Saltar al contenido

Oración de protección para conservar y tener éxito en el trabajo

10 marzo 2020

Lo ideal para cualquier trabajo, es que te ayude económicamente, para tener una vida que te permita disfrutar de comodidades y tener una estupenda salud. Para todo esto necesitamos decirle a Dios que nos de las herramientas para trabajar y la oración de protección para conservar y tener éxito en el trabajo todos los días antes de dirigirnos a él.

Orar, porque nos de sabiduría, inteligencia y protección. Es ayudarnos nosotros mismos, y dar a él las cargas pesadas que no podemos llevar, así como una forma de cuidar el trabajo y alcanzar todas las metas personales y profesionales que nos proponemos.

Dios es el más grande entendedor, es por eso que debemos rogar entendimiento para nuestro trabajo, que nos permita poder hacer todo lo que se nos exige de forma acertada y que podamos avanzar.

Oración de protección para conservar el trabajo

Para las personas muchas cosas son imposibles, pero para el Señor definitivamente no hay nada imposible. Cuando las cosas en el trabajo parecen tensas, tenemos una mala comunicación con nuestros compañeros de trabajo o una mala relación con nuestro jefe la oración quitara el poder maligno sobre esto.

Colocando así, el poder del Espíritu Santo sobre esta oración de protección para conservar y tener éxito en el trabajo:

Señor pongo delante de ti el orden,

perfecto de esta empresa

Te pido que bendigas mis proyectos,

ideas y todo lo que haga

Para que mis pequeños logros

sean testimonio de tu palabra

 

Bendice a mis jefes quienes me ofrecen este trabajo

También bendice a mis clientes,

quienes compran mi trabajo y me dan de comer.

 

Cuida de todo mi equipo de trabajo

y derrama una lluvia de bendiciones a su alrededor,

como también a todas las personas

que laboran en esta empresa.

Renueva las fuerzas de cada uno,

para hacer el trabajo con el más grande amor

Te pido Señor,

un corazón generoso para ayudar

a mis compañeros de trabajo cuando lo necesiten.

 

Cuida mis dos manos,

para poder trabajar honradamente

De esta manera supliré las necesidades de mi familia

y las propias.

Siempre demostrando que tu estas al frente y tienes el control

 

Te suplico, Señor,

Entender a los que nos piensen igual a mí,

especialmente dame la voluntad para actuar haciendo el bien

para honrarte en todo momento.

 

 

Tu tiempo mi Señor, es perfecto.

No me permitas ser indiferente

ante las necesidades de las personas.

 

Te imploro, mi Dios todopoderoso,

Que me des el carisma para sonreír a todos

en todo momento, aun a pesar de estar triste

 

Permite por favor,

que la bonificación económica que me de mi trabajo,

Alcance para pagar las deudas

y llevar comida a mi hogar para mi familia.

Ayúdame, por favor Señor a multiplicar

todo beneficio económico,

Y también multiplica mis ganas

de superarme en mi trabajo.

 Aleja toda enfermedad y accidente de mi camino.

Tú eres el Dios que cumple sus promesas.

 

Mi confianza esta puesta en ti

y mi corazón en tus manos

porque tú tomas mejores decisiones.

Dame las herramientas suficientes,

que yo las puedo trabajar.

 

Gracias Señor por una vez más oírme

y tener en cuenta mis plegarias

que con tanto amor te las suplico.

 

Amén

¿Dios siempre puedo oír mis suplicas de las oraciones?

Lucas 18: 27 Lo que es imposible para el hombre, es posible para dios. Este pasaje bíblico te confirma que con la oración de protección para conservar y tener éxito en el trabajo, que por medio del poder de la oración, logra mejorar el ambiente de trabajo. Tendrás la paz que necesitas, para ti, tus compañeros o jefes. Asimismo, permitirá ser muy productivo por más imposible que esto parezca, esto será una revelación luego de la oración como respuesta de nuestro Padre celestial.

El único requerimiento para que Dios nos escuche, es orar desde el fondo de nuestro corazón. Alabar a Dios es una forma de agradecer, que nos tome en cuenta y una demostración de amor puro hacia a él. No solo debemos alabar a Dios en palabras si no, en amor al prójimo y buenas acciones que gratifiquen el testimonio que él nos ha dado.