Saltar al contenido

Oración a San Cipriano para ahuyentar el egoísmo de mi vida

19 marzo 2020
Oración a San Cipriano para ahuyentar el egoísmo de mi vida

Con el egoísmo se vive constantemente en cualquier entorno, incluso en el familiar, de hecho, hasta nosotros mismo podemos ser un poco egoístas en cierto sentido. Este tipo de actitud, puede hacer que muchas cosas e incluso personas se tornen desagradables. Si queremos alejar este comportamiento totalmente de nuestra vidas e incluso de nosotros, lo mejor es hacer una oración a San Cipriano para ahuyentar el egoísmo de mi vida

Para llevar una vida en la que nos complementemos con los demás y no haya individualidades, podemos contar con la ayuda de San Cipriano, mártir cristiano que ayuda a las relaciones de cualquier índole, ya que muy pocas cosas pueden destruir una relación como el egoísmo.

Oración para ahuyentar el egoísmo de mis relaciones

Cuando de aspectos molestos de nuestra vida se refiere, mucho tienen que ver las personas que nos rodean, puesto que podemos intentar erradicar un factor de intranquilidad de nuestra vida, pero si es otra persona la que lo trae, muy pocas alternativas poseemos. No obstante, no podremos pedir que no haya egoísmo si este elemento se encuentra también en nuestro interior.

La siguiente oración tendrá como principal meta, la eliminación de todo lo que cause divisiones dentro de nuestra vida cotidiana. Empezaremos a pensar más allá de uno mismo, y haremos que los demás piensen más allá de sí mismos respectivamente.

Bendito seas Rey de reyes,

Dios mío y Dios de todo,

que enviaste a tu hijo para salvarnos,

la mayor muestra de bondad, humildad y caridad.

 

Siempre condenas el egoísmo,

todos somos tus hijos

y deberíamos amarnos por igual.

Sé que me escuchas y me observas,

de la misma manera que lo haces con todos.

Siempre prestas tu ayuda incluso sin solicitarla,

pero en casos tan específicos

envías a tus Santos y Arcángeles.

La ayuda de San Cipriano es la que imploro,

aquel de sublime intercesión,

ese que fue martirizado por seguirte.

Entre todos los horrores del mundo,

el egoísmo es de los más comunes,

me afecta de manera silenciosa pero potente.

San Cipriano, divino y perenne predicador,

Dios te ha enviado a mí por esa razón.

Ahuyenta de mí todo sentimiento egoísta,

hazme procurador de unión,

intercede en mí para parecerme más a ti.

No estoy aquí

con un único objetivo de mejorar mis relaciones,

sino que reconozco tu actuar,

sé de tu sacrificio por la fe cristiana.

Añoro tal compromiso de lealtad,

no hay acto más desinteresado que tu sacrificio,

sacrificio vivido en carne propia.

Que grande eres,

necesito seguir tu ejemplo.

Habiendo pedido por mí,

me siento en la necesidad

de pedir por los que me rodean,

no permitas que caigan en sentimientos de individualidad,

hazlos conocer tu mensaje de amor y unidad.

Mi familia, amigos y compañeros,

todos son muy importantes para mí,

no dejes que hagan que me aleje,

no permitas que el egoísmo nos separe.

 

El amor es más fuerte que cualquier cosa,

Con ayuda de este, superaremos todo.

Elimina todo lo tóxico.

El alejamiento del egoísmo mediante esta oración,

También hará que nos dediquemos más al cielo,

nos acercaremos más a Dios,

de igual manera, será posible que todos demos las gracias.

La eliminación del egoísmo será evidente

y todo por tu bendita ayuda y misericordia.

Amén.

El egoísmo dentro de la familia

Muchas veces no lo notamos, pero incluso en nuestro hogar se suscitan circunstancias en las que el egoísmo sale a relucir. Esta variable puede hacer incluso que un hogar se rompa, separando a todos sus miembros y dañándonos bastante.

Si la situación en nuestra familia es muy tensa, tal vez necesites de ayuda adicional y no hay nada como poner a nuestra familia en manos de Dios, y con esta oración milagrosa lo lograremos.