Diferencias entre las tres partes del hombre: Espíritu, alma y cuerpo

Cada uno de nosotros somos diferentes, pero estamos creados de la misma manera, constamos de tres partes del hombre para existir, el espíritu, alma y cuerpo, pero, ¿Cuáles son las principales diferencias entre Espíritu, alma y cuerpo?.

Cada parte que nos conforma tiene un propósito en la vida, cada parte cumple un designio divino, pero ¿conoces la diferencia entre cada una de ellas?, si no es así aquí te contaremos cuales son estas diferencias.

Índice

    Diferencias entre las tres partes del hombre: Espíritu, alma y cuerpo

    Nuestro cuerpo como sabemos está formado por cinco sentidos, nuestro cuerpo es capaz de tener contacto con el mundo material que es aquel que podemos ver y tocar.

    El cuerpo se trata de la parte más externa y visible de todo el ser que nos conforma, y por él es que existimos y podemos experimentar las diferentes cosas que se nos presentan en el mundo.

    Pero, aunque algunas personas no lo crean así, nosotros somos más que un cuerpo físico. El alma es invisible a los ojos humanos, pero es tan real como el cuerpo que tenemos cada uno.

    Asimismo, está compuesta por nuestra mente, que es la que nos permite razonar, recordar e imaginar cosas, por otra parte, también se compone de nuestras emociones y nuestros sentimientos. También tiene nuestra voluntad, que es aquella que nos permite tomar decisiones y escoger.

    y el mismo dios de paz os santifique por completo

    Nuestra alma es todo lo que somos realmente, todo lo que mostramos más allá del cuerpo.

    Nuestro espíritu es mucho más profundo que nuestro cuerpo y alma, es la parte más escondida de nuestro ser. A través de nuestro espíritu es que podemos tener contacto con el mundo espiritual, a través de ella nos contactamos con Dios y todos los seres celestiales.

    Somos las únicas criaturas en el mundo a la que Dios dio espíritu, a través de él es que Dios puede ser real para nosotros, a través de él podemos estar siempre en comunión con Dios.

    ¿Por qué tenemos un espíritu?

    Dios nos creó con un espíritu para poder relacionarnos con él, para poder mostrarnos lo maravilloso de nuestro mundo creado por él. Juan 4:24 nos dice “Dios es Espíritu y todo los que le adoran, en espíritu y con veracidad es necesario que adoren”. Esto quiere decir, que luego de haber nacido de Dios, podemos seguir contactando y adorándolo a través de nuestro espíritu.

    El propósito de Dios

    El mayor deseo de Dios es que nosotros con cada una de nuestras partes del hombre nos convirtamos en vasos para expresarlo y contenerlo.

    Su mayor propósito es entrar en nuestro espíritu y llenarlo de él, cuando confiamos y creemos en Jesucristo. Él viene a nosotros a vivir como nuestra nueva vida.

    Dios desea que nuestro espíritu sea nuestra parte principal de nuestro ser y no nuestra alma. A través de nuestro espíritu él puede conectarse a nosotros, en nuestro espíritu él puede habitar durante toda nuestra vida en la tierra.

    Dios desea que seamos parte de él y la mejor manera de cumplirlo es dejándolo habitar en nosotros. El único lugar en el que podrá hacerlo es en nuestro espíritu.

    A través de él, Dios podrá guiarnos y hacernos sentir que estamos transitando o no por el camino correcto. Tal vez esta es la razón por la que nunca hemos podido verlo. Esta es posible que sea la razón que buscamos.

    Porque no hemos comprendido aún que para ver a Dios debemos abrir los ojos de nuestro espíritu y no los de nuestro cuerpo. Él es un ser superior ante nuestras vidas, y debemos conocerlo y alabarlo más allá de nuestro cuerpo.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    ¿Qué te pareció este artículo?

    Subir

    Este sitio web utiliza cookies para garantizar que obtenga la mejor experiencia en nuestro sitio web. Leer Más