¿Qué es el amor que todo lo puede de Dios y dónde aparece en la Biblia?

que es el amor que todo lo puede de dios y donde aparece en la biblia

Dentro de las cosas que como cristianos es más hermosa experimentar es el amor que todo lo puede de Dios. En Juan 3:16 Dios nos dice en Su palabra que  de tal manera Él amó al mundo que nos dio a Su Hijos Unigénito, para que por medio de Él no nos perdiéramos y tuviéramos vida eterna.

Si eres padre, podrás entender el amor que sentimos por nuestros hijos, así que entregarlo por la humanidad nunca sería una opción. Pero Dios si lo hizo y eso nos muestra su amor incondicional hacia nosotros que somos Su creación.

En 1 Corintios 13 la Biblia nos habla de las preeminencias del amor y nos dice que el amor todo lo puede y todo lo soporta y nunca deja de ser. Muchas veces podremos como seres humanos dejar de amar, pero Dios jamás nos dejará de amar, aunque fallemos y eso debemos agradecerlo.

Índice()
  1. En qué parte de la Biblia podemos ver cuan grande es el amor de Dios
  2. Podemos recibir el hermoso regalo de Dios

En qué parte de la Biblia podemos ver cuan grande es el amor de Dios

Toda la Biblia en sí nos muestra la grandeza y el amor tan perfecto de Dios para con nosotros. Tanto en el antiguo testamento como en el Nuevo testamento, Dios nos muestra que sus misericordias con nosotros son nuevas cada mañana. Y que nada podrá separarnos de Él.

A pesar de los errores que cometieron Adán y Eva en el huerto del Edén, Dios aun nos enseña que nos ama. Pero este perfecto amor lo podemos ver materializado es en el nuevo testamento con la llegada del Mesías que es nuestro Salvador Jesucristo.

Aun en el Libro de Juan 3:16 podemos ver que la entrega de Dios por nosotros transciende de una manera sobrenatural, que aun así, el mismo Dios entrega a Su hijo por nosotros para salvarnos.

Ese amor debemos mostrarlo como sus hijos que somos, y en 1 Corintios 13 nos dice que todo lo que hagamos debemos hacerlo con amor. Podemos predicar, profetizar y orar por otros, pero si el amor perfecto de Dios no está en nuestras vidas, de nada sirve que hagamos todo eso.

Otro versículo que nos habla no del amor de Dios, sino que Él mismo es amor es 1 Juan 4:8 donde nos dice claramente que Dios es amor, esto quiere decir que Él no es que está lleno de él, sino que Él mismo es amor. Por eso, para que podamos reflejar ese amor, debemos conocer a Jesús como nuestro Salvador personal.

Esa, es la única manera de que podamos mostrar el amor que todo lo puede de Dios. 

a nadie devuelvan mal por mal

Existen muchas maneras en qué podamos enseñarle a Jesús a las personas. Ya que cuando Él estuvo sobre la tierra, una de las cosas que le dijo a Pedro era que amara a sus ovejas. Jesús se encontró con Pedro y le pregunto si lo amaba, cuando Pedro le respondió que si era así, Jesús le dejo un mandato que ha sido la base del cristianismo hoy día.

Ese mandato era que pastoreara a sus ovejas. Si quieres mostrar a Dios en tu vida, lo que debes hacer es predicar de Su palabra y hablar de Sus verdades. Cuando muchas personas crean en Él, de esta manera otros también podrás llevar las buenas noticias de que no estamos perdidos.

sino que hay un hermoso Dios que nos ama y que se entregó por nosotros para que pudiéramos ser salvos. Esa es la mejor manera en que podamos propagar el hermoso sacrificio que Jesús hizo en la cruz mostrándonos el acto de entrega más puro que podamos ver en toda la historia de la humanidad.

Podemos recibir el hermoso regalo de Dios

Una de las bendiciones más grandes que podemos experimentar al conocer a Dios es conocer el amor que todo lo puede de Dios. Este regalo es tan grande que en medio de nuestra naturaleza pecaminosa, Él nos ama. Es capaz de romper las reglas naturales para mostrarnos lo sobrenatural de Su Reino.

Podemos ver enteramente el amor de Dios por medio de los evangelios cuando entregó a Su hijo por amor a nosotros. Lo podemos ver en la creación e todas las cosas. Y las muchas veces que nos perdonó por haberle fallado y por seguirle fallando. Por esta razón no hay nada más hermoso que entregarle nuestras vidas a aquel que nos amó primero y servirle de todo corazón.

Subir