Saltar al contenido

Oración a la Virgen de Guadalupe ¡Bendita sea tu pureza!

17 junio 2020
Oración a la Virgen de Guadalupe ¡Bendita sea tu pureza!

Esta Oración a la Virgen de Guadalupe ¡Bendita sea tu pureza! es una bonita alabanza a ella, para adorarla, agradecerle y pedirle que cada día se mantenga a tu lado. Confía en cada una de las palabras que encontrarás en esta oración, para que la Virgen de Guadalupe venga a tu vida y la mantenga siempre protegida y bendecida.

Confiar en Dios y en la Virgen no se trata solo de pedirle cada día por las cosas que en nuestras vidas necesitamos, sino también de realizar oraciones para alabarlos y agradecer por todas las bendiciones y milagros que a diario hacen en nuestras vidas. Agradecer por todas las veces que nos han alejado de situaciones que pueden dañar nuestras vidas.

Oración a la Virgen de Guadalupe ¡Bendita sea tu pureza!

Agradece y realiza tus peticiones con esta hermosa Oración a la Virgen de Guadalupe ¡Bendita sea tu pureza! hazla cada día con la confianza de que eres escuchado por ella. Con esta hermosa oración podrás conseguir la protección siempre en tu vida.

Virgen de Guadalupe, emperatriz de América,

ante ti me postro para rogarte que me

regales tu santa

bendición, que inundes mi vida

de amor y compasión

 

que  solo se encuentre en mi mente

y mi corazón pensamientos y

palabras dulces y misericordiosas.

Tú que tienes una inmensa pureza, y que

por eso virgen eres.

 

te suplico que me enseñes a ser un

poco como tú, que me

lleves por el mejor camino en mi vida,

que me muestres como

vivir un poco a tu manera.

 

Perdóname por todos los errores cometidos

 y por cada una de las ofensas

que en algún momento

he hecho hacia ti sin pensar.

 

prometo que nunca han sido

con deseos de ofenderte.

 

Soy humana y mis errores cada vez son más,

por eso cada día te rezo y

pido sabiduría en mi vida.

Ayúdame a vivir de acuerdo a los

mandamientos de Dios.

 

Esos que el dejo a cada uno de sus

hijos para que cumpliéramos y

respetáramos, pues de esa manera

todos vamos a poder

 vivir en armonía en este mundo.

 

Ayúdame grandiosa Virgen de Guadalupe,

a dejar todo el rencor que existe en

mi vida a un lado, enséñame a

 perdonar a todos aquellos que me

han hecho daño.

 

Y por los que aún tengo

resentimiento en mi corazón.

Sé que no todas las personas

confían en Dios y en ti.

 

Y he podido aprender que si Dios

después de tanto amor y

 bendiciones que ha traído al mundo

aún no ha podido agradarle a todos.

 

Muchos menos podre yo agradarle

a todas las personas que me rodean.

Hazme una persona más humilde cada día,

que las cosas del mundo no

puedan alejarme nunca

de ustedes, que mi vida y mi corazón

siempre les pertenezca.

 

Aunque las cosas materiales que

tenga en mi poder sean pocas.

 

Eres grandiosa y poderosa,

te venero cada día de

 mi vida y sé que no me alcanzara

la vida para agradecer todas las cosas que

por mí y mi familia has hecho.

 

Por eso te adoro cada día y ante ti me

arrodillo hoy para agradecerte.

 

Sigue bendiciendo mi vida y colmándome

de grandes bendiciones.

Solo gracias a ti mis días sobre

esta tierra han sido bendecidos y felices.

 

Las preocupaciones se han ido y cuando

hay problemas

 en mi vida, tengo la confianza total

de que tu vendrás a ayudarme

 a encontrar la solución oportuna.

 

Grandiosa tú eres, y todo lo que tocas

es curado, bendecido y

liberado de todo rencor y también envidia,

a todas las personas que te acercas.

 

Ayudas a ser mejor y a salvar sus

vidas de las terribles

 manos del demonio.

 

Por eso te venero y agradezco

cada día de mi vida.

 

Amén.

Rezar a la Virgen de Guadalupe no es solo para pedir

Las personas han tenido el pensamiento erróneo durante muchos años, de que cuando rezan es solo porque necesitan ayuda para solucionar algún problema de sus vidas. Pero la verdad es que también debemos rezar para agradecer por nuestros días, nuestros alimentos y nuestro bienestar. Cuando somos agradecidos cada una de las cosas que pidas en momentos desesperados, se nos serán otorgadas de manera inmediata. Así que desde hoy te invitamos a rezar para agradecer a Dios y a la Virgen.