Saltar al contenido

Oración al Espíritu Santo para los niños que estudian catequesis

25 mayo 2020
Oración al Espíritu Santo para los niños que estudian catequesis

Oración al Espíritu Santo para los niños que estudian catequesis; muestra una variedad de oraciones sencillas de aprender, para interceder por  los más pequeños de la casa que están siendo educados por la doctrina de Dios; y puedan seguir ese camino con constancia y fervor aprovechando su curiosidad.

La catequesis no es más que profundizar la doctrina cristiana para educar la fe. Es la mejor forma de la Iglesia católica para evangelizar, instruir, a los niños en este caso, a la verdadera relación con Dios. Que lo practiquen aún siendo jóvenes, es una ventaja para los padres; ya que van creciendo por el camino del bien y con una mentalidad sana. Es por ello que invitamos a leer estas oraciones.

Oraciones sencillas al Espíritu Santo para niños en catequesis

Oh Santo Espíritu, tú que moras en nuestros corazones, sé pues nuestro guía en todo momento y circunstancia.

Espíritu de Dios, en primer lugar 

reconocemos tu poder sobre nosotros; 

además tú que eres la personificación de 

Dios hecho Espíritu, y también

eres su poder y fuerza en acción; asimismo

escucha mi clamor en esta hora.

 

Divina presencia, ciertamente tú eres la luz 

que guía nuestros pasos; igualmente te pido 

ayuda para los niños que están siendo 

instruidos en los caminos

del Padre,derrama sobre ellos 

entendimiento.

 

Por favor Espíritu Santo, Consolador nuestro; te

ruego de la misma forma para que ayudes a 

los niños a que aumenten su fe hacia 

Dios,que puedan sentir tu

presencia y escuchar tu recta voz.

 

Espíritu de verdad, tú que representas al

Padre; instruye a los niños que toman la

catequesis a siempre decir la verdad,

siendo íntegros delante de ti.

 

Consolador, tú que conoces lo que hay

en nuestros corazones; ayuda a los

pequeños a no sentirse mal cuando no

puedan hacer alguna tarea, sean siempre

fieles.

 

Espíritu recto; ruego en este momento

que encamines a los niños hacia la

obediencia, que sepan someterse a lo

que dicten sus maestros de doctrina.

 

Ser de luz, invoco tu santa presencia

para pedirte que mandes buenos maestros

que enseñen a los niños con rectitud;

pero también siendo mansos y

amorosos.

 

Ser de integridad, sé tú el que entregue

buen testimonio a los padres sobre lo

que los niños aprenden, puedan ver en

ellos la luz de Cristo y los motive a

seguir en sus caminos.

 

Presencia de Dios, imploro a ti que

derrames más amor en la vida de los

niños; que sepan valorar lo que están

aprendiendo en catequesis y amar al

Padre más de lo que ya lo hacen.

Espíritu guía; de la misma manera

suplico ahora para que quites todo fastidio;

y flojera de la mente de los niños

que estudian la doctrina.

 

Ser de gloria, poderoso y maravilloso;

conduce a los niños a la sabiduría de lo

Dios, que nada los engañe ni perturbe

sus mentes; sino que caminen seguros

contigo a su lado guiándolos.

 

Espíritu intercesor, solicito humildemente

que contribuyas en el crecimiento

emocional de los niños; para que lleguen

a ser cristianos maduros y obedientes.

 

Ser puro, igualmente imploro que 

desaparezcas toda enfermedad del cuerpo 

de los niños; todo cansancio de su mente 

sea desechado,

borrado y nunca más entre en ellos.

 

Ser amoroso, te ruego por los niños

cuyos padres no están de acuerdo con

que estudien catequesis; sé pues su

fortaleza e ilumina la mente de sus

padres.

 

Fuente viva, te imploro también por los niños 

que ya no quieren estudiar catequesis; sé tú

avivando el fuego de su primer amor,

aumenta su curiosidad hacia el Dios.

 

Asimismo ser bondadoso del cielo, clamo

para pedirte también por los niños que han 

faltado a sus clases de doctrina; ayúdales a 

volver con bien.

 

Finalmente te doy gracias, Espíritu Santo de 

Dios, por haber escuchado mis peticiones; 

también bendice la vida de esos niños, y 

además derrama

sobre ellos sabiduría y entendimiento.

 

Amén.

Rezo al Santo Espíritu

Oración al Espíritu Santo para los niños que estudian catequesis. El Espíritu Santo no es simplemente una iluminación a nuestra mente; sino que es un ser que siente y piensa como una persona. Conoce cada uno de nuestros pensamientos y deseos, incluso los que para nosotros es desconocido. Él es quien nos convence de pecado y nos guía hacia la verdadera santificación.

Es por ello que, orar pidiendo por los niños que estudian catequesis, que se instruyen bajo la sana doctrina de Dios; es el único que puede guiar y aconsejar a los más pequeños de la casa, para que  crezcan siendo hijos de Dios.