Saltar al contenido

Oración para aprender a perdonar al prójimo y dar sanidad al alma

9 marzo 2020

Estimado lector, Dios en su palabra nos guía que si nosotros no perdonamos a nuestro semejantes, el tampoco perdonará nuestros pecados, es por esto que debemos cultivar ese sentimiento en nuestro corazones, por esto nos acercamos a él con esta sentida oración para aprender a perdonar al prójimo y dar sanidad al alma, te propongo que la realices y compartas con demás familiares y compañeros, ella será de bendición para la gloria y honra de Jesús.

https://www.youtube.com/watch?v=jMzONiBJOdk&feature=youtu.be

Oración para perdonar al prójimo y sanar el alma

Mediante la oración podemos encontrar sentirnos plenos con nosotros mismos, ya que esta es una comunicación directa con el Señor y el es capaz de lograrlo todo. Consigue la paz con la siguiente oración:

Padre tu que lo sabes todo y escudriñas nuestros corazones,

Señor tu que habitas en la verdad y eres dueño de ella.

Tuyo es el Reino de justicia, en ti están  la gracia y la misericordia,

que viven por siempre en ti.

 

Solo tu nombre es merecedor de alabanza y gloria.

Tu sacrificio en la cruz del calvario me dio salvación.

Amado Padre celestial atiende nuestro ruego,

conforme a la magnitud de tu poder instrúyeme

para ser guiado en la clemencia a mis semejantes,

quiero sentir esa paz que solo tú sabes dar, vuelve a mi tu oído.

 

Porque así como fuimos nosotros un día ante ti,

suplicando indulgencia, así tú esperas esta cualidad en nosotros.

No debemos dudar ni un instante en dar,

de lo que hemos recibido de ti Padre misericordioso,

piedad ante las injusticias ese eres tu.

 

Mi señor no soy yo quien para juzgar,

no puedo yo convertirme en abogado

y juez de mis transgresores,

si lo haría estaría quitándote a ti de tu lugar de preeminencia,

no permitas que suceda eso.  

 

          Solo tú estás en tu trono,

dirigiendo este mundo con justicia y gobernando al universo,

como solo tú lo sabes hacer.

 

Vuelve a mí la pureza de tu corazón,

¡Oh Jehová! Alma mía y esperanza mía,

no apartes tu mirada de mi, se mi lámpara en todo tiempo.

Ante ti revelo mi error,

porque sé que juez justo he encontrado en ti,

tú me das el aliento de vida, me redimes del pecado,

levantas mi corazón afligido y maltratado.

Solo tú tienes la capacidad de perdonar mi alma perdida.

 

Por eso vuelvo mi mirada a ti,

cantando himnos de victoria porque tú me devuelves lo perdido,

sin ti mi alma y mis huesos se encuentran desolados,

Espíritu Santo de Dios restaura lo caído,

mi ser que se encuentra desconsolado.

 

 Mi alma ruega por tu sagrada presencia,

dame más amor de tu infinita fuente,

enséñame a perdonar a mis perseguidores,

se que la gloria postrera será mejor que la actual,

necesito de ti Santo Padre para darle sanidad a mi alma

que se encuentra fatigada.

 

Libertador de mi alma eres tú,

invoco tu poder grandioso Jesucristo,

solo tú puedes conducir mi vida por sendas de perdón,

justicia y paz. Te entrego el control total de mi vida,

porque solo tú me llevas a tus atrios y me conduces

a sendas de clemencia y le das la fraternidad que mi espíritu necesita.

 

Tu sanas mis heridas con tu fidelidad,

en ti solo puedo encontrar el amor sincero y puro.

Con tu misericordia, le das tranquilidad a mi ser

y pasas tu mano sanadora por mi alma.

 

Señor así mi prójimo levante falso testimonio contra mí,

yo siempre estaré confiado;

ya que cuento con el beneplácito de tu confianza

a través de esta oración para aprender a perdonar.

 

Agradecido me encuentro por tu inmenso amor y compasión,

ya que tú me das la fuerza y el aliento cada vez

que contra mí se levanta el enemigo creando

falsos testimonios e injurias.

 

Dando gracias por todo Santo,

en el nombre Poderoso y majestuoso de nuestro Señor Jesucristo

porque tú de nuestros mal sacas cosas positivas.

Amen.

Ora para perdonar y traer la sanidad a tu alma

El Amado amigo, el Dios de gracia, salvador, Rey eterno, el poderoso gigante, es el único que puede ayudarte a conciliar la paz que has perdido a raíz de tu falta de perdón.

El grandioso Jesús; no condena ni juzga a nadie, hoy puedes ir a sus pies para que le sirvas y seguirá limpiando y mejorando cada día tu calidad de vida en esta tierra. Por ello, restaurando lo perdido, ayudando a perdonar las transgresiones del prójimo con esta  oración para aprender a perdonar, podrás darle sanidad a las almas.