Oración efectiva de protección contra enemigos en el trabajo ¡Aléjalos!

Oración de protección contra enemigos en el trabajo. Día a día, nos levantamos en el nombre de Dios, para dirigirnos a nuestro trabajo, los que tenemos la gran bendición de tenerlo; más no siempre todo suele ser color de rosa; porque a pesar de esta gran bendición, se nos pueden presentar obstáculos, cuando el enemigo usa hasta nuestros propios compañeros de trabajo para molestarnos y hacer que perdamos nuestra bendición. A través de este artículo la oración efectiva de protección contra enemigos en el trabajo ¡Aléjalos! te mantendrá bajo la cobertura de Dios.

Antes de llegar a nuestro sitio de trabajo, debemos entregar nuestro día laboral al Señor, e invocar su santa protección y mantener la lectura de la palabra de Dios porque como su palabra lo dice en el salmo 91:1 “El que habita al abrigo del altísimo, morará bajo la sombra de sus alas”

Índice

    Súplica de protección contra enemigos en el trabajo

    La fe, también es el motor principal para que el Espíritu Santo de Dios, se manifieste sobre sus hijos, pero se debe resaltar que también debe estar limpio nuestro corazón de todo pecado y no guardar ningún tipo de rencor.

    Para empezar Señor,

    te doy las gracias,

    porque me has

    sostenido hasta

    el día de hoy.

     

    Asimismo, me has dado esta

    maravillosa bendición,

    de yo poder trabajar.

     

    Porque esto es digno,

     y también agradable ante tus ojos

    mi amado Dios.

     

    Por consiguiente, Padre,

    el nombre de Jesús,

    te pido también por todas

    las personas que

    laboran conmigo.

     

    Ya que tú eres el que examinas

    corazones, y puedes ver donde

    yo no puedo admirar

    mi Señor.

     

    En cambio mi deber, sé que no

    es el juzgar ni tampoco

    ver lo que está mal en

    cada uno de ellos.

     

    Porque eso te corresponde a ti,

    que eres el Señor

    de Señores.

     

    Mi deber para contigo,

    es bendecir a mis hermanos

    y compañeros de trabajo.

     

    Intercediendo asimismo por ellos

    en todo momento,

    sea o no del agrado

    de alguno.

     

    Por esa razón, no se creador,

    si en alguno

    de ellos se haya formado

    mi Dios, raíz

    de amargura en mi contra.

     

    Igualmente ayúdales también,

    que no haya

    ningún sentimiento

    de envidia hacia

    mi persona.

     

    Por lo tanto, si tenemos

    este trabajo

    en común es

    porque en cada uno de

    nosotros vieron

    alguna cualidad específica.

    el angel del señor acampa alrededor de los que le temen y los rescata

    Y también sabemos que ante ti

    todos somos iguales;

    y el tamaño de tú

    amor inagotable.

     

    Asimismo, te pido

    que envíes a tus ángeles

    protectores que me rodeen

    y guarden de cualquier

    obra maligna enviada

    para dañarme.

     

    Átalos Señor,

     de sus malos pensamientos y

     sus malas obras;

    que son indignas delante

    de tu mirada.

     

    Enséñalos a valorar la bendición

    que les has entregado,

    para que no la pierdan,

    y ten misericordia de

    ellos mi Salvador.

     

    Eres el único que ha estado

    a mi lado siempre,

    y no me has dejado ni en mis

    peores momentos.

     

    Por eso, cada día Santo Rey,

    he tratado de hacer mejor

    las cosas y te pido perdón

    si no he hecho lo suficiente

    para merecer tanto amor.

     

    No quisiera volver a fallarte,

    te ruego que no me

    dejes nunca.

     

    Protégeme de todos

    mis enemigos ocultos,

    porque no tienen

    razón para odiarme.

     

    Bendice mi trabajo y no permitas

    que nada de lo que tramen en

    contra de mi, prospere.

     

    Que tu Espíritu Santo Señor,

    me de el discernimiento

    necesario para evitar

    cualquier situación incomoda.

     

    Finalmente, que tu infinito

    amor me cubra, y mis pasos

    estén seguros junto a ti.

     

    También, gracias por sorprenderme

    cada día, y por

    tus enseñanzas.

     

    Siempre estaré agradecido,

    por tanto que haces

    cada día por mí.

     

    Por último, mantén bajo tú

    cobertura a mi familia,

    para que ningún daño

    afecte nuestra relación afectiva.

     

    Amén.

    Oración para el amparo en el trabajo contra mis adversarios

    Para mantenernos protegidos contra cualquier mal, no podemos estar separados del amor de Jehová, para que él pueda actuar libremente conforme a sus propósitos con cada uno de nosotros. Además no debemos temer porque siempre tendremos oponentes en cualquier capítulo de nuestra vida que no este de acuerdo con nuestros ideales.

    Con nuestra actitud y constancia, podemos dar el ejemplo en nuestro sitio de trabajo de que la buena obra siempre cosechará sus buenos frutos e implementar la unión del equipo de trabajo en actividades motivacionales donde cada uno refuerce su autoestima y recobre la confianza en si mismo.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    ¿Qué te pareció este artículo?

    Subir

    Este sitio web utiliza cookies para garantizar que obtenga la mejor experiencia en nuestro sitio web. Leer Más