Saltar al contenido

Oración de intercesión o intercesora por nuestros hijos ¡Mantenlos a salvo!

29 julio 2020
Oración de intercesión o intercesora por nuestros hijos ¡Mantenlos a salvo!

Desde entonces la intercesión es en cierta forma la manera de poder pedir algo por alguien en este caso será a Dios  a quien le pediremos que de manera grande en una oración de intercesión por nuestros hijos.

Además son los hijos la base de una familia, ya que en ellos se inicia el verdadero amor, es en los hijos donde se conoce el verdadero amor de verdad. Es por eso que cada día se debe interceder por ellos para que así sean levantados y fortalecidos con la grandeza de nuestro padre celestial. Además en cada hogar siempre hay un padre o una madre intercesora por sus hijos.

Poderosa oración de intercesión por nuestros hijos.

En realidad son nuestros hijos el motor en cada hogar; ya que cada día son ellos quienes impulsan a los padres a ser valientes y sacar su esfuerzo y motivación por ellos. Asimismo es importante poder realizar una oración de intercesión por nuestros hijos, la cual debe ser realizada con mucha  fe y sabiduría.

Amado padre

Cuán grande y poderosa son tus maravillas.

Gracias mi Dios del cielo por no abandonarme,

Tú eres mi señor y salvador.

 

Por eso vengo ante ti para que puedas ayudarme.

Por medio de esta oración te pido,

 Que intervengas por mis hijos.

 

Ayúdanos padre santo,

Quiero que seas tú quien pueda,

 Brindar la protección a mis hijos.

En gran manera no apartes,

 Tu mirada de en medio de ellos.

 

También te pedimos tu perdón,

Porque en gran manera a veces te hemos fallado.

Permite que sea tu poder,

 Quien los levante cada día.

 

Apártalos del mal camino,

Así como también forma parte de su caminar.

Tu mi Dios del cielo eres grande y poderoso.

 

Buscamos de ti porque eres omnipotente,

En ti vive la grandeza de nuestro amado padre.

Te lo ruego ten piedad de mis hijos.

Desde ahora ten compasión de ellos.

 

Escucha fervientemente mi oración;

Mi fe y esperanza la entrego a ti.

 

Por lo tanto que sea tu fe,

 Y amor quien los proteja siempre;

Desde lo más profundo de mi corazón,

Y por medio de esta poderosa,

 Oración que hoy realizo.

 

Te pido mi  Dios bendito,

 ten piedad de nuestros hijos.

Apártalos de la envidia,

 Y el mal que hay en la humanidad.

 

Por lo que tú más quieras mi padre bendito.

En tu nombre poderoso,

te adoramos y alabamos cada día.

 

Sabemos que solo tu mi señor,

 Eres quien nos puede ayudar.

Mantenlos salvos de todas,

las maldades del mundo.

 

¡Oh bendito señor y salvador mío!

Ten compasión de nuestros hijos,

Desde ahora y para siempre,

 No apartes tus ojos de ellos.

 

En medio de toda prueba levántanos cada día.

Asimismo por medio de esta oración,

 Te pido la intercesión de fe por ellos.

Permite que nuestro prójimo,

 Tenga respeto y valoración de ellos.

 

No permitas que la maldad los toque,

En cierta forma restaura su vida.

Para que puedan avanzar,

 En pasos firmes y sin problemas.

Desde ahora mi señor,

 Solo en ti hallaremos el consuelo.

 

También cúbrelos con tu sangre preciosa;

¡Oh mi poderoso Dios!

En esta intercesión te dejamos,

 Saber que necesitamos más de ti.

 

Es por eso que te buscamos;

Para que así nos des más de tu amor y justicia.

Redime el corazón de nuestros

hijos para siempre.

 

Te lo suplico mi Dios bendito,

Mi fe cada día es grande;

Ya que tus maravillas siempre

llegan a tus hijos.

 

Te pido con esta poderosa,

 Oración puedas restaurarnos cada día más.

Te pido para que tu gracia,

 Siempre este alrededor de ellos.

 

No más angustia,

No más maldad para sus vidas.

Desde ahora solo te pertenecen a ti mi señor.

 

Ten compasión de sus vidas,

así como también de sus caminos.

En tu nombre siempre confiaré.

 

Amén.

El poder de las súplicas en nuestros tesoros

En cierto modo, se afirma que solo la bendición de Dios por medio de una oración de intercesión por nuestros hijos, es aquella quien logra fortalecer y elevar en gran manera la fuerza y la fortaleza en cada uno de ellos. Siendo así que puedan ser protegidos y guardados de todo mal. Ya que nos preocupa que por alguna circunstancia que se les presente no puedan encontrarse a salvo, entonces se quiere dejar claro que solo la intercesión o la forma intercesora en que se le pide a Dios puedan mantenerse a salvo.