Oraciones para niños en Semana Santa: Jueves y Viernes Santo

oraciones para ninos jueves viernes santo

Oraciones para niños en Semana Santa: Jueves y viernes Santo. Como padres creyentes, es nuestra tarea enseñar a los hijos sobre Jesús; de esta manera, estaríamos sembrando en su corazón ese amor por el Padre Celestial. Con ese fundamento en su corazón, es bueno enseñarles la importancia de la Semana Santa y lo que representa para nosotros.

Durante el Jueves Santo se conmemora la Santa cena, donde Jesús explica su sacrificio mediante el pan y el vino; también se celebra cuando Jesús lavó los pies de cada uno de sus discípulos. Seguidamente, durante la Hora Santa se recuerda ese momento de agonía que Jesús padeció y las oraciones que realizó en el Monte de los Olivos, la traición de Judas y cuando jesús fue arrestado.

Índice

    Oraciones para niños en Semana Santa

    Dios mío, eres bueno con todos tus hijos. Gracias por todas las bendiciones que has derramado sobre mi vida; porque gracias a ti estoy vivo y tengo la oportunidad de ver las maravillas de tu creación.

    Amado Señor,

    primeramente deseo

    alabarte y adorarte.

     

    Porque solo tú lo mereces, 

    eres mi Rey y por eso te exalto,

    porque has cumplido tus

    promesas en mi vida.

     

    Dios mío,

    anhelo crecer y que en cada paso estés

    conmigo diciéndome; porque confío en ti y

    sé que tomando tu mano estaré

    completamente seguro.

     

    Jueves santo

    Amado Jesús,

    gracias por presentar tu cuerpo

    en sacrificio y dar tu sangre para

    redención de pecados.

     

    Asimismo Señor,

    mediante la Última Cena, mostraste

    a tus discípulos la santa eucaristía;

    para que tu cuerpo sea el alimento

    y tu sangre sea el vino.

     

    También mi Cristo amado,

    conmemoro en este Jueves Santo

    el momento en que lavaste los pies

    de tus discípulos, dando a entender

    que tú viniste a este mundo a servir.

     

    Durante tu estadía en la tierra,

    siendo Dios mismo viniste a este mundo

    a servir; de este modo nos enseñaste

    que debemos servir y no ser servidos.

     

    Ciertamente, amado Cristo,

    no puedo entender la agonía

    y el temor que sufriste mientras orabas 

    en el Monte de los Olivos;.

     

    Sin embargo, quiero agradecerte

    por no arrepentirte.

     

    Amado mío,

    a pesar de saber que Judas

    iba a traicionarte,

    aún así nunca dejaste de amarlo.

     

    Más bien, permitiste que lo hiciera,

    porque así estaba destinado a ser.

     

    Y puedo saber con certeza,

    que a pesar de saber que ibas a morir,

    tu amor por nosotros pudo más.

     

    Porque tú querías salvarnos

    de la muerte eterna,

    querías limpiarnos de pecado.

     

    Por lo tanto, Señor,

    dejaste que te arrestaran,

    permitiste que te trataran como un criminal;

    porque anhelabas que se hiciera

    la voluntad del Padre.

     

    Dejaste que te juzgaran;

    pero en lugar de pedirle al

    Padre que te salvara,

    dejaste que todo esto aconteciera,

    para que así tuviéramos oportunidad 

    de redimirnos y ser salvos.

     

    Te pido Señor, 

    que siempre abogues por nosotros,

    te pido que seas nuestro Intercesor

    ante el Padre.

     

    Porque,reconozco

    que diariamente pecamos,

    así que constantemente

    necesitamos perdón.

    no se angustien confien en dios

    Enséñanos Cristo bendito,

    a ser santos así como tú lo fuiste;

    eres nuestro mejor ejemplo;

    por lo tanto, anhelo caminar en esta tierra

    así como tú lo hiciste.

     

    Viernes

    Amado Jesús,

    gracias por ese sacrificio que hiciste

    al morir por mí en la cruz del Calvario;

    porque de no ser por eso, yo no tuviera

    la oportunidad de ser salvado.

     

    En tu cruz llevaste todo pecado,

    toda iniquidad fue llevada a ese lugar.

     

    Por esta razón es que vivo y te glorifico,

    porque tú siendo Dios, preferiste venir

    al mundo a morir por mí,

    para darme salvación.

     

    No merecías todos esos latigazos,

    no merecías esas humillaciones,

    el que te escupieran y te apedrearan.

     

    Más bien, merecías ser

    adorado y glorificado,

    pero te despojaste de todo

    eso por amor a mí.

     

    Gracias Señor, por amarme tanto;

    porque ese sacrificio fue la

    mayor muestra de amor,

    nadie haría tal sacrificio,

    solo lo harías tú.

     

    Por lo tanto, siempre te daré gracias,

    te daré gloria y honra por siempre.

     

    Amén.

    Jesús se sacrificó por amor

    Oraciones para niños en Semana Santa: Jueves y Viernes Santo. Es bueno enseñarles a los más pequeños sobre el sacrificio de nuestro amado Jesucristo; pero sobre todo, la resurrección del mismo y todas las promesas que le hizo a sus hijos para que tuviéramos esperanza en Él.

    Él en su infinita misericordia, y a pesar de todo lo que hemos hecho; aun así nos ama, y quiere lo mejor para nosotros. Debido a esto, que los niños crezcan con esas directrices, es un buen estímulo para que sean mejores cada día.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    ¿Qué te pareció este artículo?

    Subir

    Este sitio web utiliza cookies para garantizar que obtenga la mejor experiencia en nuestro sitio web. Leer Más