Saltar al contenido

Poderosa oración a Yemayá para defenderte de tus enemigos ¡Protégeme Diosa!

28 junio 2020
Poderosa oración a Yemayá para defenderte de tus enemigos ¡Protégeme Diosa!

Para sentirnos seguros y protegidos ante cualquier ataque de entidades malignas. Lo mejor que podemos hacer es encomendar nuestras vidas en manos de los poderosos dioses que gobiernan el mundo. Porque la poderosa oración a Yemayá para defenderte de tus enemigos ¡Protégeme Diosa! es una muy buena opción para que sus bondades nos protejan.

Yemayá es una deidad representativa del culto Yoruba. También es considera la madre del mundo, fuente de vida y dueña de los mares. Además es la Diosa del Panteón Yoruba por ser la primera en nacer, algo similar a Eva en la religión católica. Es una deidad cubana de orígenes africanos.

Poderosa oración a Yemayá para mi defensa contra los enemigos

Yemayá es una diosa con grandes poderes milagrosos, es reina del amor y por ello su enseñanza es amar. Muchos le rinden homenaje por su nobleza y bondad, entrega esta Poderosa oración a Yemayá para defenderte de tus enemigos ¡Protégeme Diosa!

Diosa Yemayá

Oh mi Hermosa Reina,

madre del mundo y dueña

de las aguas saladas,

princesa del amor de virtudes

nobles y excesiva bondad.

 

Tu mi Diosa Yemayá,

dominas la naturaleza

y la creatividad, porque tu maravilloso

poder protector y purificador

te hace grande.

 

Mi amada Diosa,

hoy vengo ante tu divinidad,

para que por favor

escuches este clamor

que viene desde el

fondo de mi corazón.

 

Porque sé de tus bondades

y tus milagros,

por eso mi fe y devoción

la entrego a ti y mi vida

la pongo en tus manos.

 

Además dedico

esta plegaria,

para pedir humildemente

de tu poder de protección.

 

Porque así como gobiernas las aguas,

controlas los mares,

calmas las tormentas y dominas los ríos,

así de grande es tu poder

que no tiene límites ni imposibles.

 

Asimismo purificas el agua que

baja de las montañas

y calmas nuestra sed,

también purificas el aire

para que podamos

respirar libremente.

 

Porque eres la diosa de la naturaleza

y tu poder es grande e infinito.

 

Por eso invoco a ese mismo poder

para que puedas protegerme

de los enemigos que

quieren verme derrotado.

 

Además cúbreme con

tu sabiduría y tu amor,

para que ningún mal pueda tocarme,

también protégeme y defiéndeme

de cualquier ataque maligno.

 

Mientras tanto permite que mi vida

se desarrolle con toda normalidad,

que las bondades de la

naturaleza toquen mi ser

y bendigan mi familia.

Diosa de la purificación,

Adorada Orisha, asegura

mi bienestar, mi prosperidad y

mi abundancia, mi estabilidad

emocional, física y espiritual.

 

Permítele a mi vida gozar

de la más pura armonía celestial

que me profiere tu divina santidad.

 

Madre de la femineidad y

del deseo, Diosa milagrosa

de imposibles y casos perdidos,

ahuyenta todo peligro de mi vida,

todo dolor, toda impureza,

toda imperfección que impida mi felicidad.

 

Además recoge todo cuando

halles en mi camino,

todo lo malo, cada

semilla contaminada,

ese aliento putrefacto,

cada sentir doloroso,

también cada palabra hiriente,

cada mal intención,

y cada pensamiento perturbador.

 

Todo lo malo

recógelo de mi camino

para cuando lo vaya a andar

lo recorra en sana paz y tranquilidad.

 

Pero aquello bueno y beneficioso

Madre Querida Yemayá,

todo eso tráelo a mí,

embarga mi vida de bendiciones,

virtudes y bondades.

 

Para que no pueda hacer otra cosa

que adorarte por ser tan

buena conmigo y por nunca

apartar tu poder de mí.

 

Mi fe está puesta en ti,

mi cuerpo reposa

tranquilo porque sé

que nada podrá

herirme ni dañarme,

pues tu protección me cubre.

 

También me baña como

el agua de la lluvia

moja las hojas de los árboles,

como el sol cubre los

pétalos de las flores,

y como el aire rebota en

las montañas y bosques.

 

Finalmente llévate mis palabras

y junto a ellas mi fe y mi confianza.

 

Amén.

Protección con Yemayá ante ataques del enemigo

El mundo está colmado de gente mala, personas que dedican su tiempo a envidiar el éxito de los demás en vez de preocuparse de cumplir los suyos. Pero el poder de los Dioses siempre está dispuesto a protegernos y a liberarnos de todo aquel malo sentimiento que quiera recaer en nuestras vidas.

No permitas que el enemigo gane la batalla, por ello implora al poder de la Diosa Yemayá. Mientras tanto deja en sus manos la solución a tus problemas y la divina protección sobrenatural que su fuerza le otorga como Orisha de Yoruba.