosotros. De esto vamos a hablar en este apartado. Para aprender sobre lo que dice Isaías en el versículo 64:8.

Índice

    ¿Cómo ser moldeados por el alfarero?

    En la Biblia podemos leer que nosotros somos el barro y nuestro Padre Celestial es el alfarero, así como dice el versículo Tú eres nuestro Padre, y nosotros el barro. Si la persona se encuentra disponible para hacer la voluntad de nuestro Padre, esta persona será moldeada hasta ser una persona Santa por medio del Espíritu Santo.

    A esto se refiere el versículo Tú eres nuestro Padre, y nosotros el barro. Cuando llegamos a la presencia del alfarero, tienes que dar todas las cosas, tanto positivas como negativas, para que sea Dios nuestro maestro.

    Tu trabajo en este caso es dejarte moldear por el crear, de la misma manera que hizo con Adán cuando lo formó del barro, siendo una obra perfecta. Pero, para que Dios pueda comenzar este proceso, primeramente debes tener conociendo de sus leyes, conocimiento de la Biblia.

    Cuando el alfarero comienza a realizar su trabajo, empieza colocando un poco de barro o arcilla, y para que esta arcilla se ablande un poco necesita agregar un poco de agua. En este caso Jesús en el agua que necesitamos, Él es el agua viva. En la Biblia podemos leer en un versículo de Efesios que para hacerla santa, Él utilizó agua para purificarla, el agua es el conocimiento de la Biblia.

    jehova somos la obra de tus manos

    Permítete ser moldeado y estar del lado de Dios

    Sea lo que sea que esté pasando en nuestras vidas, piensa en los detalles de lo que está pasando en tu vida en este momento, ninguna de esas cosas son al azar, Dios está trabajando en todas esas cosas.

    Incluso las peores cosas, o las cosas que no entiendes por las que estás pasando, Dios está usando esas cosas para moldearte, para formarte y terminar su obra. Así que debes dejar que el alfarero trabaje con la arcilla, debes permitir que Dios te moldee y te forma como quiera.

    Y lo mejor es que podemos orar por lo que dice Isaías en el versículo Tú eres nuestro Padre, y nosotros el barro. Es nuestro padre, es un buen padre, es un padre perfecto, así que podemos confiar en Él.

    Así que si fuéramos arcilla en manos de un alfarero que no fuera confiable, que no fuera bueno, que no fuera amoroso, que no fuera misericordioso, eso sería algo negativo. Pero, la buena noticia es que somos arcilla en las manos de un buen alfarero, un alfarero amable, un alfarero misericordioso.

    Un padre que nos ama como a sus hijos y nos cuida y nos forma de acuerdo a su cuidado.

    Tú eres nuestro Padre y nosotros el barro

    No permitas que tu parte humana prevalezca, deja que sea tu espíritu el que te dirija, ya que en ocasiones los deseos del cuerpo no permiten o no quiere que recibas la bendición. Y en este caso, al permitir que Dios sea tu alfarero, vas a cambiar muchos aspectos de vida, por lo tanto puede que no sea fácil al principio, pero luego te sentirás feliz en las manos de Dios.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    ¿Qué te pareció este artículo?

    Subir

    Este sitio web utiliza cookies para garantizar que obtenga la mejor experiencia en nuestro sitio web. Leer Más