Hermosa oración de guerra espiritual para matrimonios y familias

Hermosa oracion de guerra espiritual para matrimonios y familias

Hoy en d√≠a vivimos tiempos dif√≠ciles, tiempos donde la tecnolog√≠a y las modas han conseguido posicionarse dentro de nuestras familias, es por eso que debemos darle a Dios el lugar que √Čl merece como centro de nuestro hogar, y as√≠ √Čl nos gu√≠e en cada paso que demos.

√ćndice()
  1. Oración por las familias y matrimonios del mundo
  2. Colocar a Dios como centro de hogar

Oración por las familias y matrimonios del mundo

Existen interesantes versículos sobre el matrimonio y la familia, y es allí donde aprendemos los valores más importantes para enfrentarnos al mundo, por eso, si no es Dios quien nos guía en este camino, nuestras familias podrían fallar en este rol tan importante.

Amado Dios, en este momento vengo hasta ti,

para darte gracias, por tus bendiciones.

Agradecidos porque eres un Dios justo, que

permanece fiel, aunque nosotros somos infieles.

 

Agradezco, por tanto amor y misericordia.

T√ļ renuevas nuestras fuerzas cada ma√Īana

y nos haces resplandecer. Gracias por tus bendiciones

infinitas en todos estos a√Īos.

 

Padre, te pido que perdones mis ofensas,

esas transgresiones que hacemos a diario

que nos aleja de tu presencia. Ay√ļdanos a poder

serte fiel y servirte así como lo haces con nosotros

todas las horas del transcurso de los días.

 

En este momento, vengo ante ti

a pedirte por cada una de las familias,

por cada matrimonio del mundo.

Que tomes el control de cada hogar

y obrando en cada una de los corazones.

 

Sabes mejor que nadie los tiempos

en los que estamos viviendo. tiempos de discordia,

de guerra, donde la tecnología ha invadido

cada hogar ocupado un lugar importante, y separando

el amor de las personas.

 

Se han perdido muchos valores.

La honestidad ya es escasa en las personas,

compartir en la familia, se torna incómodo para

muchos jóvenes.

 

Por eso yo te pido, toca los corazones

de cada uno de ellos, para que se adapten

de forma positiva, a los cambios de la nueva era.

 

Padre, haz tu obra en las familias,

matrimonio, sin importar la edad que tengan.

Dales la sabiduría para afrontar cualquier dificultad,

de manera sabia, con astucia, justicia, que no

sea de maldad para ninguno de sus hermanos.

 

Coloca en sus corazones el sentir

de volver a reencontrarse con ellos mismos.

Que esas personas vuelvan a los tiempos de

compartir en familia, donde puedan conversar

sin discutir, pelear o molestarse por el ego.

Que tomes el control de cada hogar y obrando en cada una de los corazones

En esta época muchas familias y matrimonios,

se separan, aun viviendo juntos. Cada quien

en su celular o en su mundo, sin tener en cuenta

lo valioso que son las personas a su alrededor, te pido

que les abras los ojos, por favor.

 

No permitas que sean unos extra√Īos

en sus propias casas, que celebren la cena y

los almuerzos en un ambiente familiar.

De lo contrario, los matrimonios y familias,

estarán vacíos, sin lazos de unión.

 

Yo te pido que tomes el control de cada hogar,

que los esposos puedan amar a sus esposas, como

lo dices en tu palabra. Que se amen como Cristo amo

a la iglesia, dales la sabiduría a mi pareja y a todas,

para no caer en la tentación de la fornicación.

 

Otorga a cada matrimonio la calma.

Que las esposas no sean como gotas de agua

constantes en la cabeza del esposo. Que el hombre

ame y aprecie a su acompa√Īante de por vida.

 

Padre, te pido que todo matrimonio pueda

formar un equipo, donde sus proyectos sean

de bendición para sus labores de trabajo. Y

que no tengan ninguna

dificultad para tener hijos o sustentarlos.

 

Te pido que bendigas cada miembro

de las familias, las que est√°n ya establecidas,

y las nuevas que se forman con cada matrimonio.

Que sus hijos sean de alegría

para el corazón de todos.

 

Gracias por escuchar mi oraci√≥n, Se√Īor,

sé que escuchas mi llamado,

te pido todo esto en el nombre de Jes√ļs.

 

Amén.

Colocar a Dios como centro de hogar

Muy sencillo, solo debes pedirle que sea El quién tome el control de tu familia o matrimonio, pero ten en cuenta de que no solo es pedírselo, también es permitírselo y aceptar su voluntad, aunque muchas veces no la entendamos.

Subir