Saltar al contenido

Oración para los hijos que no quieren estudiar ¡Dales sabiduría!

17 septiembre 2020
Oración para los hijos que no quieren estudiar ¡Dales sabiduría!

Cuando comienzan los estudios, muchas veces nuestros hijos muestran una apatía hacia ellos, a veces se trata de presión o muchas veces de una falta de ánimo por salir adelante y ser los mejores en los estudios, para ellos, como padres, deben hacer una oración para los hijos que no quieren estudiar, así Dios mismo pondrá fuerza en ellos y pondrá luz para que ellos se animen a estudiar y salir adelante.

Es importante mencionar, que como padres, deben alentarlos a que mejores, muchas veces se comenten los errores de maldecir sus vidas, diciéndoles que ellos no sirven para los estudios o que son uno vagos. Debemos evitar eso y trazarles la línea de bendición hacia su futuro. Debemos siempre hacer una oración para los hijos que no quieren estudiar para que estos mejoren y sobresalgan en todo lo que hagan.

Oración para que nuestros hijos mejoren en sus estudios

Si quieres hacer una oración para los hijos que no quieren estudiar, debes tener fe de que Dios obrará a favor de ellos y que todo les saldrá bien. Puedes creer que tus hijos serán los mejores y alentarlos a que lo sean, así verás la mejoría en cada uno de ellos, y verás como Dios mismo bendecirá su intelecto.

Señor, en esta mañana

me pongo ante ti,

para interceder por

la vida de mis hijos.

 

Mira que muchas veces no quieren

dar todo para salir bien

en sus estudios.

 

Te pido que les muestres el futuro

para que puedan ver lo importante

que es que puedan culminar

sus estudios en bendición.

 

Oro para que les des a cada uno

el deseo de aprender y el

don del conocimiento.

 

Ayúdalos a sobresalir

en sus fortalezas

mientras persevera en

sus debilidades.

 

No dejes que se desanimen

cuando no puedan

comprender las cosas

con facilidad.

 

En cambio, pueden

apreciar y almacenar

el conocimiento que obtienen.

 

Enséñales el valor del esfuerzo

y la importancia de salir adelante.

Enséñales lo importante que es pensar

en ellos y en lo que deben hacer.

 

Señor, muéstrales cada

día, el esfuerzo

que como padres hacemos

para que todo les salga bien.

 

Padre, por mucho que quiera

que mis hijos prosperen en su educación,

tanto más quiero que adquieran sabiduría

y que amen todo lo que hacen.

 

Tu Palabra nos enseña que la sabiduría

preserva la vida de su poseedor,

que la sabiduría es suprema

y el que la obtenga

tendrá una gran visión.

 

Capaz de comprender

lo que es correcto, justo y justo.

 

Ayúdanos como padres a guiarlos

por el camino del bien y a ayudarlos

cuando se sientan que ya no

pueden hacer nada más.

 

Muchas veces como

padres somos duros

y no entendemos el peso

que hay sobre ellos.

Que la sabiduría entre

en sus corazones

y el conocimiento sea

agradable para sus almas.

 

Padre, oro para que en todas

las escuelas de la vida,

mis hijos lleguen a la

conclusión de que

temerle y guardar.

 

Tus mandamientos

es el deber supremo de sus vidas.

 

Mantenlos en tierra, centrados

a ti y a tu presencia,

ampliando sus conocimientos

y manteniendo su integridad.

 

Por ello, dales la fuerza, el valor y el ímpetu

para que puedan amar la educación

y amar la corrección

siempre en sus vidas.

 

Finalmente te lo pedimos Señor.

En el nombre de Jesús.

 

Amén.

Importancia de bendecir a nuestros hijos

Cuando hacemos una oración para los hijos que no quieren estudiar, debemos entender que más que pedirle a Dios para que se vuelvan más activos a la educación, lo que debemos pedir a Dios es que los bendiga. La bendición de Dios siempre añade, y cuando nuestros hijos están en un ambiente bendecido, todo les saldrá bien.

Por eso, siempre es importante que como padres bendigan la vida de sus hijos, para que en todo momento, ellos puedan sentirse confiados de que pase lo que pase, sus padres siempre estarán ahí para ellos.

Necesitamos darle seguridad e identidad a nuestros hijos, así, ellos se sentirán confiados se tienen unos padres que les aman y comprenden que hay altas y bajas que pueden pasar, así que si vas a hacer una oración para los hijos que no quieren estudiar, primero bendícelos y muéstrales tu amor incondicional.