Oraciones bíblicas cortas de agradecimiento a Dios ¡Las más efectivas!

Ya que, uno de los atributos de Dios es la omnipresencia; le ofreceremos desde el amanecer, cada día toda nuestra gratitud al Padre Celestial. Porque, su amor hacia sus hijos excede todo conocimiento humano y nos llena cada día de insuperables bendiciones; por ello te daremos de regalo estas hermosas oraciones bíblicas cortas de agradecimiento a Dios ¡Las más efectivas! para bendecir el nombre del Rey de Reyes.

Asimismo será nuestra gratitud, la mejor adoración y alabanza al Señor. Ya que Dios se goza en la alabanza de su pueblo, como lo declara la biblia; le ofreceremos a nuestro Padre la mejor actitud de obediencia y amor cada día.

Índice

    Oraciones bíblicas cortas de agradecimiento

    Ya que nuestro Señor es bondadoso y grande en misericordia; le ofreceremos a nuestro Padre estas hermosas oraciones bíblicas cortas de agradecimiento, ofreciéndole así por medio de ellas olor fragante a su presencia.

    Porque tú eres Santo,

    y tu bondad nunca cambia.

    Por ello, te seguiré

    y buscaré tu rostro.

     

    Gracias mi Dios,

    por traer beneficios

    a mi vida.

     

    Porque muchas veces,

    te he fallado,

    pero tu misericordia

    me ha alcanzado.

     

    Es más, en mis deseos

    me he perdido

    muchas veces;

    pero aun así

    no me abandonas.

     

    Te adoraré

    con todo mi corazón,

    y brindaré a ti

    lo mejor de mí.

     

    Al comienzo de cada día,

    quiero buscar tu presencia

    y sumergirme en tu amor.

     

    Porque, en ella

    encuentro la paz

    que necesita mi alma.

     

    Oh mi Señor,

    sin ti me pierdo

    y no encuentro

    mi camino.

     

    Sé mi guía

    en momentos

    de aflicción.

     

    Es más, no hay

    palabras para agradecerte

    por tan dulce

    e infinito amor.

     

    Debido a que nunca

    me abandonas,

    quiero dar mi vida

    en servicio a ti.

     

    Por ello Padre,

    dirígeme hacer las cosas

    conforme a tu voluntad,

    viviendo en santidad.

     

    Porque el camino

    muchas veces,

    se llena de tropiezos

    y quiero vivir para agradarte.

    guia mis pasos conforme a tu promesa no dejes me domine la iniquidad

    Debido a tu misericordia,

    sigo en esta carrera

    de la vida;

    por eso quiero agradecer

    tu fidelidad.

     

    Porque, eres tú

    el que me libra del mal;

    cuidando cada paso

    que doy.

     

    Ciertamente,

     eres luz a mi camino,

    y tu verdad es mi refugio.

     

    Por lo tanto mi Señor,

    quiero honrar

    tu presencia

    con mis actitudes

    y disposiciones.

     

    Quiero demostrar gran gratitud

    a ti mi Rey;

    por todas las bendiciones

    que me brindas.

     

    Mientras tanto, mis pensamientos

    seguirán tu rectitud

    y meditarán

    en tu palabra de día y noche.

     

    Ante ti,

     todos rendirán

    sus coronas,

    porque eres Rey sobre todo.

     

    Asimismo mi Dios,

    te quiero agradecer,

    por traer libertad a mi vida

    y porque tu favor me sigue,

    a donde quiera que voy.

     

    Porque sin ti mi Señor,

    no tengo vida

    y camino en perdición.

     

    Muéstrame Dios tu verdad,

    y la seguiré

    sin mirar atrás.

     

    Porque mi vida depende

    de ti mi Dios Soberano;

    envía a tus ángeles a

    resguardarme en cada situación.

     

    Es más, guárdame en tu amor,

    para que no

    sea yo conmovido

    por mis enemigos.

     

    Ya que, sin ti mi Señor,

    no soy nada;

    eres tú quien me da valor.

     

    Por lo tanto, quiero seguir tus pasos

    y caminar así en tu corrección.

     

    Mi Dios poderoso,

    eres clemente

    y lleno de paciencia;

    gracias por el amor infinito

    que le brindas a mi vida.

     

    Finalmente, no tengo

    a nadie más que seguir,

    solo a ti Padre;

    porque trajiste la salvación,

    piedad, amor y valor a mi vida.

     

    Por ello, te daré

    toda exaltación y adoración

    a ti Padre Santo,

    recibe mi gratitud.

     

    Amén.

    La bondad del Dios del cielo

    Como resultado del amor indescriptible de nuestro Padre Celestial, recibimos cada día dado a su bondad, infinito favor y bienestar. Por esta razón, elevar al Padre oraciones bíblicas cortas de agradecimiento, atrae aún más la presencia del Señor; y él aprueba esta conducta de obediencia y respeto, derramando así de su gracia.

    La bondad de Dios, es la que cada día nos ofrece esa confianza y paz que llena nuestro ser. Además que es gracias a él, que nos mantenemos fuertes en las circunstancias, porque sus promesas nos sostienen. Ya que, debido a la concupiscencia de nuestro corazón, no merecemos de su bendición, es su bondad y misericordia la que nos reviste de bien.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    ¿Qué te pareció este artículo?

    Subir

    Este sitio web utiliza cookies para garantizar que obtenga la mejor experiencia en nuestro sitio web. Leer Más