Saltar al contenido

Oración de sanación poderosa para sanar un hijo enfermo de cualquier mal

29 julio 2020
Oración de sanación poderosa para sanar un hijo enfermo de cualquier mal

Clamando a Dios es la una respuesta que se encontrará para poder conocer el verdadero diagnóstico que pueda tener alguno de nuestros hijos. Debemos hacer oración de sanación para poder que nuestro padre nos ayude en sanar a nuestro hijo el cual se encuentra enfermo.

El poder de la oración es la verdadera arma que debe tener una madre cristiana, para que orando con mucha fe sanará al hijo enfermo. Así se pueda ver el milagro de que nuestro padre lo pueda levantar de todo mal. Dios en tus manos deposito a mi hijo para que lo sanes, confió porque tú palabra dice que tú eres quien sanas todas nuestras dolencias, quien nos puede levantar cuando caemos, quien nos corona de favores como de misericordias.

Oración de sanación para que Dios nos pueda sanar el hijo que se encuentra enfermo

Con esta poderosa oración de sanación de un hijo, podemos pedirle a nuestro padre que nos regale la salud a nuestros hijos especialmente por ese hijo que se encuentra enfermo.

¡Oh! Jesús manso,

 como humilde de corazón,

igualmente escucha nuestra oración,

 atiende a nuestros ruegos.

 

Asimismo querido Dios vengo ante ti,

soy una madre que necesita,

urgentemente de tu ayuda,

como tú todo lo sabes.

Padre en este momento,

 

 tengo a mi hijo enfermo,

 sufriendo de muchos dolores,

que esta enfermedad conlleva.

 

Por eso me presento,

 ante ti mi buen Jesús,

 para pedir tu valiosa,

como bendita intersección.

 

¡Ayúdalo padre amado!

Te pido le puedas dar,

 la salud a mi hijo,

 que se encuentra enfermo.

 

De todo corazón te lo pido,

 como igualmente,

 te lo imploro,

con desesperación.

 

Mi buen Jesús,

 tu bien sabes que el dolor,

más grande de una madre,

 es ver sufrir a alguno de sus hijos.

 

En estos momentos,

 no tengo vida ya que,

 el dolor que tiene mi hijo,

me duele más a mí,

 por ser su madre.

 

Lamentablemente esta,

 Enfermedad se ha,

 apoderado de mi hijo.

 

 Lo veo tan triste,

 tan deprimido con tanto,

 dolor que ya no sé,

 qué hacer padre.

 

Por eso en el día de hoy,

 a ti recurro para pedirte,

 la ayuda celestial.

 

Para que le puedas,

conceder la gracia,

 de poder darle,

la salud a este hijo mío.

 

Escucha la oración,

 bendito Jesús,

tú bien sabes que te lo pido,

no para mí sino para mi hijo.

 

Ten misericordia,

 mi amado Jesús,

ya que sabes,

 cuál es la situación.

 

En la que se encuentra,

 en estos momentos de su vida.

He seguido todos,

 los pasos médicos.

 

Pero nada resulta,

 mi hermoso Jesús,

ya que en estos momentos,

 me encuentro desesperada.

Señor Jesús tú eres,

 el gran médico,

mi hijo se encuentra,

 enfermo necesitando,

 tu toque sanador.

 

Señor tu eres el sanador,

 de las debilidades,

 de cualquier enfermedad,

 por lo tanto tu eres,

 el sanador de mi hijo.

 

 Ya que necesita,

 de tu gran poder,

 como de tu gran amor.

 

 Hoy te imploro,

por tu salud como,

 por su pronta recuperación.

 

Padre declararé por fe,

 que mi hijo está recibiendo,

 tu abundante poder,

 de curación ahora mismo.

 

Regálale la salud,

 que tanto necesita.

Que la salud de mi hijo,

 está mejorando.

 

 Muy constantemente,

 porque tu amor por,

 nosotros es infinito,

 confío en ti mi señor.

 

Tengo mi vida,

 como la de mi hijo,

 puesta en tus benditas manos.

 Porque eres tú,

 quien puedes sanarlo.

 

 En el nombre de tu hijo,

 Jesucristo decreto,

 que mi hijo será sanado por ti,

 como por tu infinito amor.

 

Padre alimentaré mi fe,

 asimismo en el poder curativo,

 que está trayendo salud,

a mi hijo porque,

 por sus heridas estará curado.

 

Estoy y estaré aferrado,

 a tu palabra como a tus,

 promesas sobre nuestras vidas.

 

Pero yo sé qué grande,

 es tu misericordia,

pudiéndole recuperar,

 la salud a mí,

 hijo que tanto la necesita.

 

¡Gracias señor!

 por traer tu asombroso,

poder de curación,

 al cuerpo de mi hijo.

 

En el nombre del señor,

 rezo porque la sanidad,

 de mi hijo la debo a tu gran,

 misericordia con nosotros,

 en el nombre de Jesús.

 

Amén.

¿Debemos hacer oración de sanación?

Padre amado en tus benditas manos colocamos a nuestro hijo para que seas tú quien cuide, asimismo saques delante de toda enfermedad que lo quiera consumir. La oración de sanación efectuada por una madre, es la mejor arma de protección para su hijo enfermo, para que sea Dios quien pueda sanar toda dolencia en su alma como en su espíritu.