Saltar al contenido

¿Cómo se manifiesta el Espíritu Santo? – Sus formas y cómo percibirlas

16 mayo 2020
¿Cómo se manifiesta el Espíritu Santo? - Sus formas y cómo percibirlas

Aprenderás cómo se manifiesta el Espíritu Santo, sus formas y cómo percibirlas; ya que entenderás lo poderoso que es el Dios de los cielos, para comunicarse con sus hijos que se esfuerzan en serles obedientes y fieles.

Para así poder llegar a comunicarse también con los gentiles, que andan apartados del Señor, haciéndoles una invitación; a que procedan a un arrepentimiento genuino, renuncien a la mala vida, que puede vivirse en este mundo de maldad; ofreciéndoles una vida nueva, la cual les llevará a la vida eterna.

¿Cómo se manifiesta el Espíritu Santo?

Sean dadas gracias a Dios Padre, en el nombre de su Hijo Jesús, porque cada mañana son nuevas sus misericordias; y su fidelidad cada noche, porque exalta al justo, mas al altivo lo mira de lejos.

Las sagradas escrituras, enseñan que cuando una persona cree en Jesús, que es el Cristo; el Hijo de Dios, este debe ser bautizado.

Y cuando logra ser bautizado, lo es en Espíritu Santo y fuego; de manera que pasa de ser una vieja criatura, a una nueva criatura en Cristo, las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas.

Es un creyente del Dios de los cielos, lleno del Espíritu Santo, y puede ser usado para que anuncie el evangelio del reino de Dios; habiendo obtenido poder para transmitir salvación a aquellos, que crean que el Todopoderoso.

Como lo declara la biblia en Romanos 1:16 diciendo: Porque no me avergüenzo del evangelio, porque es poder de Dios para salvación a todo aquel que cree; al judío primeramente, y también al griego.

Se entiende que el evangelio, no es para débiles, sino para valientes; la persona que es usada por el Espíritu Santo de Dios; vive en intimidad con él, apartado del mundo y consagrado al Señor.

Y de esta forma el Eterno; se glorifica de una manera especial, usando a sus siervos, por medio del Espíritu Santo, para llevar el mensaje de salvación a su pueblo y a los gentiles.

Enseñan las sagradas escrituras, que a los que, el Señor envió a anunciar su palabra; los vistió de poder, para sanar a los enfermos, echar fuera demonios; pregonar libertad a los cautivos y dar vista a los ciegos, usados por su Santo Espíritu.

Sus formas y cómo percibirlas

Cuando esto sucede, no es porque, las personas sean poderosas; porque tengan algún poder humano, estos milagros ocurren, por medio del Espíritu Santo que actúa en ellos; cuando piden algo, en el nombre de Jesús.

A medida que el creyente intimida con Dios, su Santo Espíritu, le revela o le muestra cosas ocultas; que el Señor quiere manifestarle a sus amados, como también tiene el poder, para abrir sus bocas; y usar sus labios para que testifiquen de él, y de lo que hará.

La palabra del Señor, enseña en Hechos 28:25-26 diciendo: Y como no estuviesen de acuerdo entre sí al retirarse, les dijo Pablo esta palabra: Bien habló el Espíritu Santo por medio del profeta Isaías a nuestros padres, diciendo: Ve a este pueblo, y diles: De oído oirán, y no entenderán; y viendo verán, y no percibirán.

Dando a entender, que muchos no creerían, sino que de oídos oirán; y con sus corazones entenderán, y el Señor los sanará.

El Espíritu de Dios, es Santo, por eso se le dice: Espíritu Santo, y el siervo que es usado por este, todo lo que habla es verdad; por cuanto el Espíritu va al Señor.

Y conforme a su voluntad intercede por los santos, así mismo obra por medio de los servidores del Señor, para hacer lo que Dios Padre;  revela a su Hijo Jesús, y él revela a sus siervos, lo que el Padre le da.

Las personas que no pueden ser usadas por el Espíritu Santo de Dios, son las que no quieren renunciar al viejo hombre; haciendo y hablando cosas, que al Señor no le agradan, como por ejemplo: El chisme, la contienda, los pleitos, la fornicación, el adulterio, la envidia, la avaricia, etc.

Visitación del Consolador

Hemos aprendido, que es necesario que el creyente del Señor, se esfuerce en renunciar a todo pecado, que asedia al mundo, porque le quitan santidad; y pueda  ser usado por el Espíritu Santo de Dios, para saber cómo se manifiesta con poder; y pueda percibir su presencia.