Saltar al contenido

Oración Poderosa al Padre Pío para conseguir un amor eterno y feliz

12 mayo 2020
Oración Poderosa al Padre Pío para conseguir un amor eterno y feliz

La Oración Poderosa al Padre Pío para conseguir un amor eterno y feliz será tu gran aliado entre tú y tu conexión con Dios. Muchos de nosotros soñamos con tener un amor eterno. Un amor que se mantenga vivo y feliz por todos los años de vida que Dios nos conceda tener.

Son muchos los factores que influyen en conseguir un amor eterno, pero en todo aquel complemento entre lo carnal y lo espiritual. El Padre Pío es considerado es más importantes y más grande dentro de nuestra sagrada iglesia católica.

Es querido en todo el mundo porque enseñó a vivir con amor. Ya que dedicó su vida a la oración, al sacrificio y a la pobreza, lo que lo hizo alcanzar una profunda unión con Dios.

Oración al Padre Pío para conseguir un amor eterno y feliz

Éste fraile entregó su vida a la oración y consiguió a través de ella una directa comunicación con Jesucristo y con los ángeles. Ya que eran ellos quienes le orientaban y guiaban en su labor en la Iglesia.

Decía que la oración es la mejor manera de amar que tenemos, en la llave al corazón de Dios. Si abres tu corazón y despejas tu conciencia en oración al Padre Pío. Podrá ver lo que hay en ti y también tu verdadera fe y la disposición de servir a Dios con fervor y devoción. Implora esta oración para que San Pío te ayude en el amor.

Excelentísimo Padre Pío

Adorado Padre Celestial,

Dios Todopoderoso.

 

Quien a través del Padre Pío consolaste

almas en extremo dolor,

sanaste heridas del cuerpo y enfermedades,

llevaste palabras de apoyo a corazones afligidos.

 

Adorado Padre,

así como guiaste a San Pío a ser tu fiel servidor

y a dedicar su vida a profesar tu palabra,

 así mismo quiero seguir tu camino.

 

Quiero seguir el ejemplo de tan admirable fraile

quien dejó la riqueza a un lado para en pobreza

del cuerpo hacer rico su espíritu.

 

Que las curas milagrosas del Padre Pío

a través de la oración en tu nombre,

 Mi adorado Dios.

 

Intercedan para sanar los corazones

heridos, afligidos y solos

y que el amor que reposa en mi alma

sea un amor eterno y placentero.

 

Bendito Padre Pío,

 que la sangre que derramaste a través de tus heridas

limpien mis pecados y mis malos pensamientos,

para que la pureza de tu espíritu lleve ante nuestro Dios

el mensaje de amor eterno que sueño para mi vida.

Anhelo amar con entrega y dedicación para

ser correspondido de igual forma,

anhelo ser feliz por el resto de mis días en compañía

de esa persona especial que he elegido para mi

 y quiero que todo esto se de bajo tu gracia Divina mi Dios.

 

 Padre Pío,

tu escuchabas a Dios mientras nadie más lo hacía,

tu veías a los ángeles revolotear a tu alrededor

y ningún otro ojo pudo verlo.

 

Entendías cartas en letras confusas

que no sabrías comprender,

que grandioso el poder de Dios sobre ti.

 

Por ello ruego que a través de tus conocimientos

divinos intercedas ante Dios Todopoderoso

y le pidas la bendición del amor eterno

y la completa felicidad.

 

 Nada es imposible para el Reino de Dios. 

Dios es Misericordioso y sé que escuchará mi oración.

En ti confío divino Santo.

 

 Amén.

 

“Solo quiero ser un Fraile que Reza”

Estas palabras del Padre Pío, de hecho demuestran que la Oración Poderosa al Padre Pío para conseguir un amor eterno y feliz tiene poder.

Decía: “Reza, espera y no te preocupes. La preocupación es inútil. Dios es Misericordioso y escuchará tu oración”.

Para hablarle a Jesús no hay que hacerlo solo con los labios, sino con el corazón. Basta con que tengas fe e implores con humildad que te ayude ante Dios y te conceda amor eterno y felicidad plena. A través del Padre Pío, Dios se manifestaba en la eucaristía haciendo ver la verdad del evangelio de una forma diferente y sin duda alguna, especial.

Sus misas conmovían a los fieles por la profunda devoción que demostraba, no solo hacia Jesucristo sino también hacia la Virgen María.

Finalmente, si sigues los ejemplos de este padre y demuestra con devoción que eres hijo de Dios. Ama con corazón sincero y verdadero a Dios Todopoderoso.