Saltar al contenido

Oración poderosa a Yemayá para separar una pareja ¡Urgente!

1 agosto 2020
Oración poderosa a Yemayá para separar una pareja ¡Urgente!

Si una pareja es insostenible porque sus bases están fundadas en lo ajeno. Porque es producto de un adulterio o porque es de alguna manera contraria a tus leyes, ¡hay que separarlos! Para esto es necesario hacer una oración poderosa a Yemayá para separar una pareja ¡urgente!

Debes recordar que Yemayá te va a ayudar si tus intenciones son por el bien de ellos y no por intereses egoístas por parte tuya. Cuando se trata de una pareja legalmente bien constituida y sobre todo si tiene hijos. Entonces olvídalo porque Yemayá es una deidad que defiende y auspicia la justicia.

Oración poderosa a Yemayá para separar una pareja ¡Urgente!

No se le deben pedir peras al olmo, las peticiones deben ser razonables y bien sustentadas por el sentido de la justicia y la equidad. Los santos no conceden injusticias, esas cosas hay que pedírselas a los espíritus del mal.

Oh poderosa y justiciera

divinidad que fue creada

para poblar nuestro planeta.

 

Tú que junto con tu

esposo Obbatalá,

diste inicio a la creación

con tu hijo Oggun.

 

Ahora te pido para que me concedas

el  gran favor de separar

la pareja (Aquí los nombres

de las personas )

 

Tu sabes Yemayá,

que esa pareja es producto

de una unión pecaminosa y malsana.

 

También sabes que ellos

tienen ataduras mayores en el cielo

y que se deben a otra

persona con la cual.

 

Habían hecho juramento

de fidelidad hasta

que la muerte los separe.

 

Además sabes que son una pareja

pecaminosa y lujuriosa

que solo se deja llevar

por las bajas pasiones.

 

El verdadero amor y la

armonía de un hogar

fue quebrantado por

una persona intrusa.

 

Para constituir una nueva pareja

que no está bien vista,

ni cuenta con la bendición de Dios.

 

Por tanto Yemayá te

pido encarecidamente

que intervengas en tu nombre.

 

O en el de la Virgen de Regla

que es tu homólogo

en la Iglesia Católica.

 

Y separes a ese par de adúlteros

que están llenando

de vergüenza y oprobio

a sus amigos y familiares cercanos.

 

También están causando

un inmenso dolor a los que

si están con sus nombres

ya inscritos en el libro de la vida.

 

Como un matrimonio estable

y bendecido por Dios.

 

Oh gloriosa y poderosa

Yenmayá, concédeme este

gran favor que te pido

en nombre de la justicia verdadera.

Separa a ese par de

amantes inmundos

y devuélvelos cada uno

a su verdadero hogar,

como ovejas al redil.

 

No permitas que esa pareja

siga manchando el honor

de sus verdaderos consortes

 

Y ten misericordia

de los hijos legítimos

que se puedan ver

seriamente afectados

por esta pecaminosa relación.

 

Sepáralos oh Yemayá

de cualquier manera

para que no sigan haciéndose

daño a sí mismos.

 

Y a las personas involucradas

con esa relación,

como lo son sus propios

hijos y los familiares.

 

Igualmente que tengan

que bajar la cabeza por vergüenza

ante tal ignominia,

y ante tanta desvergüenza.

 

Te hago esta oración,

para una separación urgente,

porque las ataduras

del cielo solo tú las

separa con la muerte.

 

Y cada uno de ellos

tiene un compromiso ineludible

al cual no puede renunciar.

 

Finalmente Yemayá, poderosa y

misericordiosa deidad,

a ti dirijo mis súplicas

por una causa justa.

 

Por favor envíales la bendición

a las parejas estables y legales

y además separa a todos aquellos

que quieran juntarse

inducidos por las bajas pasiones.

 

Amén.

Yemayá es una Orisha de la cohorte afrocubana que imparte justicia

Claro que tomando en cuenta la procedencia de Yemayá y sabiendo que su homólogo en la iglesia católica es nada más y nada menos que una de las advocaciones de la Virgen María. No debemos ser tan crueles para pedirle que haga algo que vaya en contra de la moral y las buenas costumbres.

Hay que considerar que si hacemos una oración poderosa a Yemayá para separar una pareja ¡urgente! No es justo pedirle a ella que separe a una pareja legalmente constituida y apoyada por las leyes de los hombres y por las tus leyes. Si se trata de lo contrario, pedirle que separe a dos adúlteros. Entonces sí que Yemayá meterá su mano poderosa y oirá las súplicas del orador.