Saltar al contenido

Oración de agradecimiento a San Antonio de Padua ¡gracias por todo!

17 junio 2020
Oración de agradecimiento a San Antonio de Padua ¡gracias por todo!

«Era poderoso en obras y en palabras. Su cuerpo habitaba en esta tierra, pero su alma en el cielo«. Estas fueron las palabras, que el biógrafo de San Antonio, utilizó para mostrar la ferviente comunión que existía entre él y Dios. Ya que este hombre, era capaz de obrar notables milagros. Por esa razón; es que debemos realizar, esta oración de agradecimiento a San Antonio de Padua.

Debido a la dedicación que tuvo por predicar la palabra, y las proezas que pudo realizar gracias a la compañía de Dios; lo convierten en un Santo excepcional.

Agradecimiento a San Antonio de Padua

La gratitud que expresó por ti, solo se compara con el amor que tú tenías por predicar la santa palabra; agradezco tu devoción, ya que inspira a mi alma; a buscar más de lo espiritual y no lo material.

En primer lugar,

oro a ti para rendir acción de gracias;

a tu nombre

y decir que admiramos tu dedicación,

por las almas.

 

Quiero decir que tus milagros,

incrementan mi fe;

y se renueva porque se que Dios,

estaba a tu lado pues, solo por él

es que tú obtuviste el poder de obrar

maravillosos milagros.

 

Además, quiero darte gracias;

porque ayudaste a muchos

que necesitaban un milagro,

sin importarte lo complicados

que estos eran.

 

Por tal motivo,

mereces que rindamos homenaje a ti;

así que recibe, las palabras de gratitud

que te ofrece este humilde servidor.

 

Mis palabras no cesarán,

hasta que tú escuches lo mucho;

que estoy agradecido contigo.

 

Es evidente que tú estabas lleno,

de la presencia de Dios;

gracias a ello pudiste

aclarar la duda de muchos.

 

También hay que reconocer

que tu obra es admirable,

por esta razón;

es que debemos agradecerte

cada vez que sea necesario.

 

Por otra parte,

le doy gracias a Dios

por haberte dado la vida;

y así tú poder cumplir con

tan hermosa obra.

 

Tus maravillas,

merecen ser recordadas

y admiradas por todos.

 

También hay que destacar

tu gran sabiduría,

y dicho esto te doy gracias;

porque enseñaste a muchos.

 

Gracias por las sabias

palabras, que tú expusiste ante

los que te escuchaban;

ya que les enseñaste, lo importante,

que es vivir, de acuerdo

con lo que se cree.

 

Ciertamente tú, eras un predicador nato,

ya que ayudaste a muchos,

con el poder de tus palabras;

respaldadas por la autoridad de Dios.

Es por ello,

que no dejaremos de agradecer,

tu gran aporte para el reino de Dios;

por tal motivo, eres muy reconocido.

 

Oh San Antonio,

recibe las palabras,

que con gran amor y;

agradecimiento te ofrecemos.

 

Pues, no podemos pasar por alto

la constante lucha que libraste

y tu incesante

amor por el prójimo.

 

Un amor que te llevó, a buscar,

más de la presencia, del Altísimo

y también a entregarte en cuerpo y alma

a la obra de Dios.

 

Por tal motivo,

es que mis labios dicen

que tu has sido un gran ejemplo;

para todo aquel que pretende

trabajar en la obra de Dios.

 

Gracias por ese hermoso legado,

de pasión y arduo trabajo;

por las almas

que Dios encomendó cuidar.

 

Es por ello,

que sin lugar a dudas tu eres

un gran ejemplo;

que nos ayuda a buscar más a Dios.

 

Es por eso,

que siempre recordaremos

tu nombre; pues, quedó marcado

en nuestros corazones.

 

Nunca dejaremos de agradecer,

a ti por haber predicado el evangelio

y cumplir con los designios del Señor.

 

También gracias

por los milagros y proezas que lograste

realizar, dándonos una muestra

del poder de Dios.

 

De igual manera,

te agradezco porque enseñaste

a muchos con tus palabras; llenas

de la sabiduría de Dios.

 

Y para terminar,

queremos que sepas

que siempre te agradeceremos

porque en realidad te lo mereces;

gracias por servir de apoyo y ejemplo

para nosotros.

 

Amén

Oración para dar gracias a este Santo

Oración de agradecimiento a San Antonio. Las obras y proezas deben ser recordadas, y más aún cuando se trata sobre la obra de Dios; por tal motivo, debemos de agradecer a las personas que contribuyeron con esta hermosa misión; ya que su legado sirve para dar ejemplo a todos los que desean formar parte de los ejércitos del todopoderoso.

La vida de San Antonio de Padua como la de otros fieles, siempre nos inspirarán a buscar más de Jehová. Y a seguir sus hermosos caminos para la salvación eterna.