Saltar al contenido

Oración poderosa al hijo de Dios ¡Tú eres el Mesías, el Hijo de Dios vivo!

28 julio 2020
Oración poderosa al hijo de Dios ¡Tú eres el Mesías, el Hijo de Dios vivo!

El verdadero Cristo Redentor, es nuestra única forma de enmendar todas las cosas que suceden para bien o para mal. Dedicarle una oración dirigida al hijo del Padre Dios, es los mejor para enderezar tu vida lo mejor posible.

Capaz necesitas el apoyo que te oriente para recuperar el sendero de tu vida o para pedir por la protección de tus seres queridos, lo valioso es que acá todo vale y puedes pedir con devoción, además de mucho amor cualquier favor.

Oración dirigida al hijo Dios para cuidar tu camino

Resulta que cuando tú te encomiendas a este ser divino, todo lo valioso de la vida viene a ti con una gloria maravillosa, es allí donde debes erradicar toda tu fuerza:

Amado Cristo,

tú que me cuidas en todo momento

y situación.

 

Vengo a ofrecerte esta plegaria llena de gloria,

 tengo la fe y potestad,

 de brindarte este maravilloso rezo,

lleno de misericordia, piedad, confianza y mucha fe.

 

Sobre todo, en estas épocas que necesitamos de ti

y merecemos tu santidad,

en toda situación.

 

Hoy vengo con exactitud,

a entregarte mi amor.

No obstante, de antemano,

te pido que perdones todas las

cosas malas que he hecho.

 

Mientras tu observes que estoy

actuando correctamente,

no intercedas por mí,

 me comprometo a mejorar

y mientras, tu no me cumplas por ahora,

 esos favores de vida.

 

Asumiendo este detalle, quiero determinar.

Tu amado poder,

además, con tu gloria,

la aprecio completamente.

 

Asumiendo que son cosas insuperables,

necesarias y obligatorias para una buena vida.

 

Te suplico que cuides de mis familiares,

también de mi amada, a mis hijos

y todos los allegados que forman parte de mi vida.

 

Concédele el favor de una vida llena de gloria,

 también de mucha salud

y riqueza personal.

 

La felicidad de cada uno de ellos,

es el fin lógico donde quiero,

 seguir creciendo e inaugurando una nueva vida.

 

Me pongo en tus manos hoy y siempre,

después de todo eres mi guía,

protector y el hijo amado de mi

Señor Todopoderoso.

 

La mezcla de tu poder,

es lo que hace que me sienta, lleno de vida.

Asimismo, mi energía rebosa porque mi camino,

 es bendecido por ti,

 luego de pasar por momentos y

obstáculos negativos.

 

Esa es la verdadera forma de agradecerte

tus bendiciones.

Padre Amado, ven y vigila mi caminar,

al lado de Cristo.

 

Tu que eres el Rey del cielo y la tierra,

para que asimismo permite,

que todo esto sea posible

para bien o para mal.

Asumo las consecuencias de mis errores,

además de todo el impacto que ha producido,

 mi mal comportamiento.

 

En contexto, pongo en mis manos

tu vida, hijo de Dios.

 

Esta plegaria esta envuelta de

muchas bendiciones,

 que son posible gracias,

a tu benevolencia.

 

Asimismo durante mucho tiempo,

tú me has llenado de confianza

y eso es lo que tengo que cuidar.

 

Asumiendo este detalle,

quiero destacar que voy a poner mi vida.

Con hábitos que sean positivo,

empezare a actuar de forma alegre,

donde la actitud será mi mejor aliada.

 

En largos periodos de mi vida,

la timidez a nublado mi futuro.

 

Igualmente dame la fuerza,

 además de la voluntad de poder

enfrentar esto ya mismo,

de todas formas, déjame seguir y

aprendiendo con cada fracaso.

 

Ahora mismo, estoy dispuesto a todo.

Se que todo cambio grande,

merece sacrificios grandes y eso,

es lo que vengo tomando ahora mismo.

 

También fórjame con tu templanza,

sabiduría y paciencia,

además se que todo lo bueno de la vida,

se produce por eso. 

 

Al principio, dudaba en realizar esta plegaria,

no obstante, ahora lo tengo todo claro.

De cualquier manera, concédeme

tu gloria y bendiciones,

en cada momento y situación.

 

Por siempre y para siempre,

en el nombre de Cristo.

 

Amén.

¿Confías en Cristo?

A pesar de todo, si a estas alturas no confías en su poder. Finalmente te puedo decir, que a estas es una posición errónea, Jesús en vida cuido y ayudo a todas las personas en vida, sacrifico su propia vida y profesito la palabra del Padre Dios.

Donde no creer, en algo como una oración al hijo de Dios Todopoderoso, dirigida para que te cuide con mucha devoción. Es un error que debes de evitar, notaras que tu vida cambiara drásticamente para bien de forma positiva, si empiezas a creer.