Saltar al contenido

¿Cuáles fueron los milagros realizados por San Antonio de Padua?

1 junio 2020
¿Cuáles fueron los milagros realizados por San Antonio de Padua?

San Antonio de Padua nació en el año de 1195 en Lisboa, y su nombre era Fernando de Bulloes y Taveira. Al convertirse en franciscano cambió su nombre a Antonio. San Antonio de Padua era conocido por su gran don para hacer milagros y predicar la palabra de Dios, pues poseía una voz fuerte y clara.

También ha sido conocido en el mundo con el calificativo de taumaturgo, esto quiere decir que es quien obra milagros. Ha recibido este nombre ya que a lo largo de su vida fueron muchos los milagros que se conocieron fueron hechos por él.

Dios utilizó a San Antonio de Padua como herramienta de ayuda para los que más necesitaban de un milagro en aquellos tiempos, y al menos diez milagros son los más conocidos que fueron realizados por San Antonio de Padua, aquí te contaremos algunos y como fueron que sucedieron. Debido a estos milagros es que hoy tantas personas confían en él.

Los grandes y poderosos milagros de San Antonio de Padua

Desde joven siempre fue un niño con una gran obediencia, por lo que un día el padre de San Antonio de Padua dijo a su hijo que debía salir, y que necesitaba que cuidara el campo de los gorriones, pues para este tiempo estos pájaros hacían muchos desastres. Mientras el niño se encontraba cuidando el campo sintió un gran deseo de ir a la iglesia a rezar.

Por lo que llamó a todos los gorriones y los encerró en una habitación, al llegar su padre y no ver a San Antonio de Padua enfureció, y fue en busca de su pequeño hijo al que pensaba reprender. El niño al ver a su padre le aseguró que los gorriones no había comido nada y que por el contrario se encontraban encerrados. Al abrir la puerta donde estaban, el padre se asombró de ver cómo su hijo había logrado encerrar a todos los gorriones.

Pasado el tiempo, un día San Antonio de Padua decidió ir a la orilla del mar y llamar a los peces a que acudieran a escuchar la palabra de Dios, ya que un grupo de personas en el pueblo le impedían que el diera la palabra al pueblo. Al acercarse al mar gritó: «Vengan y oigan la palabra de Dios, ustedes todos los peces del mar, ya que los pecadores del pueblo se han negado a escucharla.»

Cuando comenzó a hablar, todos los peces que se encontraban en el mar comenzaron a acercarse. Sacaron sus cabezas fuera de las aguas para poder escuchar la palabra de Dios que decir San Antonio de Padua. Esto causó un gran asombro en los pescadores y hasta en todos los herejes del pueblo. Por lo que cada una de las personas que presenció esto se arrodilló y oró a Dios.

Otro de los grandes milagros de San Antonio de Padua se dio en una pareja cuyo esposo era terriblemente celoso. Su mujer al quedar embarazada él juró que ella había sido infiel y que ese hijo no era de él.

El niño nació con un color de piel oscura lo que provocó que el padre asegurara que no era su hijo. Para el día de su bautizo San Antonio de Padua se presentó. Se acercó al pequeño con tan solo días de nacidos y le preguntó quién era su padre. Levantó su dedo hacia su padre, y con clara voz dijo “Él es mi padre”.

Confía en este santo y los milagros llegarán a tu vida

Fueron muchos los milagros que se conocieron de San Antonio de Padua, pues él había sido enviado a este mundo para mostrar a todos el gran poder de Dios y cómo a través de diferentes personas él era capaz de ayudar a cada una de las personas que aquí se encuentran.

Desde entonces la devoción por San Antonio de Padua es cada vez mayor. Cada día son más las personas que confían en lo poderoso que es este santo. Logró hacer hablar a un bebé recién nacido. Hizo que los peces del mar alabaran a Dios, y logró salir victorioso de las garras del demonio.

Confiar en él es creer que nuestro Dios es capaz de darles a sus hijos cada una de las cosas que necesitan para que su vida sea feliz y bendecida en cada uno de los días que se encuentren con vida en este mundo.