Saltar al contenido

Oración de protección para los hijos, sobrinos y ahijados ¡Cuídalos!

17 septiembre 2020
Oración de protección para los hijos, sobrinos y ahijados ¡Cuídalos!

Los niños son el regalo más hermoso que Dios puede darnos, por eso siempre debemos hacer una Oración de protección para los hijos, sobrinos y ahijados ¡Cuídalos!. Ya sean nuestros hijos, sobrinos o ahijados, ellos merecen que siempre oremos a Dios para que los mantenga sanos y salvos de cualquier maldad que el enemigo quiera hacer en contra de ellos.

Por la santidad que habita en los niños y su inocencia, satanás siempre quiere destruirlos, y esta es más que una razón suficiente para que debas en todo momento hacer una oración de protección por ellos. Dios enviará sus ángeles para que los rodeen y nada malo les pasará. Debes en todo momento cuidar de esos hermosos retoños que Dios te ha dado, ya sean tuyos o sean parientes. Al final son niños hermosos que Dios ha puesto en tu vida.

Oración para que Dios proteja nuestros hijos, sobrinos y ahijados

Cada día es necesario hacer una oración de protección por nuestros hijos, por nuestros sobrinos y también por los ahijados. Dios siempre quiere enviar protección sobre el mundo, pero debemos invocarlo para que Él actúe. Así que ponte sobre tus rodillas y clama una oración de protección al santo nombre de Cristo.

Padre, te doy gracias por invitarnos

a tu protección; que

cuando te buscamos

y te hacemos nuestro Dios.

 

Además, prometes ordenarles

a tus ángeles que nos cuiden.

 

Oro en este momento, para

que protejas a mis hijos

a medida que avanzan a

lo largo de sus días.

 

También, te pido por la

vida de mis sobrinos,

y además, te pido por la vida

de mis ahijados,

Solo Tú Señor puedes

bendecirlos y protegerlos.

 

Pon tu mano sobre ellos y se

su escudo y pronto auxilio.

 

No dejes que ningún

daño llegue a ellos.

 

Mantén a cada uno de

mis hijos a salvo

debajo de tus alas y protégelos

contra cualquier complot

que esté destinado a

dañarlos o arruinarlos.

 

Señor, te pido que siempre

estés cerca

de cada uno de mis hijos,

sobrinos y ahijados.

 

También, Señor, rodearlos con Tu favor

como con un escudo.

 

Oro ante ti en este día,

para que los protejas

en todas las formas en que

caminan; al salir y al entrar.

 

Protégelos contra

enfermedades de la mente

y el cuerpo, accidentes, depredadores

y tipos de malvados y malhechores.

 

Unge a cada uno de mis hijos,

de mis sobrinos y mis ahijados

con Tu favor y protección, dejándolos

descansar con seguridad

entre Tus hombros.

 

Padre, mientras mis hijos,

mis sobrinos y ahijados

caminan en su vida.

 

Además, te pido que les des

una dirección clara para

hacer tu voluntad,

para que puedan permanecer

bajo tu protección.

 

Dales sabiduría para

saber cuándo evitar

el daño potencial, tanto física

como espiritualmente.

 

Luego, ayúdalos a alejarse

valientemente.

 

Que la sangre de Jesús se derrame

sobre cada uno de mis hijos,

de mis sobrinos y de mis ahijados.

 

Cubriéndolos mientras caminan

por esta vida

todos los días de sus vidas.

En el poderoso nombre de Jesús.

Aleja al depredador de ellos,

no permitas que la plaga

que ha querido lanzar

sobre mi descendencia tenga lugar.

 

Tú dices en tu palabra que ningún

arma forjada contra

nosotros podrá prosperar.

 

Por eso, te pido que nos ayudes a

estar siempre a salvo,

sobre todo te pido por ellos,

que son los más pequeños de la casa.

 

Cúbrelos Señor de todo mal,

Protégelos de toda maldad diabólica.

 

Guarda sus corazones para

que siempre te sirvan

Y para que proclamen tu santo nombre

A donde quiera que vayan.

 

Señor yo sé que tú los

tienes en tus manos,

y te agradezco tu protección,

te bendecimos y te amamos Señor,

todos los días de nuestras vidas.

 

Amén.

Bendiciones de estar protegidos por Dios

Cuando hacemos una oración de protección por nuestros hijos, sobrinos y ahijados, Dios simplemente cubre sus vidas de todo mal y los protege en todo momento. No hay nada más poderosos sobre la tierra que la presencia de Dios. Debes siempre bendecir a tus hijos cubriéndolos y poniendo sus vidas en las manos de Dios, así verás que nada malos les pasará y siempre la guía de Dios, su amor y comprensión estarán con ellos a donde quiera que vayan. Por esta razón nunca dejes de hacer una oración de protección por tus niños, verás que Dios siempre cuidará de ellos en todo momento y en todas partes.