Saltar al contenido

Oración milagrosa matutina y nocturna de agradecimiento a Dios

12 septiembre 2020
Oración milagrosa matutina y nocturna de agradecimiento a Dios

Agradecerle a Dios por todas las bendiciones recibidas debe ser un hábito esencial, y más aún en las mañanas, justo al despertar, y en las noches, momentos antes de ir a dormir. Es importante realizar una oración milagrosa matutina y nocturna de agradecimiento a Dios, ya que mantener esta actitud permite que la vida mejore en todos los ámbitos posibles.

Además de pedir, es indispensable agradecer, y la mejor forma de hacerlo es con una oración matutina y nocturna. Esta milagrosa oración de agradecimiento ayuda a expresar la dicha y felicidad causada por todas las maravillas que ha realizado Dios, y por la protección y el amor brindado en los momentos de necesidad.

Oración matutina y nocturna de agradecimiento a Dios por los milagros concedidos

Esta oración puede ser realizada diariamente, tanto en las mañanas como en las noches, para así expresar agradecimiento por la milagrosa intersección de Dios y todas las bendiciones que este otorga.

Que al salir el sol,

Tu presencia me acobije

Y entre en mi vida

Como la claridad del día.

Que los rayos de tu amor,

Penetren hoy mi corazón.

 

Que al anochecer sigas conmigo,

Y que la oscuridad

No sea impedimento

Para ver tu luz misericordiosa.

Cuídame al descansar, Señor

Para adquirir fuerzas y mañana continuar.

 

Hoy te agradezco, Dios mío

Por todas las bendiciones concedidas,

Por mejorar mi vida

Y acompañarme a cada segundo,

Gracias, Dios mío

Por toda tu bondad.

 

Desde el primer momento del amanecer

Hasta la hora de dormir

Deseo dedicar mis latidos a ti,

Y entregarte todo mi ser,

Para agradecer por tanto

Y permanecer bajo tu protección.

 

Cuando el silencio reina,

Y el mundo comienza a despertar,

Mi primer pensamiento es agradecer

Por otro día más,

Por todas tus bendiciones

Y tu gran amor.

 

Cuando la calma llega,

Cuando el mundo se detiene,

Y el atardecer se desenvuelve,

Agradezco también, Oh Dios misericordioso

Por darme oportunidad de vivir,

Un día lleno de bondad.

 

A cada segundo agradezco, Señor,

Por tu bondad y amor,

Por siempre cuidarme,

Y ayudarme en la necesidad.

Gracias te doy, Dios mío,

Por tu gloriosa intersección.

 

Cuando siento que caeré,

Sé que estás ahí,

Cuando la soledad me abruma,

Siento tu presencia,

Y es por ello, Señor

Que agradezco tu infinito amor.

No me abandones, Dios mío,

Que sin ti, nada tengo.

Agradezco tu protección

Cuando el peligro me acecha,

Y tu sabio consejo

Cuando aparece un momento decisivo.

 

Te entrego mi corazón, Padre,

Solo deseo que mi vida

Se dé según tu voluntad,

Tú sabes lo que necesito,

Y lo que puede dañarme,

Eres mi pilar y guía.

 

Gracias, Señor,

Por bendecir mi vida,

Por darme el pan diario,

Y suplir cualquier necesidad.

Infinitas gracias te doy, Dios,

Por tu ayuda y misericordia.

 

Tú, Rey de reyes,

Que moriste en la cruz,

Para desvanecer mis pecados,

Las palabras no me alcanzan

Para agradecerte por ello,

Y muchas más maravillas concedidas.

 

Que en cada respiro

Que surja de mis labios,

Esté presente mi agradecimiento a ti.

Que cada ola del mar,

Y cada rayo del sol,

Muestren agradecimiento a tu poder.

 

Deseo seguir tus pasos,

Y ser más bondadoso,

Amoroso, paciente y humilde.

Ayúdame a comprender y agradecer,

Incluso cuando no entienda el porqué,

Confío en tu perfecta voluntad.

 

Gracias, Señor, gracias,

Por tener poco que pedirte

Y tanto que agradecerte.

Gracias por guiar mis pasos,

Y acompañarme en mi camino,

En la dicha y adversidad.

 

Gracias, Dios mío,

Por cuidarme siempre,

Por interceder por mí,

Y ser mi mano amiga

En los peores momentos,

Cuando el mundo me derriba.

 

Amén.

La oración para agradecer es un hábito beneficioso

El agradecimiento es una de las mejores virtudes humanas, ya que ayuda a mantener una actitud positiva y serena en las adversidades de la vida, al centrarse en las cosas buenas y no en las malas.

Con esta oración milagrosa matutina y nocturna se puede agradecer por todas las bendiciones que Dios concede, por los milagros obtenidos y su misericordia. El agradecimiento es necesario para avanzar y poder ofrecer con humildad otras peticiones, ya que Dios valora el agradecimiento genuino por la ayuda brindada.