Saltar al contenido

Poderosa oración de sanación interior para los hijos ¡Cúralos de todo mal!

29 julio 2020
Poderosa oración de sanación interior para los hijos ¡Cúralos de todo mal!

Hacer oración de sanación interior para los hijos, es un verdadero encuentro lleno de mucha gracia con el Señor, sabiendo sanar nuestros corazones, desintoxicando el alma par que así podamos fortalecer la intimidad con nuestro padre Jesucristo quien es verdadero Dios y verdadero espíritu. Debemos hacer oración de sanación interior en especial por los hijos, señor cúralos de todo mal.

Por medio de la oración de sanación interior para los hijos, Dios nos puede ayudar a revelar la verdad de quien somos. Permitiéndonos caminar de manera auténtica como Jesús así lo quiere, para que podamos cumplir con los mandamientos que la ley nos exige, para que podamos experimentar la libertad cuando nuestra alma, como nuestro espíritu sean debidamente curados.

Oración a Dios de sanación para los hijos

Con esta poderosa oración de sanación interior, sabremos que Dios siempre podrá interceder por sus hijos, para que sean sanados como librados de todo mal que se les pueda presentar.

Padre amado,

así como bondadoso,

nos presentamos.

 

Un día más,

delante de ti para,

alabarte para bendecirte.

 

Hoy vengo ante ti,

 Jesús amado,

para cortar toda cadena,

 asimismo maldición o atadura.

 

Todo lo que haya,

pasado de generación,

en generación.

 

¡Oh! amado Jesús,

por tu bendita sangre,

que derramaste en el calvario.

 

Te pido para que,

limpies a mi hijo,

para que sea liberado.

 

Asimismo este libre,

 de ataduras como,

 de influencias negativas.

 

Qué por medio,

de tu misericordia,

quedemos desconectados de,

cualquier antepasado.

 

Señor que seas tú,

a través de esta,

oración pasando,

tu mano llagada.

 

Santa sanadora,

liberadora por los,

 cuerpos de nuestros hijos para,

asimismo que sean sanados.

 

Tal como todo aquello,

que los acompañe,

en el fondo,

de sus corazones.

 

Como rebeldía, terquedad,

asimismo altanería,

 prepotencia, agresividad,

quítalo amado señor.

 

Nunca dejes que se desvíen,

 por las sendas del mal,

 nunca te apartes de ellos,

 aunque ellos se olviden de ti.

 

No dejes que se alejen,

 de tus benditas manos,

 no los sueltes,

mi bello Jesús de tu presencia.

 

Mi adorado Jesús,

 tú que eres Padre,

de todos nosotros,

 sufres cuando un hijo tuyo,

 se va de su presencia.

 

Así como el hijo prodigo,

 que se fue llevándose,

 su herencia para ser,

malgastada y regresó arrepentido,

dispuesto a cambiar.

Así también amado Jesús,

bondadoso si mis hijos se han,

 desviado yo siempre estaré,

 aquí para perdonarlos,

 para recibirlos con los brazos abiertos.

 

Padre amado humildemente,

 con cariño te pido que rompas,

 en mí todas las cadenas que vengo,

arrastrando de mi pasado.

 

Para poder refugiarnos en tu,

maravillosa presencia sabiendo,

que vas a hacer algo completamente,

extraordinario por nosotros.

 

Señor hoy te pedimos,

 que permitas que tú espíritu santo,

 llegue a trasmitirnos fe señor.

 

Para que puedas venir,

 a sanar nuestras vidas,

 para que puedas venir a,

levantarnos para que así puedas,

venir a llevarte toda enfermedad.

 

Hoy Padre celestial,

 te pido en especial,

por mis hijos,

 para que los cures de todo mal.

 

Que si en algún momento,

se sienten derrotados,

 asimismo que algo les esté,

 aquejando dentro de su cuerpo.

 

Padre amado,

 te pido que empieces,

a regenerar sus células,

 que se empiecen,

 a regenerar completamente.

 

Su organismo para,

 que la vida sea glorificada,

asimismo en todos sus hermanos.

 

Señor tu palabra dice,

 que en ti recibimos salud,

 como que en ti recibimos medicina,

asimismo que tú eres nuestro,

 total como verdadero sanador.

 

Hoy nos depositamos,

 delante de ti,

confiando padre amado,

 en tú soberano nombre.

 

Hoy es un día de sanación,

 de transformación,

haciendo cosas muy especiales,

en nuestras vidas.

 

Padre transforma,

 la vida de mis hijos.

Hoy padre amado,

 nos refugiamos en ti.

 

Nos apoyamos,

 en tu hermosa presencia,

porque sabemos,

 que de tu presencia,

recibiremos paz, gozo, medicina,

igualmente, la salud.

 

Porque tú eres,

 enormemente fiel,

como inmensamente bueno.

 

Hoy Señor nos abrazamos,

a tu fidelidad.

Tenemos la plena certeza,

 Que tú señor vas a hacer la obra,

poderosa como especial.

 

A través de nuestros corazones,

 que te dicen señor,

 en ti confiamos ten,

 misericordia de tus hijos.

 

Amén.

¿Debemos hacer oración de sanación?

Es muy importante la debida oración de sanación interior por los hijos, que vengan de los padres, para que les dé mayor bendición, sean protegidos de todo mal, para que nuestro padre les dé la sanación que tanto requerimos, para que les conceda salud, protección como su bendición. Ya que es muy difícil para los padres llevar este dolor a cuestas. Asimismo señor cuida de mis hijos, que sean protegidos de todo mal que les puedan causar dolor como sufrimientos físicos.