Oración dando gracias a Dios por nuestro cuerpo y templo ¡Santo eres!

oracion dando gracias por nuestro cuerpo

Rendir homenaje y gracias a Dios usando una oración poderosa para pedir por nuestro cuerpo, claramente te permite liberar todo tipo de enfermedad o maldad que tengas en tu vida, por ende, es de valor aprender a como orar a Dios de forma correcta.

A su vez, te permite conectar de una forma noble y bondadosa con el Todopoderoso, realzando la importancia y el amor por su soberanía, agradeciendo su propósito divino en nuestras vidas.

Índice

    Oración para dar gracias a Dios por nuestro cuerpo y espíritu cada día

    Despierta tu día lleno de gloria y gozo, respetando las cosas favorables que en beneficio Dios aboga por ti y solo para ti. En consecuencia, de sincerarte, permitirá que el Señor de Señores confié en ti, guiándote por el sendero correcto:

    Dios Amado,

    imploro que me escuches en esta plegaria.

    Vengo a ofrecerte una señal de devoción

    y amor, solo para ti.

     

    En virtud de una mejor vida,

    estoy en el camino de dar,

    además de entender,

    todo lo que me das.

     

    De una forma favorable,

    quiero de rodillas darte las gracias.

    Principalmente por la energía

    y salud que me regalas.

     

    Tengo la destreza

    y la fe de que me cuidas,

     aunque he pecado en algunas cosas.

     

    Yo soy de las personas,

     que confían plenamente en ti.

    Pongo cada una de mis decisiones,

    en tus manos.

     

    De igual forma, encomiendo mi camino

    y mi suerte solo para ti.

     

    Dios grande,

    también ofrezco mi buena voluntad.

    Usa mi cuerpo,

    para labores que pueda aportar

     y ayudar al prójimo.

     

    Además hoy estoy ilusionado,

    feliz y con la esperanza,

    de que eres mi protector.

     

    Quien ha de confiar en ti,

    tu eres mi guía.

    Con ilusión seguiré cosechando,

     las buenas obras que quieres para mí.

     

    Dios Querido,

    permite que mis personas allegadas,

    tenga la bondad

    y también la virtud de conocer

    o redescubrir su sendero.

     

    Logra que su vida,

    este en vuelta en toda,

    la felicidad del mundo.

     

    Es innegociable la felicidad,

    todos merecemos de la misma.

    hay un solo cuerpo y un solo espiritu

    De igual forma, creo con devoción,

     tal como lo veo,

     tu unción es un acto de luz.

     

    Muchos andan perdidos,

    se refugian en ti

    o la Virgen María.

     

    Como Jesucristo, demostró en vida,

    no existe horario para rezarte,

    cuando creemos con buena fe,

    asimismo, todo momento

    es el correcto.

     

    Me causa ilusión contarte mi día

    y mi experiencia,

    algo que ya tu mejor que

    nadie lo sabes.

     

    Por eso, me gusta ir al templo sagrado,

     porque encuentro personas,

     en la misma sintonía.

     

    Sobre todo, con el mismo amor,

    que te tengo a ti.

    Curiosamente eso,

    pocas veces se puede conseguir

     y me llena de ilusión.

     

    Por otro lado, aprovecho

    para pedirte,

    asimismo por mis padres.

     

    Han sido mis guías,

    durante todo este camino.

    Su ejemplo,

    me transformaron en lo que hoy soy.

     

    Es decir, con sus buenos valores.

    Lograron que fuera,

    la persona de éxito que soy hoy.

     

    Me llena de alegría e ilusión,

     por otra parte, también me incursionaron,

    en el mundo de conocerte a fondo.

     

    Son muy fieles a ti,

    así que no olvides cuidar su salud.

    Además, durante todo este tiempo.

     

     Me comprometo a seguir orando.

    De corazón, mi corazón se relaja

     y me siento feliz notablemente.

     

    Eso es algo que no es fácil de lograr.

    Virgen María,

    por favor, cuídame

    y se mi protectora también.

     

    Al lado del Todopoderoso,

    no tengo mejores guerreros,

     para tener una mejor vida.

     

    Plenamente, me siento feliz por eso,

     porque no existe ninguna maldición

    u obstáculo que no pueda combatir,

    con ustedes a mi lado.

     

    Seguiré confiando,

    por consiguiente, usa mi buena fe

    y voluntad para seguir ayudando.

     

    Te pido con clemencia,

     que me bendigas hoy y siempre.

     

    Amén.

    Glorifica a Dios con tu gracia

    Todas las cosas que hasta ahora logramos padecer, sucede por el amor que tú le dedicas a la gloria de Dios. Cualquier detalle para mal o para bien, glorifica tu oración milagrosa para pedir ya sea por el templo de Dios o por tu cuerpo y espíritu dándole las gracias que merece el Padre por intervenir.

    No todas las cosas que suceden, suceden al azar. Luego de tantas cosas que puedes enfrentar con la su protección, puedes salir hasta glorificando tu vida misma.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    ¿Qué te pareció este artículo?

    Subir

    Este sitio web utiliza cookies para garantizar que obtenga la mejor experiencia en nuestro sitio web. Leer Más