Saltar al contenido

Milagrosa oración al Espíritu Santo para los jóvenes ¡Sé su guía!

7 julio 2020
Milagrosa oración al Espíritu Santo para los jóvenes ¡Sé su guía!

Si te decimos que existe una milagrosa oración al Espíritu Santo para los jóvenes ¡Sé su guía!, es porque sabemos que es Espíritu Santo de Dios. Se encuentra siempre presente en las personas que le invocan y que nunca se verán defraudados al implorar su presencia. Una oración al Espíritu Santo por parte de una madre.

El Espíritu Santo de Dios puede guiar a los jóvenes por el buen camino y evitar que estos pierdan el norte y se adentren en los caminos errados de la vida. Cuando una madre fervorosa y creyente encomienda a sus hijos al Espíritu Santo de Dios, está haciendo lo correcto y puede sentirse confiada y feliz. Puesto que sus hijos y sus nietos estarán siempre bien protegidos ante las adversidades.

La Guía del Espíritu Santo de Dios en la vida de nuestros hijos

Solo Dios puede ayudar y proteger a nuestros hijos. Solo el Padre Misericordioso y Divino puede brindar a nuestros hijos esa protección incondicional que los guiará para nunca sentirse agobiados por la duda.

Oh Espíritu Santo de Dios,

te encomiendo en esta oración

que no abandones jamás la existencia de mis hijos,

antes bien poderoso Espíritu Santo

te suplico que hagas acto de presencia

en sus confundidos corazones.

 

Además ábreles su entendimiento

y que te sepan aceptar

en lo más recóndito de sus sentimientos

como una luz divina y protectora

que siempre los guiará.

 

No permitas Espíritu Santo

que mis hijos y mis nietos se equivoquen

 y te cierren la posibilidad

de estar siempre presente en su proceder.

 

Antes bien, ilumínalos siempre

y abre sus sentidos y su mente

hacia las cosas de Dios.

 

Ayúdalos a permanecer apegados a la ley Divina

y tú que desde su bautizo,

cuando se hicieron cristianos entraste en sus vidas,

no los abandones ahora que son jóvenes y adolescentes

para dejarlos a la merced del enemigo.

Espíritu Santo,

tú que eres parte de la Santísima Trinidad,

que eres parte del verdadero Dios, que eres

como un miembro de su cuerpo Divino

y que eres un solo Dios, uno y trino.

 

 Tú poderoso Espíritu del bien

eres la energía que todos los cristianos

necesitamos para poder soportar con valentía

los embates y calamidades de esta vida.

 

Ayuda por favor a mis hijos, a mis nietos

y a todos los jóvenes de la Tierra

para que no gasten sus energías en cosas negativas,

sino que empleen todas sus fuerzas

para comportarse como auténticos cristianos.

 

Oh Divino y milagroso Espíritu Santo de Dios,

 invade el corazón de los necesitados

de una gran fe y de sabiduría

para que sepan dónde está la verdad y

que no se confundan con los saberes del mal

que los llevará a la perdición.

 

 Antes bien Espíritu de bondad,

rescata las almas perdidas y devuélvelas al camino original

como cuando fueron llevados de la mano

a la pila bautismal para hacerlos cristianos.

 

Desde entonces moraste en ellos

y un día cuando se creyeron fuertes, te abandonaron,

 no se los permitas oh Espíritu Santo,

hazlos sabios e inteligentes

para que sepan reconocerte como el verdadero Dios

y no los abandones nunca a merced del enemigo.

 

Porque los está acechando constantemente

para desviarlos a otras sendas peligrosas

y perder para siempre la esencia

de lo divino y sus propias almas.

 

Poderoso Espíritu Santo

extiéndenos tu bendición.

y jamás nos olvides a nosotros tus ciervos,

pues a ti debemos nuestra vida

pues, solo a ti encomendamos nuestra fe y admiración.

 

Por esta razón,

salva a estos jóvenes y cobijalos

siempre en tu infinita grandeza.

Te lo pido desde el alma,

oh Espíritu Bendito

 

Amén.

La mejor opción de un joven cristiano es encomendarse en oración al Espíritu Santo

No cabe la menor duda de que la mejor opción de un cristiano, es encomendarse sin reservas al Espíritu Santo. Pues esta es la fuerza creadora y divina que forma parte de la Santísima Trinidad.

El Espíritu Santo de Dios infunde en el corazón de los hombres, la sabiduría y la energía para poderse defender de los enemigos que siempre estarán al acecho. Para perturbar a las personas más débiles. Es por esto que debemos invocar una milagrosa oración al Espíritu Santo para los jóvenes ¡Sé su guía! Para su protección en todo momento.