Oración milagrosa a Dios para bendecir mi negocio ¡Haz que prospere!

oracion milagrosa para que mi negocio prospere

La oración es la vía más directa por la que vamos a estar en contacto con Dios, nuestro Señor. Poder poner de manifiesto nuestros más anhelados deseos y suplicas es para nosotros un gran alivio espiritual. Por ello si tu negocio no va bien o por el contrario quieres que siga creciendo. Utiliza esta oración milagrosa a Dios para bendecir mi negocio ¡Haz que prospere! es la ideal cuando quieras su bendición.

https://www.youtube.com/watch?v=65k3ND3_Bn0

Dios es fiel admirador de tu tenacidad para mantener el negocio a flote frente a las vicisitudes que este pueda tener, Él sabe que saldrás adelante. La solución está en tus manos, debes dedicar tiempo a Dios para que Él te conceda lo que pidas.

Índice()
  1. Plegaria milagrosa a Dios para bendecir mi negocio
  2. ¿Cómo dirigirnos a Dios para que nos bendiga el negocio?

Plegaria milagrosa a Dios para bendecir mi negocio

Dedícale una oración milagrosa a Dios para bendecir mi negocio ¡Haz que prospere! para atraer energías positivas y asi, poder matener la estabilidad economica y laboral.

Señor Todopoderoso,

estoy consciente de que siempre

traes buenas noticias, ve sanando

lo que me aqueja, lo que me quita el sueño.

 

Por favor Dios,

escucha esta plegaria y permite

la dicha que la prosperidad

sea inevitable en mi negocio.

 

Señor, confío en ti,

en tu infinita misericordia,

haz que mi negocio prospere

pese a las vicisitudes con las cuales

nos enfrentamos cada día.

 

Porque todo el que pide, recibe;

y el que busca, halla;

y al que llama, se le abrirá”. Mateo 7:8

 

Precioso Dios, estoy consciente

de que con mucho esfuerzo.

 

Sacrificio y con la mayor esperanza

he trabajado en mis negocios

pero no he recibido los frutos

que había deslumbrado.

 

Por eso acudo a ti,

mi Señor benevolente,

para honrarte y pedirte

que con tus manos sagradas

toques mi negocio.

 

Para que me puedas brindar

todas las bendiciones

que vienen solo de ti.

 


Igualmente bendice

el acceso de mi negocio,

para que entren buenos clientes

y cuando salgan, lo hagan contentos.

 


¡Oh mi Dios! Bendice los servicios

que ofrecemos en nuestro negocio

para que sea dinámica la mercancía

que ofrecemos en él,

trayéndonos mucha prosperidad.

 

Dios, mi redentor,

ayúdame a mantener limpio el lugar

donde reside mi negocio.

 

Para que salgan de él

todas las energías de envidia

o de mala fe que puedan entrar.

si confesares con tu boca que jesus el senor

Renueva con tu luz todos

los accesos a mi negocio,

para que los clientes

se sientan en paz y sientan

tu divina gracia.

 

Bendice a mi personal

y a los distribuidores

para que laboren con entrega y virtud

y llegue a ellos toda tu misericordia.

 

Bendice a los consumidores

que entran día a día a mi negocio.

 

Para que se sientan dichosos y plenos

por comprar en mi negocio

y que encuentren lo que están buscando

y nos envíen nuevos clientes.

 

¡Oh mi Dios!, también bendice cada día

nuestras ventas para que vayan aumentando

y que se logre la comodidad plena

de nuestros clientes.

 

Además glorifica mi Dios

el dinero que día tras día

entra a mi negocio para que

se multiplique y nunca falte.

 

¡Oh mi Dios! Abre los senderos

de la prosperidad y la riqueza

en mi vida mediante mi negocio.

 

Señor por favor dame las fuerzas

para poder mantener todo en pie,

cuando todo parece

desmoronarse ante mí.

 

Señor no permitas que el miedo

me haga entregarme a la derrota.

 

Dame la fe suficiente Señor,

para que mi corazón

recuerde por siempre

que siempre mi negocio

ha salido a flote por ti.

 

¡Oh mi Dios! Que nunca falte

la prosperidad para todos

los que laboramos en mi empresa.

 

Asimismo líbrame Señor,

de los envidiosos, hampones,

malos distribuidores,

empleados o socios.

 

Finalmente bendice

cada día nuestro negocio

para que prospere gracias a la fe

que te profesamos y líbranos de todo mal.

 

Amén.

¿Cómo dirigirnos a Dios para que nos bendiga el negocio?

Oración milagrosa a Dios para bendecir mi negocio ¡Haz que prospere! Debemos dirigirnos a Dios con humildad plena para que el negocio prospere y los clientes se sientan satisfechos. De esta manera, las utilidades día tras día irán en aumento. Podemos dirigirnos a Él teniendo la certeza de que Dios es grande y escucha nuestras plegarias. Asimismo, Dios bendecirá a sus dueños y todas las personas que laboran allí. Porque Dios reconoce el esfuerzo del trabajo y lo recompensa con hermosos frutos producto de los sacrificios.

Cuando te diriges con fe y humildad, Dios no dudará ni por un momento en llenarte de dicha. Para que veas el negocio que has soñado prosperar en abundancia infinita.

Subir