Saltar al contenido

Oración de guerra espiritual por nuestros hijos en 3 etapas

28 julio 2020
Oración de guerra espiritual por nuestros hijos en 3 etapas

De seguro nunca habías escuchado sobre esto en tu vida, pero si la guerra espiritual existe y más para nuestros hijos, que en la adolescencia no se apegan al amor de Dios Padre, es allí donde esta oración llena de amor sirve para combatir esto y mucho más.

Nuestro Redentor es bueno y en parte funciona con un plan, proceso o estrategia que permite que cada uno este libre de peligro. Explicando esto a detalle, te invito a combatir los demonios, lo cual no favorecen para nada a nuestras vidas y mucho menos la de nuestros pequeños.

Oración para prevenir la guerra espiritual de nuestros hijos

Cubrir bajo un manto sagrado a nuestros hijos, es lo más maravilloso que nos llenara de alegría y felicidad. Por eso, la conexión con el Todopoderoso es necesario y aquí en esta breve plegaria te darás cuenta la importancia de ese lazo:

Querido Rey Celestial,

hoy vengo a pedirte un enorme favor,

 que será positivo principalmente para mi pequeño.

 

Así como lo notas,

está en una etapa en que no sabe que decidir.

Piensa que puede estar perdido en la vida.

 

 Yo personalmente pienso que solo esta,

 en la mitad de su proceso.

Asimilando muy bien su recorrido,

mi hijo ha seguido buenos pasos.

 

Pero como todo ser humano,

entra en duda que no puede

encontrar aún su pasión

y propósito de vida.

 

Algo bastante triste, que

personalmente yo lo aliento

y lo motivo.

 

Cada joven, hasta una persona

adulta pasa por esto.

De igual forma, también

tenemos nuestros demonios.

 

Cosas que los jóvenes no notan,

porque siempre estamos bajo una coraza,

no obstante, nosotros también pasamos,

 por momentos delicados.

Yo en lo personal, lo asumo.

 

Tal como él, en mis tiempos me sentía igual.

Mis padres no me entendían completamente,

la verdad no quiero que pase por lo mismo.

 

Estar así, sin algo porque luchar,

 o intentar es muy complicado.

 

Ciertamente, le estoy dando tiempo,

 que analice su siguiente paso,

no lo quiero apresurar.

 

Después si toma una decisión

y no es la correcta,

tampoco se lo perdonará.

Este tipo de guerras espirituales,

son muy comunes en nuestros hijos.

 

Dios ilumínalo en todo momento,

 muéstrales sus talentos y lo que puede hacer.

Mientras encuentra su propósito,

 ya que él piensa que pierde tiempo.

 

Aunque puede ser cierto,

aún es joven y le queda mucho por recorrer.

Eso es algo que los jóvenes no entienden

y tienen a su poder en todo momento.

 

Mi pareja y yo, lo vamos a apoyar

en cualquier decisión.

Queremos darle, lo que nosotros

quizás alguna vez nos faltó.

 

En vez de ponerlo a sufrir,

la verdad ahora la calle esta más difícil.

Él tiene que aprender por cuenta propia,

lo que es ganarse el dinero.

 

No todo es al azar,

 las personas piensan que el juego de la vida es así.

 

Por otra parte, observo que muchos padres,

 por la presión de obligarlo a algo,

los hijos son fracasados o infelices en el futuro.

Hemos tomado esta decisión,

porque su felicidad es nuestra motivación.

Sin embargo, necesitamos de tu ayuda.

 

Por otro lado, tú eres el líder,

 sabes muy bien cual es su camino

y te pido que no lo abandones en ningún momento.

 

Él merece tu apoyo,

merece tu compasión y sobre todo tu amor.

 

Padre Mío,

cuida de mi hijo, así como has cuidado de mí.

Cristo Redentor, cúbrelo con tu sabiduría.

 

Al principio, él estará así,

pero sé que, con su talento,

 él logrará muchas cosas favorables para su vida.

 

Creo que hemos realizado un buen trabajo base,

 eso nos llena de orgullo,

también para seguir en este camino

hoy, mañana y siempre.

 

Amén.

¿Qué son las guerras espirituales?

En los hijos son conflictos que ellos mismo piensan que nunca se van a acabar, desde entonces, como padre debemos actuar y usar la armadura de Dios para guiarlo por el camino correcto. Usa el rezo para confiar y creer en Dios en cada momento.

No olvides que la adolescencia es dura y son 3 etapas que se deben manejar de la mejor forma, las cuales son; niño, adolescente y joven. Ayúdalo con esta oración a enfrentar la guerra espiritual que tienen internamente tus pequeños hijos.