Saltar al contenido

Poderosa Oración al Espíritu Santo: Inspírame en lo que debo decir

7 julio 2020
Poderosa Oración al Espíritu Santo: Inspírame en lo que debo decir

El Espíritu Santo es una de las entidades que, junto al padre (Dios) y al hijo (Jesús), conforman las tres divinas personas. Sin duda, la Poderosa Oración al Espíritu Santo: Inspírame en lo que debo decir, te conectará directamente con el creador.

De la misma manera que acompañó a los discípulos, enseñándoles y recordando las cosas que Jesús les había dicho (Juan 14), estará contigo cuando lo invoques. Sin embargo, hay una condición innegociable: la fe.

En realidad, el Espíritu Santo infunde sabiduría para entender el propósito de Dios, guía e ilumina el entendimiento para tomar las decisiones correctas. Para ello, sólo se le pide a Dios que lo envíe y con su amor infinito lo concederá.

No obstante, constituye un apoyo invaluable para todos. Fue el Espíritu Santo quien le dio el don de hablar en otras lenguas a los discípulos, para propagar el evangelio en el mundo. En resumen, es una inagotable fuente de inspiración.

Poderosa oración, Inspírame en lo que debo decir

Sin duda, la vida presenta situaciones diversas donde es deseable tener una guía orientadora. Es la oportunidad perfecta para solicitar al Espíritu Santo su ayuda.

Además, la asistencia del Espíritu Santo asegura la salida con éxito de cualquier aprieto, en concordancia con la voluntad de Dios. Solícita su auxilio con esta Poderosa Oración al Espíritu Santo: Inspírame en lo que debo decir

Espíritu Santo,

que eres uno con el padre y el hijo,

que conoces todas las cosas de Dios,

acude en mi auxilio

con el compromiso que tengo.

 

Ahora, siento temor de equivocarme

en mis palabras.

 

Me turba que no pueda expresar

las cosas en la forma debida,

ayúdame, te lo ruego, por favor.

 

Como inspiraste a los apóstoles,

así espero tu apoyo.

 

Pon en mí las palabras que debo decir.

Que seas tú el mediador

entre la audiencia y yo.

 

Asimismo, que no genere confusiones

con lo que diga,

ni ofenda a ninguno de los presentes.

 

Con todo, creo en ti

como el Santo Espíritu de Dios.

 

Espíritu alentador,

guía todas mis acciones,

que mis ideas, palabras y gestos

sean amables y haya entre ellos

coherencia absoluta.

 

Sin duda, confío que estarás conmigo

en este compromiso.

Así lo dijo Jesús a sus discípulos.

Dame valor, aplomo y serenidad al hablar.

 

Otórgame tu don y

exprésate a través de mí,

hazme instrumento del amor de Dios,

aumenta mi fe y dótame

de las herramientas que necesito.

 

En realidad, debo superar

este reto con éxito.

Tú que lo conoces todo,

sabes cuánto lo necesito.

 

Asimismo, lléname de tu poder,

no para mi gloria sino para la de Dios.

 

Óyeme, así como escuchaste a Moisés,

cuando necesito apoyo

para guiar a su pueblo.

 

Desciende sobre mí,

Santo Espíritu de Dios.

 

Te recibo para que

me ayudes en este momento,

y para poder brindar

mi asistencia a otros,

de acuerdo a la santa voluntad del padre.

Solicito que me abras el entendimiento,

que tus enseñanzas

queden grabadas en mi corazón

para que nunca me aparte

del camino correcto.

 

Con tu grandioso poder y compañía,

no temeré, ni vacilaré

en los retos por venir.

 

Asimismo, bautízame con el fuego

sagrado del Señor.

 

Sé mi guía, mi escudo protector,

aléjame de toda desviación y tropiezo.

Otórgame el don

de la palabra por siempre.

 

Imprime tu sello sobre mi persona,

apártame y guárdame para ti mi Dios

y que pueda ser ejemplo y

referencia para quienes me rodean.

 

Que atraiga y reciba las bendiciones

que tienes reservadas para mí.

En el nombre santo de Jesús,

te lo pido, poderoso mediador.

 

Hazme reflejar tus frutos:

la fe, la esperanza,

la templanza, la bondad, la paz,

la paciencia y la humildad.

 

Infunde en mi ser

el deseo de servir.

Acepto y agradezco

el regalo del amor de Dios.

 

Me siento libre de ataduras

que impidan mi crecimiento.

Confío plenamente en ti,

porque estás conmigo.

 

Por último, mantenme haciendo

la voluntad del creador.

 

Expresaré lo que me orientes,

amado mediador

y te alabaré porque eres uno

con el hijo y el padre.

 

Amén.

Cómo identificar al Espíritu Santo

En efecto, en el mundo hay muchos espíritus divagando, sin embargo, no todos provienen de Dios. La verdad, así la cuenta la biblia en la primera epístola de San Juan, cap. 4, el apóstol indica que deben probarse si vienen de altísimo.

Asimismo, la prueba de la naturaleza divina es confesar a Jesucristo, quien vino en carne y entregó su vida para que los pecadores alcanzaran el perdón por medio de su sacrificio. Por lo tanto, es necesario estar atentos en ese sentido. Con todo, espero que hayas disfrutado de esta Poderosa Oración al Espíritu Santo: Inspírame en lo que debo decir.