Oración al Espíritu Santo para pedir un favor de prosperidad

oracion al espiritu santo para pedir favor

Oración al Espíritu Santo para pedir un favor de prosperidad. Pedir es el acto de solicitar con humildad un favor, por alguna necesidad que se tenga y puede ser de cualquier índole. Por eso has estado Dios siempre cuando uno le clama con un corazón contrito y humillado, sede a responder a su favor; pero siempre y cuando se le pida en el nombre de nuestro Señor Jesucristo.

La humanidad en general, y a través de generación en generación, siempre ora o clama con intensidad, a un ser superior espiritual para solicitar por cualquier favor o ayuda; pero sabemos que Dios, es el todopoderoso que todo lo puede y quién nos puede ayudar en cada situación que se nos presenta. Sin más preámbulo con este artículo te enseñaremos con esta oración como pedir un favor de prosperidad al Espíritu Santo.

Índice

    Con esta Oración podemos pedir un favor de prosperidad

    Oh Dios de los ejércitos, de ti emana la vida; porque tú lo creaste todo, levántate oh Jehová y oye mi voz; ruego también que tus oídos estén atentos a mí suplica, y te acuerdes de mí. Y tu Espíritu me sustente.

    Oh Espíritu Santo,

    que habitas en mi corazón;

    el cual es tu templo,

    conoces mis pensamiento y pesares; 

    oye mi oración.

    Acude a mi suplica,

    atiende a mi clamor;

    sé que tu puedes entenderme

    y asimismo inteceder por mi al Padre;

    pido que por favor llenes mi vida de bonanza.

    Ruego que lleves mi vida,

    a una properidad inquebrantable;

    pero también a tener humildad,

    para ayudadar a otros.

    No pido solo prosperidad

    de manera económico;

    sino también de salud

    asimismo de bienestar

    fisica y mental.

    Acudo a ti

    porque solo tú entiendes

    lo que en realidad necesito.

    Espíritu de verdad,

    ruego qe mi vida sea bienaventurada;

    y siempre cuente con el oportuno socorro

    del Señor Jesús.

    Ayudame a no detenerme ante la falta 

    de dinero

    asimismo de alimentos

    sino que sea diligente

    para ganarme la bendición de Dios.

    Pero aún así,

    amado Espíritu te ruego,

    que en mi despesa no falte

    ni la harina, ni el aceite.

    Que las peste no tocará mi morada,

    que cuente siempre con el Dios 

    también dueño del oro y de la plata.

    el que persigue lo vano carece de entendimiento

    Oh Espíritu de Dios,

    que tu presencia nunca me falte;

    porque sin ti no sabria que hacer.

     

    Ruego Espíritu de Verdad,

    que la dicha nunca falte en mi casa;

    tampoco tu protección

    pues solo en ti confío.

     

    Con mi vida quiero primeramente agradarle 

    a mi Dios,

    para que me conseda esto que ruego

    y asimismo anhela mi corazón; 

    con tanta fuerza.

     

    Ruego que la properidad, 

    nuca falte en los días de vida;

    y también quede que herencia 

    a los que dejaré en mi partida.

     

    Permite que también,

    todos ellos conozcan de ti

    y en consecuencia se enamoren y

    te adoren más que yo.

     

    Si crees que mi camino está torcido,

    enderezalo y aparta de mi a quienes

    me conducen al mal;

    asimismo aleja al enemigo

    que se que me acecha para destruirme.

     

    El enemigo busca cualquier falla

    para aceme caer;

    pero mayor es el que mora en mi

    y siempre me lleva a la prosperidad.

     

    Gracias Espíritu Santo

    por tu gran paciencia

    siempre obrar en mi vida 

    sin abandonarme.

     

    En mi corazón siempres estas

    y de ese lugar nunca quiero 

    que salgas.

     

    Enseñame a simpre esperar 

    el tiempo de Dios;

    asimismo a no deseperarme por cualquier

    circunstancia dificil o confusa.

     

    Amén.

    Prosperidad única e inigualable

    La prosperidad solo viene de un ser  inigualable, que constantemente quiere estar en comunicación con los seres humanos, debido que Dios, es el ser supremo y todopoderoso con la capacidad de poder ayudarnos en todas las dificultades o necesidades que tengamos; es necesario, orar o clamar, delante de su presencia con humildad y con un corazón contristo y humillado; oración al Espíritu Santo para pedir un favor de prosperidad.

    Milagrosamente Dios, también obra de una manera maravillosa y sorprendente, y saber que la mejor manera de agradecerle a nuestro Señor,  es ser obediente y además caminar en sus caminos guardando de todo corazón sus mandamientos y ponerlos por obra; esa es la mayor prosperidad que nos entrega Dios, en ser agradables delante de su presencia en agradecimiento.

     

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    ¿Qué te pareció este artículo?

    Subir

    Este sitio web utiliza cookies para garantizar que obtenga la mejor experiencia en nuestro sitio web. Leer Más