Poderosa oración para los hijos adolescentes o adultos rebeldes

Poderosa oración para los hijos adolescentes o adultos rebeldes

Cuando nuestros hijos alcanzan la edad adolescente, es normal que se sientan que no deben obedecer a nadie y a nada, se sienten irreverentes. Por  esta razón, siempre debemos hacer una oración para los hijos adolescentes que están rebeldes. Ya que, solo Dios entiende más que nadie lo que es tratar con un hijo rebelde.

Aunque, Jesús no fue quien se reveló contra Dios como hijo, fue, Satanás, quien era llamado luzbel el que lo hizo. Por eso, tanto en el libro de Isaías como Ezequiel, nos enseñan, que Luzbel quiso ser más grande que Dios y se rebeló contra Él. Por este motivo, más de la tercera parte de los ángeles fueran desterrados del cielo.

Si no quieres que tu hijo tenga un final triste perdiendo todas las bendiciones que Dios ha determinado para él, tienes que interceder a favor de él y hacer una oración para los hijos adolescentes que son rebeldes.

Índice

    Poderosa oración para los hijos adolescentes o adultos rebeldes

    Aunque hay muchos factores que pueden afectar en la obediencia de un hijo, la Biblia siempre nos enseña que como hijos debemos honrar a nuestros padres. Ese, es el único mandamiento con promesa que tenemos en la Biblia, así que nuestro deber como padres es enseñarles que al honrarnos y obedecernos son bendecidos simultáneamente.

    Me inclino humildemente ante ti,

    Padre celestial, para poder 

    interceder por mi hijo.

     

    Por esta razón, lo traigo delante de ti

    en el nombre del Señor Jesucristo.

    Además, te agradezco que hayas amado

    a mi hijo con el amor del Calvario.

     

    También, te agradezco que nunca

    quites tu misericordia

    de su vida, y le ayudes

    con su mal carácter.

     

    Por otra parte, te pido Señor

    que siempre perdones nuestros fracasos,

    y así, puedas guiarlo en el camino

    que debe seguir.

     

    Estoy agradecido de

    que eres soberano

    y puedes usar incluso

    las profundidades

    del pecado a las que ahora

    está esclavizado.

     

    Te alabo por esta gran

    prueba que humilla

    mi corazón ante Ti.

     

    Al aceptar mi posición

    de tener la autoridad

    sobre la vida de mi hijo,

    traigo toda la obra

    del Señor Jesucristo sobre su vida.

     

    Así, podré enfocarme directamente

    contra los poderes

    de las tinieblas que ciegan y atan

    la vida de mi hijo.

     

    Oro por la victoria de la encarnación,

    crucifixión, resurrección, ascensión

    y glorificación de nuestro Señor

    directamente contra todo

    el poder de Satanás.

     

    También, ato todos los poderes

    de la oscuridad

    destinados a destruir

    la vida de mi hijo.

     

    Y declaro que el enemigo se pierde

    en su deseo de destruir la vida de mi hijo

    en el nombre del Señor Jesucristo.

     

    Invito al bendito Espíritu Santo

    a moverse sobre el corazón de mi hijo

    y ​​a que entienda que debe arrepentirse

    por el pecado que ha estado cometiendo.

    Cómo padre, te confieso los pecados

    de mi hijo y ​​te suplico

    Tu misericordia compasiva hacia él.

     

    Confieso que se sumió a toda clase

    de pecados carnales que le han dado

    a Satanás tal lugar en su vida.

     

    Suplico a la sangre de Cristo para que

    quite y desarraigue toda la maldad

    que se apodera de la vida de mi hijo.

     

    Y ​​espero en el Espíritu Santo

    para que lo lleve al arrepentimiento,

    la fe y la vida en el Señor Jesucristo.

     

    Declaro que la rebeldía

    se aparta de su vida,

    de su cuerpo y de sus pensamientos.

     

    Padre, tú dices en tu palabra que

    nosotros tenemos en nuestras manos

    el poder de la reconciliación.

     

    Y declaro que ese poder

    viene sobre mis hijos

    y sobre nosotros como sus padres.

     

    Por otra parte, me niego a provocar,

    irritar  o inquietar a mi hijo;

    No seré duro con él para

    que no se desanime,

    se sienta inferior y frustrado.

     

    Además, no romperé su espíritu,

    en el nombre de Jesús

    y, por el poder del Espíritu Santo.

     

    Amén.

    Por qué debemos orar por nuestros hijos rebeldes

    Cuando nuestros hijos son rebeles y nosotros hacemos una oración para los hijos adolescentes podemos ver el cambio poderoso que esta oración trae sobre ellos. Por otra parte, cuando oramos por nuestros hijos rebeldes, vamos a ver como Dios les ayuda a ver el camino correcto, y así, salir de ese mundo oscuro en el cual están sumidos. Solo Dios puede hacer que la transformación completa del hogar se dé y el perdón entre y pueda quitar las telarañas oscuras que han venido sobre ella.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    ¿Qué te pareció este artículo?

    Subir

    Este sitio web utiliza cookies para garantizar que obtenga la mejor experiencia en nuestro sitio web. Leer Más