Saltar al contenido

¿Qué día se celebra la Festividad de San Ignacio de Loyola?

2 junio 2020
¿Qué día se celebra la Festividad de San Ignacio de Loyola?

Ahora que quieres saber que qué día se celebra la Festividad de San Ignacio de Loyola. Los 31 de julios de cada año es el día de la celebración de este Santo celebrada por los Jesuitas. Sin embargo, esta celebración oficial en la Basílica de Loyola en su honor se celebra el 1 de agosto.

En cuanto a su vida es conocido como el fundador de la compañía de Jesús o también llamados los Jesuitas. Este Bendito Santo fue Beatificado por Paulo V en 1609 y Fue canonizado por Gregorio XV en 1622.

Mientras te vamos a enseñar quien fue San Ignacio de Loyola. Nació en Roma para el año 1491 en Loyola, su nombre de bautizo fue Iñigo López de Recalde. Descendiente de familia noble lideres con conocimientos militares, que años más tarde esto lo llevo a participar en la guerra de Pamplona contra los franceses en 1521.

Caminata de Loyola a Manresa

Durante el tiempo que Iñigo asistió a la guerra contra Francia. Salió herido de una pierna de esa batalla que casi la fiebre causo su muerte. En ese transcurso de recuperación tuvo la grandiosa ventaja de tener a su alcance manuscritos de religión católica. Donde fue su primer encuentro con la palabra de Dios.

Ahora después de ver la palabra del Señor Iñigo imito todas las cosas que hacía Jesucristo. Ya que se enamoró de todas las buenas acciones que creaba. Desde Monserrat este fue impactado por la aparición de Nuestra Señora Madre de Dios, la cual lo guio y le enseño como difundir la palabra de Dios.

Luego de recibir múltiples apariciones de la Virgen. Salió ayudar a los pobres y a los más necesitados desde entonces conformó un grupo de amigos que se convirtieron como los Jesuitas. La cual crearían la famosa Compañía de Jesús, fueron los creadores del primer libro impreso con el método ascético de prácticas Espirituales. Fundamentada en la meditación y los buenos hábitos de la iglesia católica.

Por supuesto muchos de la inquisición no estaban de acuerdo de esas prácticas espirituales, este famoso libro fue aprobado por el Papa III. San Ignacio de Loyola creo una comunidad de personas que años más tarde fueron bendecidos por el Papa para que salieran a difundir por todos los continentes la palabra de Dios.

Por supuesto todas estas personas que acompañaban a San Ignacio fueron personas preparadas, modernas y con una disciplina e impecable. Aunque cuando tomaron sus votos dejaron sus ropas lujosas y todo lo que generara riqueza.

¿Qué se dedicaron? – Compañia de Jesús

Se dedicaron ayudar a los más necesitados, educaron espiritualmente a los pueblos y entre todas sus misiones que a nadie le faltara necesidades básicas en sus casas.

Hoy en día las practicas espirituales que escribió en su libro San Ignacio de Loyola, es la practica más leída y usada en todo el mundo.  Una ves en el mando de la Compañía de Jesús, envió a varios de sus amigos a consagraciones de distintos países la cual uno de sus mejores amigos San Pedro Canisio que se encontraba en Alemania, se hizo famoso por llevar de forma correcta la palabra de Dios.

Desde entonces por el mundo se encuentra este grupo de personas que se han convertido en millones, llevando la palabra de Señor a cada hogar del mundo.

¿Por qué celebran el día de festividad de San Ignacio Loyola?

Ya que muchos consideran que San Ignacio fue uno de los que inicio que la palabra del Todo poderoso se propagara por el mundo. Llevó ese conocimiento de forma correcta las practicas espirituales. Muchos Papas aciertan que este hombre en sus momentos de enfermedad fue tocado por Dios, para ir por el mundo demostrando su palabra con fe y buenas obras.

La Iglesia tiene claro que los Jesuitas, jugaron un papel importante en la religión católica y aunque muchos desempeñaron buen papel dentro de las labores que hacían. Varios no fueron reconocidos hasta la fecha.

Finalmente, ya a los últimos días de sus 65 años estaba enfermo cada día donde se curaba y se enfermaba nuevamente. Hasta que San Ignacio falleció el 31 de julio de 1556. El Papa lo declaró Santo por las buenas acciones y lo declararon Patrono de las Prácticas Espirituales.