Saltar al contenido

¿Qué es la oración de acción de gracias? ¿Cuáles son sus beneficios?

31 agosto 2020
¿Qué es la oración de acción de gracias? ¿Cuáles son sus beneficios?

En muchas ocasiones solo pedimos a Dios para satisfacer nuestras necesidades materiales o espirituales; sin embargo, la oración de acción de gracias es una oportunidad para agradecer a Dios por toda su benevolencia en tiempos buenos y malos. Vamos a agrupar en tres grandes motivos por los cuales hacer una oración de acción de gracias.

La oración de acción de gracias

Los motivos por los cuales hacemos una oración para dar las gracias. Los podemos agrupar si se considera que:

1.- Dios lo hace y nos lo pide

En la Eucaristía, se encuentra la mayor acción de gracias de Jesús, ofrecida a Dios a través del pan y el vino. Por ambos alimentos dio gracias y pudieron comer sus discípulos.

Él comenzó con esta acción de gracias y se instituyó en la vida cristiana de los fieles creyentes, especialmente en la mesa de comer y en la misa. Conforme Dios da gracia, así faculta a sus apóstoles, para que a través de sus versículos conozcamos la oración de gracia.

Veamos lo que escribieron:

  • Filipenses 4:6-7: Nos dice que presentemos nuestras oraciones, ruegos y gracias a Dios sin temor alguno, ya que el Padre celestial conoce nuestras inquietudes y cuidará de nosotros en todo momento.
  • Tesalonicenses 5:18-23: Está escrito que debemos dar gracias a Dios en todo momento, pues así lo dispuso él para nosotros y como tal debe ser cumplido.
  • 1 Timoteo 2: 1-3: El discípulo de Pablo de Tarso, el buen líder y pastor Timoteo nos dejó escrito que se hagan oraciones rogativas y acción de gracias por todos los humanos, sean reyes o autoridades para vivir reposadamente y con honestidad, porque esto agrada a Dios.

2.- Porque la gratitud es poderosa

Ser agradecido a Dios en las buenas y malas nos hace percibir que sus designios son poderosos y justificados en todo momento, sin importar lo dolorosas que sean las circunstancias, debemos entender el propósito de Dios con nosotros.

Al vivir la gracia de Dios a pesar de las dificultades, podemos alabarlo y bendecirlo por su sabiduría, así en principio no entendamos sus designios, porque lo que viene después, será para la gloria del Padre eterno. En este sentido, encontramos versículos en la biblia que tratan el reforzamiento de la oración de acción de gracias.

Veamos algunos de ellos:

  • 1 Timoteo 4:4: El buen pastor escribió que todo lo que Dios creó es bueno, y orando se santifica. Por eso, lo que suceda en nuestras vidas debemos agradecerlo, ser humildes con lo que nos toque vivir, pues allí reside el poder de la oración de gracias.
  • Salmo 100:4-5: En este Libro nos recuerdan que debemos andar en oración, con alabanzas y bendiciones en el nombre de Dios, bien sea al entrar por las puertas o al andar por los atrios; pues Dios es un ser leal, fiel y misericordioso con todos los hombres y por todas las generaciones.
  • Corintios 4:14-16: Cuando leemos este versículo sabemos inmediatamente que la oración de acción de gracias traspasa la edad, dando paso a la renovación interna y permanente de nuestro espíritu, sin importar que el exterior envejezca o se degrade.

El exterior de la carne se marchita, pero el interior espiritual se vivifica. Por eso, la oración tiene poder.

3.- Porque al dar gracias, las recibes también

Lo que haces con desprendimiento y amor se retribuirá de la misma manera, y lo que pides por otro, también será para ti.

Algunos versículos de la biblia lo ejemplifican

  • Números 6:24-26: En este versículo pedimos que el Señor bendiga, guarde, mire con agrado y muestre su favor hacia otra persona. Es decir, pedimos por otra persona y al hacerlo con verdadero sentimiento se colma de paz nuestra alma y también será bendecida por Dios.
  • Salmo 28:7: Reconocer que Dios es nuestra fuerza, nos hace fuertes; de la misma manera que confiar en él nos dará la ayuda necesaria para combatir por las buenas obras, confiados en el poder de Dios.

La oración de acción de gracias

La oración de gracias nos beneficia desde que nacemos hasta que morimos. Todo el tránsito de vida terrenal, junto a familiares y amigos; así como las cosas que nos rodean y el desprendimiento de nuestra alma hacia otra dimensión divina deben ser agradecidos a Dios. Cuando hay reciprocidad entre Dios y sus creyentes, hay una oración de acción de gracias.