Oración de Yemayá para dominar a un hombre difícil ¡De manera eficaz!

Oración de Yemayá para dominar a un hombre difícil ¡De manera eficaz!

Somos en este mundo todos seres únicos y diferentes y aunque físicamente parezcamos iguales cada uno tiene su propia esencia y particularidad. Algunos con cualidades de personalidad, dóciles y moldeables, pero otros prepotentes y difíciles de compaginar. Por eso la oración de Yemayá para dominar a un hombre difícil ¡De manera eficaz! te será de mucha utilidad si conoces a alguien con esta característica.

Yemayá es la Diosa de la naturaleza y la reina del amor. Su bondad y misericordia la hace ser una poderosa Diosa cumplidora de peticiones en todas las circunstancias. Y dedicar oraciones y cultos a esta Diosa te hará merecedor de sus bondades.

Índice

    Yemayá te ayudará con ese hombre díficil

    Si tu relación con ese hombre se hace cada vez más complicada debido a que su carácter y personalidad le impiden llegar a un acuerdo. Esta oración de Yemayá para dominar a un hombre difícil ¡De manera eficaz! es la ideal para dominarlo.

    Poderosa Yemayá

    Mi Diosa Maravillosa,

    mi poderosa Reina,

    tu amor y tu infinita bondad

    te hacen poderosa entre los Yoruba.

     

    Mi fe y mi devoción te dedico

    por ser la mayor fuerza

    de protección y justicia

    que mi cuerpo necesita.

     

    Mis plegarias salen desde

    mi corazón, por eso hoy vengo a

    pedirte por un hombre especial,

    de buenos sentimientos y de bien.

     

    También con un alma grande llena

    de virtudes y bondades

    pero con un carácter fuerte y difícil

    que hace complicada nuestra relación.

     

    Por eso pido encarecidamente

    de tu poder infinito

    para que entres en él, le

    hagas dócil y fácil de manejar.

     

    También que puedas abrir su entendimiento

    a entender plácidamente

    las verdades de la vida y que permitas

    doblegar su orgullo y prepotencia

    que le hacen un ser

    despiadado e impenetrable.

     

    Asimismo sé que ha sufrido

    los golpes de la vida,

    que está marcado por heridas

    del pasado que le hacen

    comportarse de esa manera.

     

    Y por ello recurro a tu poder milagroso

    para que le sanes todos los

    dolores y limpies sus heridas

    con el agua que brota

    de los más puros ríos

    que se mueven bajo tu poder.

     

    Porque eres una Diosa Maravillosa

    de inalcanzable grandeza,

    y para ti no hay tormentas

    que no puedas dominar,

    ni tempestades terribles

    que no puedas controlar.

     

    Recurro a ti humildemente,

    con mi corazón sirviéndote

    como hija de la madre naturaleza

    que manejas con tu poder a este

    hombre y doblegalo ante mí.

    Porque quiero lograr someter

    sus temperamentos,

    sus impulsos y sus ataques de ira,

    también controlar con sutileza y amor

    las explosiones de humor

    que en muchas oportunidades me hieren.

     

    Además no quiero verme

    afectada por ellas,

    y no quiero que afecten mi bienestar

    ni desequilibren mi estabilidad emocional.

     

    Mientras tanto intento ser fuerte ante sus

    momentáneos impulsos

    y muchas veces he recurrido

    a ti para que me dotes

    de paciencia y tolerancia.

     

    Para que el amor que me

    invade sea más poderoso

    que todo mal sentimiento que

    se genere de sus actos impulsivos

    que ofrece sin piedad.

     

    Oh Mi Impetuosa Reina Yemayá,

    mi oración dedico a fin

    de controlar y dominar a este hombre,

    le aprecio y le estimo y quiero

    su bienestar tanto como el mío.

     

    No deseo que pueda ser

    víctima de malos ataques

    ni perversiones del enemigo

    a causa de su actitud.

     

    Por favor permite que su vida

    se llene de amor,

    de tolerancia, de paciencia,

    también de compasión, de piedad,

    de bondad, de justicia y que pueda abrir

    sus oídos a escuchar versiones

    diferentes a las que él profesa.

     

    Finalmente quiero que comprenda

    que todos pensamos diferente

    y que no por ello vamos en contra de él.

     

     Abre su mente y sus

    pensamientos a aceptar

    que la vida va mucho más allá

    de lo que sus ojos pueden ver.

     

    Amén.

    Para Yemayá dominar a un hombre difícil no es un caso imposible

    Son muchas las razones que hacen a las personas comportarse de determinadas formas, son parte de la personalidad adquirida a través de las experiencias. Pero Yemayá permite que el entendimiento y la razón sean expuestos bajo su poder amoroso y terminen cediendo ante sus bondades.

    Entrega tu fe y dedica tus oraciones a que la Diosa Yemayá te conceda la dicha de doblegar y dominar a ese hombre difícil que no se deja controlar. Su amor todo lo puede y para ella nada es imposible.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    ¿Qué te pareció este artículo?

    Subir

    Este sitio web utiliza cookies para garantizar que obtenga la mejor experiencia en nuestro sitio web. Leer Más