Saltar al contenido

Oraciones importantes Baha’i para hacer el ayuno ¡Correctamente!

3 agosto 2020
Oraciones importantes Baha'i para hacer el ayuno ¡Correctamente!

La fe tuvo su origen con la revelación de dos ángeles, el Báb y Bahá’u’lláh. Actualmente, los fundamentos de sus escrituras se basan en las enseñanzas dadas por Bahá’u’lláh para perpetuar su palabra luego de su fallecimiento. Estableciéndose así una línea de sucesión del conocimiento divino. Por ello te invitamos a entablar una relación con Dios mediante las Oraciones importantes Baha’i para hacer el ayuno ¡Correctamente!

La fe Baha’i tiene tres principios centrales, Dios es uno solo, la humanidad es una sola, la religión de Dios es una sola con muchas y sucesivas revelaciones. Además, el ayuno Baha’is ocupa una posición prominente en la estructura de su religiosidad.

Oraciones importantes para hacer ayuno Baha’i

El ayuno en la cultura Baha’i posee una importancia capital. Este debe estar acompañado de Oraciones importantes Baha’i para hacer el ayuno ¡Correctamente! dentro de todos sus rituales. Los miembros de la religión Baha’i comienzan su ayuno a la edad de once años hasta que tienen cuarenta y dos años.

Recibe estos versículos divinos

y permíteme acercarme a ti Dios para entonarlos,

para que sus dulces melodías trasciendan mi alma,

llamando a los corazones humanos.

 

También para que se pronuncien perennemente

en la intimidad de mi morada,

y que los ángeles propagadores del Señor divulguen

por todos los confines la fragancia divina.

 

Porque cuyas palabras

son oriundas de su boca y capaces de conmover

los corazones de los hombres más justos.

 

Por favor limpia mis pecados,

para entrar en el refugio de tu amor.

¡Oh mi dulce Dios!

Inspiras a mi alma para que

eleve mis palabras hacia ti.

 

Por eso te invoco: Alabado y glorificado.

Asimismo no ceses en demostrarme

el sendero de tu amor

¡Oh tu, bondadoso Señor!,

dame fuerza y comprensión

en este ayuno venturoso.

 

Además este ayuno, permite que mi servicio

en el sendero de tu amor,

se convierta en un esfuerzo

que hago en tu nombre.

 

Igualmente que durante este ayuno

se fortalezca mi fe y mi amor,

para transitar por tus sendas

y para ser decidido en tu causa.

 

Confiere tu divinidad para blindarme del egoísmo,

pues tu eres todo poder y bondad.

 

¡Oh Señor!, también eres sinónimo de verdad y vida,

de la luz más clara del manantial

que irradia tu infinita sabiduría

y de las estrellas que rigen el cosmos divino.

 

Además, en este ayuno

reconozco tu poder y tu omnipotencia.

Creador de la humanidad, del linaje de los hombres,

y también poderoso entre los hombres,

¡te alabamos Señor!

 

Porque tú has promulgado

que todos venimos de un mismo ser.

Y durante este ayuno, ¡oh mi Señor!

Acudo ante tu presencia para que me santifiques.

 

En nuestro ayuno,

acudo a recibir los alimentos celestiales,

esplendidos alimentos del alma.

Oraciones importantes Baha'i para hacer el ayuno ¡Correctamente!

¡Oh Señor! Que unes y das vida al mundo,

permite que las naciones sean una sola,

que nos veamos todos como una gran hermandad,

y que toda la humanidad

toquemos en un solo son, al son de tu música.

 

Que vivamos todos en completa concordia.

¡Te alabamos oh Señor! Soy tu siervo herido,

herido de tu amor, tu cervatillo vulnerado

pidiendo misericordia, rogando por tu bondad.

 

Durante este ayuno te pido misericordia.

 

¡Te imploro! Para que abras mis puertas, mis dadivas,

te imploro que infundas bondad a mis actos,

poseedor de mis atributos y talentos,

poseedor de mis actos y poseedor de mis alabanzas.

 

Finalmente en este ayuno dame tu bendición.

Porque ayuno para que con el velo de mis ojos

rasgue los cielos y desciendan sobre mí

todas tus bendiciones

que imploran el poder de tus fuerzas.

 

Por ello, que este ayuno embelese mi alma,

purificando mis deseos en anhelo.

Así sea el bien para este mundo y el venidero,

todo glorioso excita tu nombre en mi lengua.

 

Amén.

¿Cómo dirigirnos a Bahá’u’lláh durante el ayuno?

Los que tienen la buena voluntad de hacer el ayuno deben sellar su boca solo para guardarla a Dios. Que sus palabras de ayuno sean la bendición que abra la faz de los cielos para que estas sean escuchadas por el Altísimo Señor.

El ayuno es según el Báb, abstención del amor y necesidad mortal para guardarnos a la divinidad. La aceptación del ayuno es una elección divina. El ayuno es una obligación Baha’i de carácter individual. Por eso debemos pedir a Bahá’u’lláh nuestra firmeza y entereza en la decisión personal de la alimentación divina.