Oración católica efectiva de amor, consagración y alabanza a Dios

Los católicos, o por lo menos una parte de ellos, viven por Dios y para Dios; en su mayoría, son mujeres, madres en realidad, quienes de alguna manera, sienten que así dan gracias a nuestro Padre celestial por todo lo que les han concedido. Este tipo de oraciones, es más frecuente en sacerdotes y religiosas. Es decir, como las monjas. Por eso hoy te traemos esta oración católica efectiva de amor, consagración y alabanza a Dios.

Asimismo, ellos realizan estas oraciones para consagrarse y entregarse al Señor, por completo. Igualmente, estas personas con la ayuda de Dios y digamos que gracias a su labor como servidores del Padre, realizan trabajos sociales a la comunidad, que se le es asignada.

Índice

    Oración de amor consagración y alabanza a Dios

    Oración efectiva de amor, consagración y alabanza a Dios. Es eficaz para conversar con él y además, alabarlo y dar gracias por su amor y por todo lo que nos da.

    ¡Oh! Padre amado, primeramente,

    te doy gracias por ese

    amor tan infinito, como el tuyo

    y sobretodo por este maravilloso día.

     

    Asimismo, aprovecho este tiempo,

    para abrir mi corazón y

    hacerte saber de mis

    más sinceros pensamientos.

     

    También Señor, te doy

    gracias, porque

    a pesar de ser un pecador,

    tú me amas, tal cual soy.

     

    Igualmente, te doy gracias

    por todos los

    sacerdotes y monjas;

    Y además, te pido porque

    nos des más religiosos,

    que sean ejemplo para

    la comunidad donde se encuentren.

     

    Asimismo, te pido

    porque perdones mis

    pecados y me ayudes a

    mejorar mis numerosas

    fallas, que me hacen

    parecer mala persona

    ante los demás.

     

    Además, te agradezco, por

    todo lo que me has dado,

    y por lo que me has

    quitado; porque

    solo tú sabes, el porque

    de las cosas.

     

    Hoy, postrado ante ti,

    te ofrezco mi corazón,

    y pongo en tus manos, mi

    vida; sé tú quien

    guíe mi camino y

    mi futuro.

     

    Te entrego ¡Oh! Padre celestial,

    todo de mí, mis oraciones, y

    mis pensamientos, para vivir

    sirviéndote, y alabándote.

     

    Igualmente, te alabo

    y te bendigo, porque, tú

    eres grande y eres

    el creador de nuestro

    universo.

     

    Asimismo te entrego, mis

    preocupaciones y sufrimientos,

    las coloco en tus santísimas

    manos.

    por la palabra del señor fueron creados los cielos y por el soplo de su boca las estrellas

    Por esta razón, te pido que

    no sean motivo de distracción,

    para olvidarme de ti, y

    asimismo, no sean razón

     de llegar a ti, solo cuando te necesite.

     

    Regocíjame Padre, de tu

    amor, para estimar

    a mi prójimo, así como

    tú, me amas.

     

    Asimismo, limpia mi

    corazón de todo

    odio, toda enemistad,

    y haz de mí una persona,

    pura y digna de tu

    amor y perdón.

     

      Padre, ayúdame, para ser

    digno de recibir

    tus virtudes y gracia.

     

    Señor, igualmente, aprovecho

    este momento, para

    confirmar mi amor hacia ti,

    y una vez más, te pido

    que me ayudes a superarme

    cada día.

     

    Señor, dame paciencia y sabiduría,

    para saber reconocer, tus

    señales, y así saber seguir tu

    voluntad, sabiamente.

     

    Úsame como utensilio,

    Padre, para llevar tu

    palabra a quienes aún la

    desconocen y hacer de

    ellos, tus fieles seguidores.

     

    Igualmente, me entregaré a ti;

    y te pido me ayudes a eliminar

     mis pensamientos,

    tanto carnales como impuros, por

    amor a ti, y por mi

    deseo de servirte.

     

    Gracias Padre, por

    haberme regalado, este

    sagrado momento para

    conversar contigo, como

    tu hijo.

     

    Por último, mi Dios,

    gracias por escucharme,

    en el nombre de tu hijo amado,

    Jesús.

     

    Amén.

    La oración más efectiva para el Señor

    Si deseas entregarte a Dios, nuestro Señor, esta oración es la más eficaz y efectiva de amor, consagración y alabanza a él. Además, servir al Padre, es llenarnos de paz y tranquilidad; saber que de esa forma, le agradamos y somos ejemplo para quienes nos rodean, y para quienes quieren seguir su camino, pero no terminan de decidirse.

    Igualmente, en esta oración puedes entregarle tus problemas a Dios, y además confiar en que él los solucionará; pero sobre todo, debemos tomar en cuenta, que debemos obrar, para lograr ver esos resultados que Dios tiene preparados para la vida de cada uno de nosotros.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    ¿Qué te pareció este artículo?

    Subir

    Este sitio web utiliza cookies para garantizar que obtenga la mejor experiencia en nuestro sitio web. Leer Más