10 Versículos bíblicos de esperanza para enfermos ¡Dales fortaleza!

diez versiculos esperanza para enfermos

Padecer alguna enfermedad nos hace sentir impedidos y también limitados ante la realización de nuestra vida. Muchos pierden las esperanzas de sanar, otros quieren que la muerte se los lleve y otros viven en constante depresión. En fin, es difícil enfrentar una enfermedad o sobrellevar la vida con una persona enferma a tu cuidado. Por eso toma estos 10 versículos bíblicos de esperanza para enfermos ¡Dales fortaleza!

Como hijos de Dios y seguidores del cristianismo, nuestro deber es dar consuelo y también apoyo al más necesitado. Y ofrecerles un apoyo espiritual basado en la fe en Dios y en la esperanza de gozar de su poder milagroso. Asimismo elevemos nuestras plegarias por la salud de los enfermos.

Índice

    Oraciones con versículos bíblicos de esperanza y fortaleza para los enfermos

    La esperanza es lo último que debemos perder ante dificultades de salud. Pues Dios ha sanado milagrosamente a quienes se daban ya desahuciados por la medicina. Te presentamos estas oraciones con 10 versículos bíblicos de esperanza para enfermos ¡Dales fortaleza!

    Dios sana tus dolencias

    (Salmos 103:3)

     

    Glorioso Padre, eres tú quien perdona

    todas las iniquidades del mundo

    y también el que sana todas las

    dolencias y enfermedades.

     

    Te pido que por favor cures

    y libres de males a los

    enfermos que aclaman a ti.

     

    Amén

     

    Sáname

    (Jeremías 14:14)

     

    Por favor hazme sano oh Señor,

    sáname y seré sano, sálvame

    y seré salvo, porque tu eres

    mi alabanza y también mi fe.

     

    Asimismo mi esperanza

    reposa en ti. Y en ti confío mi señor.

     

    Amén

     

    Bendito mi Dios

    (Salmo 30:2)

     

    Dios Milagroso, a ti clamé

    en tiempos pasados

    y me sanaste de todo mal,

    hoy clamo a ti Padre Santo por

    la salud de los enfermos.

     

    Para que jamás les falte

    la esperanza ni tampoco la fe

    de ser merecedores de

    tu gracia sanadora.

     

    Amén.

     

    Orar los unos por los otros

    (Santiago 5:16)

     

    Dios de Sanación, por favor 

    permite que nosotros tus hijos

    oremos los unos por los otros.

     

    Para que podamos todos ser

    sanados bajo tu santa mano,

    pues la oración eficaz del

    justo puede mucho.

     

    Amén.

     

    Sanado el ciego y el mudo

    (Mateo 12:22)

     

    Y delante de Jesús fue llevado

    un endemoniado, ciego y mudo.

     

    Entonces Jesús le sanó y le libero,

    y el ciego vio y el mudo también habló,

    entonces tu milagro se glorificó.

     

    Bendita sea tu santa

    gloria Señor.

     

    Amén.

     

    Cura mis heridas

    (Salmos 147:3)

     

    Dios Todopoderoso, para ti

    no hay imposibles,

    porque haz de sanar a los

    quebrantados de corazón

    y vendado sus heridas.

     

    Pido para que tu poder se

    extienda al mundo

    y alimente la esperanza

    de los enfermos.

     

    Amén.

     

    Sanado toda enfermedad

    (Mateo 4:23)

     

    Jesús Padre Celestial,

    predicaste el evangelio del reino

    en toda Galilea y en las sinagogas,

    también sanaste toda enfermedad

    y toda dolencia en el pueblo.

     

    Bendita tu misericordia que

    libró de enfermedades

    y además sano muchas heridas.

     

    Amén.

    confian senor renovaran sus fuerzas

    El Espíritu del Señor

    (Lucas 4:18)

     

    El Espíritu del Señor reposa

    sobre Jesús, en su nombre sanó

    a los enfermos, liberó a los cautivos,

    dio vista a los ciegos y también 

    liberó a los oprimidos.

     

    Que más bienaventuranzas

    ha de venir a dar Jesús,

    si limpiaste al mundo de dolencias.

     

    Pido que llenes de esperanza

    a los enfermos para que,

    con paciencia esperen la

    llegada de tu gloria.

     

    Amén.

     

    Convertirse ante Dios

    (Jeremías 3:22)

     

    Bondadoso Dios, si los

    rebeldes se han de convertir ante ti,

    tu haz de venir a sanarlos.

     

    Porque que gran muestra

    de humildad yace en tu corazón que

    sanas hasta los que te han negado.

     

    Amén.

     

    Yo soy tu único Dios

    (Deuteronomio 32:39)

     

    Dios mío, tu eres mi único Dios,

    y no hay más Dioses contigo.

     

    Además eres tú quien hace

    morir o vivir, porque tienes

    poder de herir y de sanar, porque

    no hay quien pueda librarse de tu mano.

     

    Amén.

    Esperanzas a los afligidos en enfermedad

    En la Biblia reposan muchos relatos de los tantos milagros de sanación que Jesús hizo en nombre de Dios. Por eso busca en Él las sabias palabras de aliento y esperanza para que puedas aplicarlas en tu vida o regalarlas a quien más las necesite. Ya que hay muchas personas en hospitales y asilos esperando una palabra de esperanza para su sanación.

    Entrega tus oraciones por los enfermos del mundo, Dios escucha tus plegarias y les hará sanos bajo su misericordia y según sea su santa voluntad.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    ¿Qué te pareció este artículo?

    Subir

    Este sitio web utiliza cookies para garantizar que obtenga la mejor experiencia en nuestro sitio web. Leer Más