Saltar al contenido

Oración de protección contra el mal según salmos y versículos de la Biblia

15 septiembre 2020
Oración de protección contra el mal según salmos y versículos de la Biblia

Se puede decir que todas las oraciones deben de ser muy buenas; para que puedan ser muy efectivas. Es decir, que cuando estemos haciendo una oración debemos de hacerla con mucha fe y esperanza, ya que con eso siempre vamos a estar protegidos por nuestro Señor, porque él escucha nuestras plegarias y nos ayuda con eso. Y en esta ocasión te enseñaremos una poderosa oración, la cual está titulada por: Oración de protección contra el mal según salmos y versículos de la biblia.

Como bien está en la palabra del Señor, “él nos librará del mal y de toda peste” (Salmo 91:3) Es decir, que él eternamente nos estará cuidando de cualquier persona maligna que nos quiera venir a lastimarnos y a destruir nuestra vida.

Oración de protección contra el mal según salmos y versículos

Las oraciones son para poder acercarnos a nuestro Padre Todopoderoso para que podamos tener una conversación mutua y podamos estar con él para donde quiera que nos encontremos. Es por eso que en esta oración vamos a orarle a Dios para que nos proteja de toda maldad.

Primeramente te doy alabanza

honra y honor, porque tú

eres muy bueno con

todos nosotros y siempre nos

estarás ayudando.

 

Oh mi Padre Celestial,

te quiero pedir que siempre

nos protejas a todos nosotros de

todo mal que podamos encontrar

en la vuelta de la esquina.

 

Porque siempre vamos a

estar encontrándonos

con cualquier persona

que quiera hacernos daño.

 

Y es por eso que te

te imploro a ti, para que seas

tú el que me guíes por

el buen camino.

 

Oh mi querido Dios

libérame de todo mal,

para que nunca este

con cosas malas a

mi lado.

 

Quiero que seas tú,

el que esté conmigo

desde el principio

y hasta el fin de mis días.

 

Porque en ti confío

desde de me

diste la vida, mi Dios.

 

Oh mi Señor querido,

quiero que siempre

nos protejas a todos

nosotros.

 

Ya que, en esta vida

hay mucha maldad

y mucha crueldad.

 

Y como tú eres el

más poderoso de todos

y maravilloso, sé que

tú nos protegerás de todo

mal que hay en esta tierra.

 

Oh grandísimo Rey,

bendícenos a todos

tus siervos, para que

todo el tiempo podamos

hacer las cosas bien.

 

Y no cometamos muchos

errores, que son los

que nos dejan arrepentidos.

 

Es por eso que siempre

debemos de estar contigo

en todo momento para que

siempre podamos

estar muy seguros.

Tú Jehová que eres muy

poderoso y audaz, quiero

que todo el tiempo este

con nosotros y nos ayudes a que

no cometamos errores.

 

Ayúdanos a que siempre

podamos estar sanos y

protegido, para que podamos

estar más tranquilos cuando

salgamos.

 

Te quiero pedir que

alejes todo mal, que quiera

venir a la puerta de mi casa a

destruir mi hogar; aléjalo Señor.

 

Quiero que protejas

a toda esquina que haya

en el mundo para que

no ocurra más maldad.

 

Oh mi amado Jesús,

también quiero pedirte

que eternamente

estés protegiendo

a toda mi familia.

 

Ya que, mí

familia lo es todo para mí.

 

¡Oh Dios! Tú que lo puedes

todo te pido desde lo más

profundo de mi corazón que

nos protejas a todos

nosotros, mi Señor.

 

Porque en este mundo

hay mucha maldad,

de cualquier tipo.

 

Por ello, Maravilloso Padre,

te doy las gracias porque

tú siempre nos vas a estar

protegiendo y ayudando,

cuando más te necesitemos.

 

También, te agradezco

por tu perdurable misericordia

y bondad que siempre nos has

regalado y que siempre nos

estarás dando, mi Señor.

 

Asimismo, quiero agradecerte

eternamente porque todo el tiempo

estás cuidándonos y eso

es lo que más aprecio, oh Dios.

 

Además, te doy las gracias

por todas las cosas que nos

has regalado y porque tú

jamás nos dejarías solos.

 

Amén.

La oración contra todo mal

Todas las oraciones son para algo en específico que queremos pedirle a nuestro Padre Celestial. Y en este momento le oramos al Señor por cualquier daño que quiera venir a acecharnos y dejarnos con un mal tan grave. Es por eso que siempre debemos de estar orando por las cosas buenas, para que perpetuamente estemos protegido por Dios; porque cuando rezamos por las cosas buenas él siempre nos escucharás nuestras plegarias.