Saltar al contenido

Oración milagrosa de sanación física para un hijo ¡Cúralo Padre!

29 julio 2020
Oración milagrosa de sanación física para un hijo ¡Cúralo Padre!

Amado señor tú más que nadie conoce el corazón de tus hijos, no te quedas indiferente ante el pobre que te suplica, ya que tú más que nadie sabe cuánto nos aflige el bienestar de nuestros hijos. Sabes la preocupación de un padre ante la enfermedad de alguno de sus hijos, madre vengo hoy a pedirte en esta oración para la sanación física de mi hijo que se encuentra enfermo, dámele la salud que tanto necesita de ti.

Aún desde la preocupación que nos causa su enfermedad, desde el dolor asimismo el desconcierto, si esta enfermedad está en la que tú padre permites, aceptamos este momento como ocasión de purificación, de poder ponernos en tus benditas manos, de ofrecimiento generoso de nuestras vidas. Podemos aceptar este momento como una ocasión para unirnos desde el sufrimiento a los dolores de Cristo por la salvación del mundo.

Oración de sanación para nuestro hijo

Padre amado tú que quieres que tengamos vida en abundancia, te pido qué por el poder del ministerio de tu infancia, puedas sanar a mi hijo quien tú conoces y amas para que se recupere pronto de esa enfermedad.

Padre amado,

 tú conoces el corazón,

de tus hijos no te quedas,

 indiferente ante el pobre,

 que te suplica.

 

Tú mejor que nadie,

 sabes lo que nos aflige,

 el bienestar de nuestros,

hijos sabiendo.

 

La situación de los padres,

 ante la enfermedad,

de alguno de sus hijos.

 

Hoy Padre amado,

 vengo con humildad,

a pedirte para que desciendas,

sana a nuestro hijo.

 

Líbralo padre amado,

 de toda enfermedad,

sánalo hazlo fuerte.

 

Aún desde la preocupación,

 que nos causa su enfermedad,

 te imploramos sana,

 tu santa mano sanadora.

 

Sobre él para que sienta,

 el alivio de tus inmensos cuidados.

Para que así pueda,

restablecerse prontamente,

 según tú santa voluntad.

 

Padre amado,

 tú que recibiste los cuidados,

de María asimismo,

 como de San José.

 

 Danos el consuelo,

 para que nos reanimes,

a nosotros como padres.

 

No dejes que caigamos,

 en la desesperación,

en la duda como,

 también en la depresión,

 danos mucha paciencia.

 

Que en estos momentos,

 de dolor como de,

 preocupación podamos recurrir,

a ti como fuente plena duradera.

 

Como verdadera,

 para la sanación,

del cuerpo como del alma.

 

Señor ven al lugar,

 donde se encuentra,

nuestro hijo para,

 que lo revistas,

con tu fuerza como tu gracia.

 

Aleja todo lo malo,

 que sea material,

como espiritualmente,

 pueda ser un obstáculo.

 Para su verdadera como,

pronta recuperación.

Señor mío que seas tú,

 quien maneje los médicos.

 

 Que atienden a nuestro,

hijo que sean bendecidos,

 con tu gran sabiduría.

 

Que sean iluminados,

 con tu luz divina,

para que puedan,

 acertar en el diagnóstico.

 

 Para que así puedan,

 encontrar la medicina que,

tanto necesita.

 

Padre tómalos como,

 instrumentos de,

tú sanación para,

 que puedan intervenir.

 

 Con la enfermedad de nuestro hijo.

María madre de Jesús,

 como madre nuestra.

 

 Que con esmero igualmente,

constancia cuidaste de tu hijo,

Jesús mira nuestro corazón,

para que infundas confianza.

 

Señor grande es tu poder  tú gloria.

Para que nos regales la dicha de,

poder ver crecer a nuestro hijo,

en sabiduría como en gracia.

 

Ayúdanos a mantenernos fuertes,

aún en el dolor como,

 en la preocupación.

 

Te pedimos que logremos,

conseguir los medios necesarios,

 para la buena como la mejor,

 atención de nuestro hijo.

 

Ayúdanos a mantenernos lúcidos,

para que sea la santa voluntad,

de nuestro padre quien decida,

sobre el bienestar de nuestro hijo.

 

Señor tu nos dices que,

 en ningún momento,

nos desampararás ahora,

 levantamos nuestras,

voces como nuestras manos.

 

 Para darte gracias por la salud,

 que recibirá nuestro hijo.

Reconocemos padre amado,

 que ya estás sanando.

 

 Como curando en este momento,

a nuestro hijo.

Dándole salud,

 como el debido bienestar.

 

Por eso te alabo en fe,

 mi Señor te reconozco,

 como nuestro padre,

asimismo como salvador.

 

Coloca nuestras vidas,

 en tu amor profundo,

 porque en ti esta la verdad.

 

Te amamos como,

 igualmente reconocemos,

tu grandeza como tu amor.

 La gloria por los,

siglos de los siglos.

 

Amén.

¿Por qué hacer oración para pedir sanación?

Pedimos con fervor a Dios que traiga salud a nuestro hogar, que nos ayude en las depresiones que tenemos al ver a nuestros pequeños hijos presos de las enfermedades, por eso con toda nuestra fe debemos hacer oración milagrosa de sanación física asimismo de tener toda nuestra confianza puesta en nuestro padre, porque sabemos que nunca abandonará a nuestro hijo, menos cuando se tratan de los pequeños del hogar. Padre en ti confío.