Saltar al contenido

La oración de protección más poderosa del mundo ¡Siente la seguridad!

15 septiembre 2020
La oración de protección más poderosa del mundo ¡Siente la seguridad!

La oración de protección más poderosa del mundo ¡Siente la Seguridad! Te asegurará gran protección en donde quiera que estés; no dudes en realizarla, pues es Dios mismo quien te asegura que te guardará de todo mal; Así que podemos decir con toda confianza: El Señor es quien me ayuda; no temeré. ¿Qué me puede hacer un simple mortal?(Hebreos 13:6).

Él Señor es nuestro pronto auxilio en la tribulación, no debemos temer; con esta oración tu confianza será inquebrantable, nada te separará de él; es tu guardador, tu pastor y tu guía; pon toda tu confianza en él.

Oración de protección más poderosa

Oh Dios de toda gracia, gracias te doy primeramente; por permitirme estar cerca de tu presencia, por no abandonarme cuando sentía que nada tenía sentido.

Eres merecedor de toda alabanza,

solo a ti entrego mis suplicas

porque sé que las escuchas.

 

Has causado en mi un gran impacto;

pues tus obras son hermosas

e incomparables.

 

Cuando pienso en el gran sacrificio

de tu hijo amado.

 

Solo quiero postrarme

y seguidamente decirte

gracias desde lo más

profundo de mi corazón.

 

A esta hora te pido mi rey,

que tengas misericordia de mi

necesito tu protección.

 

Cúbreme con tus alas,

pues es en ella que

me siento en paz

y seguridad.

 

Dame la certeza, de que

escuchas mi oración;

oh mi fiel Señor;

igualmente consuela mi alma

que esta angustiada.

 

Tengo la plena convicción,

de que escuchas mi oración;

porque tú no ignoras a los desvalidos.

 

Con tu poder cubre mi espalda,

no se que me espera en el mundo;

por lo tanto solo dejo

toda mi confianza a ti.

 

Quita toda asechanza del enemigo;

igualmente toda trampa,

porque sé que el malvado

espera que caiga en ella.

 

Siento mi Señor,

que solo en tu presencia

puedo estar firme y en fe.

 

Cuida mi caminar,

conozco que tu eres mi guía;

y mientras este yo en este mundo

deseo que sigas haciéndolo.

 

Dame sabiduría y entendimiento

para tomar decisiones

que siempre e conduzcan

a lugares seguros.

 

Dame fuerzas nuevas y guíame

por el mejor camino.

Derrama tu favor en mi vida para

no tener temor de nada y

enséñame los lugares

seguros donde pueda reposar.

 

Bendito Padre y Rey;

además de ser un Dios de amor.

 

También eres el Padre

que cuida y protege,

por tanto en ti reposa mi vida;

tu amor me llena de confianza.

 

En mi angustia protégeme, oh Dios,

de mis malos pensamientos.

 

Muéstrame tu luz en

medio de la oscuridad

 cuando estoy en dificultades,

ya que solo no puedo hacerlo.

 

Cuando salga, oh Dios,

líbrame de enfermedades y

tropiezos que puedan

rondar en mi camino

porque yo no los puedo ver;

así mi fe descansa en tu mano.

 

Líbrame, oh Señor,

del brazo del los que

me quieren dañar;

cuídame de mis enemigos.

 

Protégeme de todos ellos

porque tu justicia es

verdadera y eficaz.

 

Te ruego vengas a defenderme;

porque no hay quien lo haga mejor que tú;

ruego para que tu poder se

manifieste y no permita que perezca.

 

Finalmente Señor,

quiero agradecerte por tu amor;

porque eres bondadoso y a

pesar de mis debilidades,

en ello te fortaleces.

 

Vivo confiado mi Dios

porque tu misericordia y amor

van conmigo a dondequiera que vaya.

 

Por tanto, Señor, deseo siempre vivir

y caminar donde tu estés.

 

Padre bueno maravilloso,

llenas mi vida con tus bendiciones;

por tanto, te agradezco y glorifico

por tan gran benevolencia.

 

Recibe Dios mío, suprema alabanza;

porque solo tu lo mereces,

ya que el cielo habla de tu grandeza

y tu creación te adora por siempre.

 

Amén.

Dios pelea nuestras batallas

La oración de protección más poderosa del mundo ¡Siente la Seguridad! Siempre teniendo la certeza de que Dios es más grande que cualquier problema; ya que Él es el Dios de todas las cosas. Él no coloca pruebas que no podamos superar; sin embargo, quiere que siempre dependamos de Él, siempre pidiendo su ayuda y protección.

Salmos 91:1 «El que abriga al abrigo del Altísimo, morará bajo la sombra del Omnipotente». Esta es una promesa hecha por nuestro Dios. Él promete que si permanecemos bajo su voluntad, siempre estará ahí para nosotros dondequiera que vayamos; por lo tanto, nuestra confianza siempre tiene que estar puesta en Él.