Saltar al contenido

Cuaresma: ¿Qué es la oración, ayuno y limosna? Su importancia

28 agosto 2020
Cuaresma: ¿Qué es la oración, ayuno y limosna? Su importancia

Cuando hablamos el tiempo de cuaresma, son los días otorgados cómo alabanza y agradecimiento a Dios y a su hijo Jesús. En principio por todos los sacrificios que han realizado por nosotros. Sabemos que Jesús muere en una cruz crucificado, por personas que eran muy incrédulos como para creer en el poder de Dios. Aunque esto significaría que él estuviera pagando por todos nuestros pecados, haciéndonos limpios de alma y corazón. Sin embargo denotan tres importantes cosas que realizar durante la cuaresma estas son la oración, el ayuno y la limosna. ¿Quieres conocer más sobre su significado? Sigue leyendo este interesante post.

La cuaresma para toda persona creyente en Dios, aunque sea de diferentes religiones se trata de este momento reflexivo. Donde tendremos días libres para pensar, si realmente estamos siendo agradecidos, con el poder de Dios. Muchas personas aprovechan la cuaresma igualmente como el tiempo de arrepentirse de sus pecados. Recordemos que con el arrepentimiento sincero que sale de nuestro corazón, conseguiremos que Dios este conforme con nuestras acciones.

¿Qué significa la oración, ayuno y limosna en la cuaresma ?

Sabemos que la oración es el medio por donde nos comunicamos con Dios, para decirle todas nuestras necesidades, agradecimientos o súplicas. En la cuaresma Es normal que las personas utilicen la oración porque es el tiempo en donde agradecemos a Dios por todas las bendiciones que nos ha otorgado. Desde el principio de los tiempos cuando Dios envío a su hijo Jesús a dar la vida por nosotros.

Igualmente por la oración podemos comunicarnos con Dios para demostrarle nuestro arrepentimiento, sobre nuestros pecados. Muchas veces nos equivocamos sin intención de hacer alguna maldad, simplemente somos imperfectos y no tenemos la verdad absoluta en nuestras manos.

Lo que podemos sumar a la cuaresma con el ayuno

Cómo estamos en tiempos de reflexión y agradecimiento, el ayuno puede significar dos cosas cuando se lo entregamos a Dios estas son:

  1. Muestra de sacrificio o agradecimiento: Es una manera de entregarle a Dios, algo que realmente nos cuesta y a la que no estamos acostumbrados. Por tanto es un sacrificio que estamos haciendo para demostrar agradecimiento infinito por todas las bendiciones recibidas. Además, haciéndole saber a Dios con actos más que con palabras.
  2. Demostrar que algo nos hace falta: El significado hipotético de hacer un ayuno, es dejar que se forme un vacío en nosotros, el cual debemos rellenar y se supone que esto es con el Espíritu de Dios. Quién al ver que algo nos hace falta descenderá sobre todos nosotros, para justamente vivir en ese espacio que estamos dejando para él. Aunque esto no signifique el todo lo que tenga que ser obligatorio, muchas personas demuestran su fe con buenas acciones. Y la necesidad de Dios por medio de oraciones.

Significado de la limosna en tiempos de cuaresma

Tanto Dios como Jesús en su nombre poder de la divina providencia, siempre nos han enseñado en su Santa Palabra, qué debemos entregar y dar al prójimo. Es decir debemos ayudar a las personas que más lo necesitan. Logrando entender que no Tendremos que tener mucho para dar y si tenemos mucho no significa que lo tengamos que dar todo.

Esto lo podemos explicar con un simple ejemplo: Jesús puede estar en cualquier mendigo que te encuentres por la calle, cuando tú entregas una moneda, un plato de comida, o alguna ropa que el mendigo necesite no estaremos ayudando al mendigo, ese puede ser Jesús a quién estemos ayudando. De allí nace la frase muy común «Dar sin mirar a quien»

En tiempo de cuaresma, muchas personas deciden ayudar en las limosnas por medio de su iglesia. Pero, como anteriormente te explique no es necesario, tener un intermediario para ayudar. En cualquier lugar puedes encontrar alguien que esté necesitado de una moneda o un plato de comida, si le llevamos por nuestra cuenta y ayudamos esta es la obra más grande y significante que le podemos dar a Dios en agradecimiento de que siempre nos ayude.

Entonces de esta manera podemos definir que el ayuno, la limosna y la oración fue un papel muy fundamental durante la cuaresma. Porque son las tres cosas que nacerán de nuestro corazón, en agradecimiento a Dios todopoderoso. Finalmente, tomemos este tiempo de reflexión para ser de nosotros mismos mejores seres humanos, que los sacrificios de Jesús en la cruz hayan valido la pena.