Poderosa oración de protección contra enemigos "Santa Camisa"

En primer lugar, las oraciones de protección nos son útil para poder resguardarnos de quien nos quiera perjudicar la vida, como bien está en la palabra de Dios "él es como un castillo de protección, nos ayuda siempre que estamos en problemas" (Salmos 46-1). Por esto te enseñamos una poderosa oración de protección contra enemigos "Santa Camisa".

La Santa Camisa fue una de las prendas que llevaba Jesús antes de ser crucificado. Esta ha sido considerada como reliquia de veneración desde el siglo XI. La oración a la Santa Camisa es para resguardo y protección espiritual y material contra los enemigos.

Índice

    Poderosa oración de protección contra enemigos

    Ciertamente, hoy en día existen varias prendas que vestía Jesús de Nazaret en la antigüedad antes de haber sido sacrificado en la cruz por todos nuestros pecados.

    En primer lugar,

    Rey de amor,

    Altísimo padre.

     

    Hoy vengo a tu presencia

    porque se han acabado los piadoso.

     

     La santa camisa de

    Dios me acompañe,

    que la santa cobija de 

    su madre María me cubra 

    de todo peligro.

     

    Además, Dios santo,

    te pido que me libres de todos

    los espíritus malvados

    bautizados y sin bautizar.

     

    Por lo tanto,

    Cristo reina y vence,

    desde aquel solemne día, 

    donde te reconocieron

    como nuestro salvador.

     

    Además,

    Gran Padre celestial,

    dame fuerzas para 

    no caer en la tentación

    de mis enemigos.

     

    Que solo pretenden 

    destruirme.

     

    Asimismo,

    me coloco la Santa Camisa

    de tu hijo Jesucristo

    en contra de mis enemigos.

     

    De esta manera,

    aunque mis adversarios

    tengas ojos, que no me miren,

    aunque tengan pies, que no me 

    alcancen. 

     

    Asimismo, Dios Todopoderoso,

    escucha mi clamor.

     

    Porque sé muy bien

    que tú no eres un

    Dios que se complace

    de la maldad.

     

    Por esta razón, 

    guíame a tu justicia

    a causa de mis adversarios, 

    endereza delante de mi

    tu camino.

     

    Por lo tanto, destruye a los que 

    solo hablan falsedades; 

    los insensatos no estarán

    delante de tus hermosos ojos 

    porque tú aborreces la iniquidad.

     

    Oh Padre mío,

    Castígalos por su imprudencia.

    Por esto mismo, que caigan

    en sus propios consejos,

    échalos fuera por la 

    multitud de sus transgresiones.

     

    Asimismo, Altísimo Rey,

    Te pido que quebrantes 

    el brazo del inicuo,

    persigue la maldad hasta

    que no halla ninguna.

     

    Igualmente,

    Destruye todo plan perverso

    de mis adversarios,

    mas no dejes que 

    yo habite en sus senderos.

    mis queridos hermanos mantenganse firmes e inconmovibles progresando siempre en la obra del señor

    De igual forma,

    con la Santa camisa 

    de tu hijo Jesucristo,

    bendice mi cama, mi casa

    y todo mi alrededor.

     

    De esta forma,

    te pido que me libres

    de brujos, hechiceros

    y personas malignas

    intenciones.

     

    Asimismo, Padre santo,

    te pido que con el poder

    de tu santo manto,

    que reprendas al Espíritu

    de la división en mi familia.

     

    Por el Santísimo 

    nombre de tu hijo,

    reprende todo acto

    malvado del enemigo;

    Señor en ti confío.

     

    Por ello,

    te pido que destruyas

    sus labios lisonjeros,

    porque solo hablan pestes

    y mentiras.

     

    Ciertamente,

    señor tus palabras

    son limpias, como plata refinada

    en horno de tierra;

    purificada siete veces.

     

    Igualmente Todopoderoso,

    escucha mis plegarias,

    mis enemigos han intentado

    arruinar la pasión que por ti

    yo siento.

     

    Igualmente,

    han hablado vanidades,

    han dicho blasfemia contra ti.

    Pero yo creo en ti,

    y en tu invaluable misericordia.

     

    Asimismo,

    Padre Santo,

    Te ruego que me guardes

    de los enemigos ocultos,

    de aquellos que se mofan de mí.

     

    Además,

    Te pido que me guardes

    de aquellos que hablan

    a mis espaldas, de los que

    solo quieren dañarme.

     

    Porque, envidian

    las bendiciones que tu

    Señor me has dado;

    no sea yo avergonzado

    por mis adversarios.

     

    Por último, te ruego

    Padre amado

    por la liberación de sus almas,

    sácalos del lugar cautivo

    en donde se encuentran.

     

    Finalmente, Padre de la Gloria,

    te pido que liberes sus almas

    del enemigo maligno,

    que ha engañado a muchas almas.

     

    Amén.

    Rezo a Dios para que te proteja contra enemigos

    Por consiguiente, la protección de  Dios importante en nuestras vidas, porque él es quien guarda nuestra entrada y nuestra salida, es quien guía nuestros pasos; solo en el Altísimo podemos confiar. Al haber hecho esta oración, estamos protegidos con la Santa Túnica del hijo de Dios, quien se sacrificó en una cruz como oveja por todos nuestros. El demonio solo busca como hacer que poco a poco te alejes de la presencia del Señor. No dejemos que eso suceda y busquemos cada día más a nuestro Padre celestial.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    ¿Qué te pareció este artículo?

    Subir

    Este sitio web utiliza cookies para garantizar que obtenga la mejor experiencia en nuestro sitio web. Leer Más