Saltar al contenido

¿Cómo superar y perdonar una infidelidad matrimonial? Según la Biblia

16 abril 2020

Amado lector, te invito a que aprendas, cómo puedes perdonar la infidelidad de tu esposo o esposa; según las santas escrituras, por medio de la cual, el Dios de los cielos nos enseña, como hacer, para tener amor en nuestros corazones; y sepamos perdonar al hermano sus ofensas, donde también enseña del perdón en el matrimonio. Conoce, ¿cómo superar y perdonar una infidelidad matrimonial?

¿Cómo superar y perdonar una infidelidad matrimonial?

Sean dadas gracias al Padre celestial, que nos amó y nos ama con amor eterno; el cual envió a su Hijo unigénito a la tierra; a morir en una cruz, para que todo aquel que en él crea, no se pierda, sino que tenga vida eterna. Se supone, que si un hombre y una mujer, se unen en matrimonio; es para permanecer juntos, para toda la vida, pero a causa del pecado, el cual no es de Dios; porque Dios es Santo. Y por medio de la infidelidad entra el adulterio en el matrimonio, el cual es pecado.

El Señor, declara en su palabra en Isaías 6:32 diciendo: Mas el que comete adulterio es falto de entendimiento; corrompe su alma el que tal hace.

El Todopoderoso, enseña que, el que comete adulterio, no sabe lo que hace; por cuanto le falta la sabiduría que desciende de él. Y te preguntarás, ¿cómo hago para tener la sabiduría del Señor y no llegar a cometer adulterio, y si ya he faltado a mi matrimonio, por causa de la infidelidad, que puedo hacer para superarme y pedir perdón?

El Eterno educa, que todo aquel, que crea en su corazón y confiese con su boca; que Jesús, es el Cristo, el Hijo de Dios, ya este pasa a ser; de una vieja, a una nueva criatura en Cristo, por tanto, ya este no vive según el deseo de la carne; si en verdad ama al Señor, se niega así mismo, y lo que está en este mundo, no le llena, sino que se somete a la voluntad de Dios, y obedece al Señor en todo, lo que enseña, a través de su palabra.

Eximir adulterio conyugal

Y si ya, ha adulterado, por cuanto fue débil; y no pidió ayuda al Espíritu Santo, para que le ayudara y le guiara en lo que debía hacer, respecto a su infidelidad.

Cristo murió en una cruz, para que la humanidad fuera salva por él; él no condena a nadie, porque el Señor mismo nos enseña, que si hemos cometido alguna falta que si nos arrepentimos y pedimos perdón de corazón, él nos perdona.

Insta a que perdonemos las ofensas, a quienes nos hayan ofendido, porque de lo contrario; el Padre tampoco perdonará nuestras ofensas. Declaran las santas escrituras en 1 Corintios 7:10-11 diciendo: Pero a los que están unidos en matrimonio, mando, no yo, sino el Señor: Que la mujer no se separe del marido; y si se separa, quédese sin casar, o reconcíliese con su marido; y que el marido no abandone a su mujer.

El Creador expresa, por medio de esta cita bíblica, que el matrimonio debe permanecer unido, y si la mujer quisiera separarse de su esposo; debe de quedarse sola, porque de lo contrario, cometería adulterio, y el hombre que permanezca con su esposa. Esto es para que se guarden del adulterio

Declaran las santas escrituras en Mateo 6:27 diciendo: Oíste que fue dicho: No cometerás adulterio. Pero Yo les digo que cualquiera que mira a una mujer para codiciarla, ya adulteró con ella en su corazón. Por tanto, si tu ojo derecho te es ocasión de caer, sácalo, y échalo de ti; pues mejor te es que se pierda uno de tus miembros, y no que todo tu cuerpo sea echado al infierno.

Supero y perdono la infidelidad

¿cómo superar y perdonar una infidelidad matrimonial? Jesús, habla bien claro, que el que comete adulterio; está en pecado, por lo cual será enviado por Dios, al infierno, si no se arrepiente a tiempo; y si alguna persona, digo yo, no el Señor; que haya cometido infidelidad o adulterio, y el Señor le enseña por medio de su palabra ,o le envía siervos; para que este o aquella se arrepienta, y pida perdón; el Señor los perdonará, y les serán abiertas puertas, para que puedan obtener el perdón; puedan disfrutar de un matrimonio feliz y agradable delante de la presencia de Dios.