Saltar al contenido

Hermosa oración “te apuesto y te gano” a San Cayetano

31 mayo 2020
Hermosa oración “te apuesto y te gano” a San Cayetano

Esta hermosa oración a San Cayetano, será realizada desde el fondo de nuestra alma como el objetivo de buscar que San Cayetano cumplan nuestras súplicas a cambio de que nosotros le ofrezcamos algo a cambio por eso se llama «te apuesto y te gano». Ya sabemos que existen las ofrendas en el mundo católico, se le lleva el santo flores se le enciende velas o alguna promesa, la cual a ti te costará mucho trabajo.

Poderosa oración te apuesto y te ganó para San Cayetano

Esta oración te apuesto y te ganó, es muy buscada y conocida porque se dice que San Cayetano ha realizado miles de milagros aunque no todos están confirmados, sin embargo es la fe que tengamos, que nos obligará a mover cielo y tierra, conseguir ese deseo que tanto imploramos inclusive una apuesta.

 

Bajo tu nombre bendito San Cayetano,

atraigo tu poder y te ganó,

para hacerte mi preciada súplica,

y encomendarte todo lo que ahora,

necesito de ti.

 

Tú que siempre dispusiste de tiempo,

para compartir en vida,

lo que era el santo poder,

de pedir y lograr cosas con milagros.

 

El día de hoy clamó esta oración,

para conseguir que San Cayetano,

apueste y me gane,

dándome la gracia de poder,

disfrutar mis peticiones concedidas.

 

Te prometo ayudar a los más necesitados,

si me ayudas a salir,

las deudas que tengo,

igualmente deseo con mucha esperanza,

ganar la lotería en los próximos días.

 

Igualmente te ofrezco flores,

bajo tu altar en una iglesia,

blancas y hermosas,

para donde quiera que estés,

las puedas contemplar.

 

Te ofrezco mi apuesto y te ganó,

mi sinceridad absoluta,

personas que me rodean,

si me ayudas a suplir mis necesidades,

de amor y cariño.

 

Porque San Cayetano hoy te apuesto y te ganó,

te pido en lo más sincero de mi corazón,

oiga está sincera súplicas,

vende un alma desesperada.

 

Buscando solución en todos lados,

me siento perdido y sólo,

en muchos momento por eso te ofrezco,

está puesta, si me ganas verás mis promesas,

realizadas.

 

Eres un santo que nunca,

dejó solo a sus creyentes ,

aún después que partiste al cielo,

te veneramos y te creemos muchísimo.

Tu sabiduría aún la empeñamos,

sin embargo siempre te pido,

rendimiento preciado,

debe cuidar como una joya valiosa.

 

Para poder emprender nuevos caminos,

no equivocarme tanto,

canciones que tomó.

 

Que el pasado queda atrás,

delante me queda un buen futuro,

junto a tu compañía y a mi devoción,

desde hoy te daré,

apuesto y te ganó San Cayetano.

 

Que esta oración llegué a donde tenga que llegar,

asimismo esta enfocada en tus manos benditas,

dónde te apuesto y te ganó,

gran poder que te confiere Dios.

 

San Cayetano tú que eres optimista,

necesito que te acerques a mí,

que cuide siempre a donde quiera que vaya.

Mis pasos siempre seguirán los tuyos,

si en algún momento te pierdo por favor dirige,

nuevamente mis pasos por el camino correcto.

 

San Cayetano y te apuesto y te ganó,

quiero conseguir el amor,

y con el que pueda pasar,

los agradables e inolvidables,

momentos especiales.

 

Que no me falte la fe además,

porque a veces me siento desesperanzado,

e igualmente olvidado.

 

Sin embargo Siento tu presencia,

y continúa hacia adelante,

cuando las fuerzas me falten,

exígeme más fortaleza para continuar.

 

No cuento más que contigo San Cayetano,

por ello hoy te vengo apostar y ganar,

para que puedas conceder mis deseos,

además sentir que todavía estás aquí.

 

Tener una excusa para jamás olvidarlo,

e igualmente poseer la certeza,

de aquí estás amándome.

 

Gracias San Cayetano,

que me has prestado atención,

tanto como la quería,

escuchar mis súplicas,

y para finalizar San Cayetano,

hoy te apuesto y te ganó.

 

Amén

¿Esta oración realmente la dejó San Cayetano?

Apuesto gano a San Cayetano. Aunque fue un hombre muy devoto, de la Iglesia Católica y sobre todo de la Virgen María siempre intentaba agradar a los hombres o pasársela con varones apostando, el origen de esta oración te apuesto y te ganó, si este bendito Santo pedir día las apuestas, pagaba con un deseo o con un regalo la apuesta. De allí nace la creencia o mejor dicho el verdadero origen de esta valiosa oración de San Cayetano.