Saltar al contenido

Oración poderosa al Divino Niño por el crecimiento sano de mis hijos

2 agosto 2020
Oración poderosa al Divino Niño por el crecimiento sano de mis hijos

El divino niño es la devoción a la representación de nuestro Señor Jesucristo a una edad temprana, en la cual según las sagradas escrituras también logró mostrar su gran compasión, amor al prójimo, justicia y solidaridad por cualquier ser vivo. Heredando estos dones, cualidades y virtudes del padre creador. La Oración poderosa al Divino Niño por el crecimiento sano de mis hijos está dedicada a esta representación de Jesús niño por el bienestar de nuestros hijos.

A esta edad nuestro señor Jesucristo llegó a materializar pequeños milagros como devolverle la salud a un ave herida o predicar la palabra de Dios en un templo ante cientos de personas, por eso es importante orarle con respeto, amor y mucha fe, para que él pueda hacer lo que pidamos.

La poderosa oración al Divino Niño concede salud y bienestar a mis hijos durante su crecimiento

Está oración de petición se dedica al niño Jesús concebido con amor, devoción y fervor. Si puedes hacerlo, eleva la petición todos los días junto a tu hijo en la mañana al despertar o en la noche antes de dormir.

¡Oh Divino Niño!

 Hijo de Dios Padre, concédeme

el grandísimo favor

de hacer crecer sano y fuerte a mi hijo.

 

Tu qué también eres hijo conoces de mis deseos.

 Dótalo de dones y virtudes,

pero más aún de salud y bienestar

 hazlo crecer fuerte y sano.

 

¡Amado Niño! Hijo del Señor,

oye a mi llamado fervoroso

 sirve como puente e intercede

con nuestro alabado Creador

 para que en sus manos mi

hijo crezca sano y fuerte.

 

Mantenlo a mi lado mientras sea necesario

para poder enseñar las buenas costumbres

Y el amor a Dios que debe profesar.

 

¡Oh Niño Adorado!

Concédele un crecimiento bendecido,

lleno de salud primordialmente,

pero también de mucha inteligencia.

 

Para que, como tú, se convierta

en un hombre ejemplar

digno de seguir y admirar.

 

Te pido me concedas mucha

tolerancia y respeto,

valores que son primordiales para

un ser humano y que quiero para mi hijo.

 

 Lléname de sabiduría para saberlo guiar,

y de amor para saber brindárselo,

lléname de salud para acompañarlo

por muchos años y verlo crecer.

 

Ruego porque en su andar solo

encuentre maravillas,

y por que tenga una infancia feliz,

para que su niñez la recuerde con amor,

logrando que al crecer sea un buen hombre.

 

Ruego también,para que se desarrolle

en un ambiente familiar sano.

 

¡Oh Divino Niño! ¡Oh Niño Adorado!

Ante ti y en tus gloriosas manos colocó su vida,

Confío en que escucharás mis deseos

Y le concederás todas las maravillas que en tu

corazón sagrado se hallen.

 

Sé que caminas siempre de su mano

como tu padre lo hizo contigo

Ruego que en el camino de la vida nunca

encuentre un motivo para dañar su buen corazón.

 

Que sea un niño feliz,

y que al crecer sea un hombre dedicado a ti.

Querido Niño amado

Pido muy en especial por su salud, para que

en ningún momento le llegue a faltar,

pido que lo cuides y protejas de cualquier

tipo de accidente que pueda sufrir.

 

Derrama en su pequeño cuerpo

tu sangre sanadora,

cúbrelo de tu gracia divina,

vela de sus sueños para que hasta en

ellos encuentre felicidad.

 

¡Oh Divino Niño! ¡Oh Niño Adorado!

Pido tomes esta humilde oración que

con mucho amor te dedico,

Como ofrenda en nombre de mi agradecimiento

por darme un hijo tan maravilloso.

 

Lleno de bondades extraordinarias,

Y una salud rozagante, misma que te ruego

cuides y mantengas.

 

¡Amén!

Poderosa oración para el crecimiento sano de tus hijos

Oración poderosa al Divino Niño por el crecimiento sano de mis hijos. La advocación al divino niño Jesús está justificada basándonos en que cuando nuestro maestro fue niño realizó una serie de proezas fácilmente atribuibles a milagros. A través del tiempo, se les ha presentado a diferentes personas, que posteriormente se convirtieron en Santos, para que realizaren algunas obras dedicadas a la divinidad de Jesús hecho niño por obra del espíritu Santo.

Finalmente quisiera recordar que esta oración poderosa para el crecimiento sano de tu hijo, puede hacerse también como una novena milagrosa. Es muy eficaz siempre y cuando se haga correctamente y de forma constante. Teniendo siempre fe y esperanzas puestas en el niño Dios, y amándole como lo amo su padre.