Saltar al contenido

Poderosa oración a Baha’i para niños ¡Enséñales a orar!

3 agosto 2020
Poderosa oración a Baha'i para niños ¡Enséñales a orar!

Hagamos una poderosa oración a Baha’i para niños ¡Enséñales a orar! Ciertamente debemos enseñar a nuestros pequeños a orar. No es ponerse a repetir como un loro y sin sentido las palabras que otra persona tuvo a bien escribir. Las personas deben tener su propia inspiración  para dirigirse al Creador.

Debemos enseñarles a nuestros hijos que existe una divinidad, es el mismo Dios de los cristianos. Con la diferencia de que Baha’i, no tiene semejanza alguna con nosotros los humanos. Es simplemente una fuerza superior, creadora y divina que no tiene un rostro, pero sí que tiene todo el poder capaz de regir al Universo.

Baha’i poderosa fuerza universal para los niños ¡Enséñales a Orar!

Ciertamente esta personificación sin rostro y con poca data de práctica. Se ha impuesto como una nueva manera de amar a Dios, solo que se le conoce con el nombre de Baha’i. Implora esta poderosa oración a Baha’i para niños ¡Enséñales a orar!

Baha’i, Oh poderosa energía Universal,

creador de todo lo visible y lo invisible.

 

Además protector

de todos los niños del mundo

y de todo cuanto habita en esta Tierra

creada por ti, de todo lo material y también

de lo que no tiene materia.

 

De todo lo que se mueve

y también de todo lo inanimado.

 

A ti, oh poderosa potencia de energía

que todo lo puedes,

encomiendo el cuidado de mis niños,

la protección de mi hogar y de toda mi familia.

 

Oh deidad Divina y Omnipotente,

te ruego en esta oración inédita,

de mi propia inspiración,

que no abandones nunca

los pasos de mis pequeñitos.

 

Te pido por mis hijos

y por todos los niños de la Tierra,

sabes que en sus manos

está el futuro del planeta

y que ellos serán los dirigentes de mañana.

 

Ilumínalos, haz que se preparen bien

para gobernar la tierra

por los caminos correctos.

 

Que se aparten de todos los intereses

que sean egoístas

y lleven a la humanidad

por el camino de la destrucción.

 

Ayúdanos oh poderoso Baha’i

para que todos los niños del mundo

sean grandes hombres

y grandes mujeres del mañana.

 

Tú que todo lo puedes, que amas la naturaleza

porque es tu propia creación,

oh divina deidad,

fuente de energía y de poder,

rector de todo el universo.

Ahora, ya, haz el milagro

que te imploramos

nosotros los mortales para que todos

los niños del Universo entero

sean bien educados en la fe de una creencia en ti.

 

Y que sepan todos de una vez por todas,

que Dios como tal

 no tiene un rostro que se semeje

en lo absoluto a cosa o a persona alguna.

 

Que Dios es la fuerza misma de todo lo creado

y que habita en cada uno de nosotros en la medida

que nosotros lo conceptualicemos

y le demos cabida en nuestros corazones.

 

Tus seguidores nos conocemos como Bahais

 y estamos asociados al judaísmo

y al cristianismo, por tanto no es que somos

nada extraño ni nuevo,

solo somos un nuevo concepto de amarte a ti.

 

Dios de todos los tiempos,

sempiterno y misericordioso.

Es por esto que te pedimos hoy

por la protección de nuestros niños en la Tierra.

 

Y que los conduzcas por los mejores caminos

para que ellos también lleguen a conocerte,

a amarte y a orar cuando se dirijan a ti,

con sus propias palabras

de alabanza y de reconocimiento.

 

Envíanos tu bendición,

que nosotros aquí en la Tierra habitada

 la recibimos con alegría y con humildad,

para nosotros los grandes

y también para todos los pequeñuelos.

 

Amén.

Baha’i, es un concepto nuevo de amar al creador del Universo

Poderosa oración a Baha’i para niños ¡Enséñales a orar! Los seguidores de esta corriente que data de 1844 y solo hasta 1963, no se había consolidado. Ha llegado a su etapa culminante con varios  templos y su fe se está extendiendo muy rápidamente. Dando así paso a un nuevo concepto religioso, pero con un mismo y único Dios Todopoderoso y Universal.

Al Dios, a quienes ya todos conocemos con diferentes nombres como Alá, Yahvé, Jehová, o simplemente Dios que es solo un título. Le han atribuido deferentes nombres según la religión de donde se origine, pero lo importante es que Él sigue siendo el mismo. Esto se podría comparar con el culto a María y sus miles de advocaciones.